analisis-assassins-creed-iv-black-flag

¿Alguna vez soñaste con ser un pirata? Surcar los mares en tu navío, en busca de cuantiosos tesoros y de aventuras sin igual. Entablar combate con otros barcos, derrotarlos y abordarlos.

Si alguna vez te paso cerrar los ojos y verte a vos mismo vestido de pirata, hasta con el loro al hombro, ahora Ubisoft te de la posibilidad de cumplir ese sueño. Y qué mejor que hacerlo a través del animus ¿no?

A pesar de haberse ganado el mote de ser el peor de la saga, Assassins creed 3 para mí no fue un mal juego. Creo que el gran problema fue su personaje principal, Connor, el cual no generaba mucha empatía, a decir verdad. Encima le tocaba competir con nada más ni nada menos que el gran Ezio Auditore, personaje carismático si los hay.

A tal punto llego la cosa, que a muchos (yo incluido) les genero mas empatía Haytham Kenway, justamente el antagonista de la historia.

Pero un gran merito de ACIII fue la introducción de una nueva mecánica de juego en la saga, cosa que no pasaba desde aquella maravilla llamada Assassins creed II (que Dios lo tenga en la gloria, Mentore). Estoy hablando de las batallas navales.

Las misiones con la Aquila fueron casi en su totalidad secundarias y a mi entender, pocas. y aun así, creo que fueron el fuerte de ACIII.

Mucha gente quedo con ganas de mas misiones de barco, más que nada por la frescura que estas misiones aportaban a la saga.

Assassins-Creed-4

Lo bueno fue que al poco tiempo nos enteramos de ACIV: Black flag, un juego cuyo protagonista, Edward Kenway sería un pirata en busca de riquezas en las indias occidentales, y nada más ni nada menos que el abuelo de Connor. Creo que en ese momento todos pensamos lo mismo: “espero que lo antipático y amargo de Connor le venga del lado de la madre” jaja.

Y ahora sí, lo que en su antecesor había sido solo una parte del juego, en esta entrega seria el corazón del mismo, proporcionándonos decenas de horas de batallas navales y navegación en mar abierto. Oh si, al fin voy a ser un pirata.

Al igual que las demás entregas, ACIV: Black flag introduce personajes históricos en su narrativa, como el pirata Edward “Barba negra” Teach, y también locaciones características de la época. En este caso tres serán las ciudades más importantes de la historia: La Habana (Cuba), Kingston (Jamaica) y Nasau (Bahamas).

Pero además de estas locaciones, tendremos cientos de pequeñas islas, naufragios y fuertes para investigar y explorar. El juego es por lejos, el más grande de todos los AC hasta la fecha.

Y esta vez, para movernos entre ciudades e islas tendremos nuestro navío, El Jackdaw. Para los que no lo saben, jackdaw es un ave que en español se la conoce como grajilla.

actitulo1

Pero la cosa no termina ahí, también tendremos misiones en las que podremos pescar con arpón, misiones donde exploraremos naufragios mediante la campana de buceo y contratos navales, que son similares a los contratos de asesinato, pero con el Jackdaw (muy recomendable hacerlos, para poder ganar dinero).

Para poder habilitar todos estas misiones, primero deberemos obtener el control de la zona en cuestión, y para ello necesitamos hacernos con el control del fuerte que vigila dicha zona. Esta sea tal vez una de las cosas más divertidas que haremos arriba del Jackdaw.

Por último, y si nuestra nave está equipada y estamos bien entrenados en las artes de las batallas navales, tendremos la posibilidad de enfrentar a los “súper barcos”. Son navíos de guerra extremadamente difíciles de derrotar. Requieren de mucha destreza y paciencia, pero nada más reconfortante que hundirlos, y ganar el premio, que está acorde a las exigencias.

actitulo2

actitulo3

Algunas novedades fueron introducidas, que tienen que ver con el mundo pirata, tales como encontrar mapas, que nos llevaran a jugosos tesoros, encontrar mensajes en botellas, que nos irán narrando fragmentos de la historia y también frecuentar bares, que primero tendremos que liberar de los matones que lo frecuentan, para que el cantinero nos tome cariño y así  obtener información que nos será de gran ayuda a la hora de piratear, reclutar tripulación y poder jugar algunos juegos de mesa, como pasaba en ACIII.

Otra de las novedades que nos brinda esta entrega, es la posibilidad de hacer desplazamientos directos entre las atalayas que hayamos sincronizado, lo cual está muy bueno.

Quien haya jugado ACIII recordará que en las ciudades debíamos recolectar partes de un almanaque, las cuales eran algo escurridizas, bueno aquí ese papel lo toman las salomas, que no son otra cosa que canciones de marineros. Pero lo bueno de esto es que a medida que las vayamos recolectando, nuestra tripulación las podrá cantar, además de que podemos ver las letras traducidas en nuestra base de datos.

Como pasaba en ACII con la villa Auditore, y la hacienda Davenport en ACIII aquí tendremos una locación que hará las veces de guarida, la isla de Gran Inagua.

Como ocurría en las anteriores entregas, es allí donde tendremos todos los trofeos de nuestros logros.

Podremos mejorarla, con bares, burdeles, almacenes, financiar la reunión de los borrachines ( que luego se sumarán a nuestra tripulación), y mejorar el astillero, donde podremos reparar el Jackdaw, entre muchas otras cosas.

actitulo4

actitulo5actitulo6

A nivel sonoro el juego es también digno de admiración, con unas composiciones magistrales que realmente nos meten en el mundo pirata y unos efectos sonoros sólidos como los bíceps de Hulk.

También hay que hacer otra mención a la traducción al español, que es excelente en todo sentido.

Para resumirlo en una palabra, el juego es HERMOSO.

Lamentablemente, esa hermosura tiene su precio, y créanme que no es barato.

assassins_creed_4-2390175

actitulo7

uno de los productores del juego, cuando hizo alusión a que no es necesario optimizar los juegos para PC ya que “si a un usuario el juego no le corre lo suficientemente rápido solo tiene que comprar una tarjeta gráfica más potente”

Realmente como usuario de PC me parece un paso en falso ya que con una buena optimización el juego le brindaría la posibilidad a mayor cantidad de jugadores de disfrutar el mismo como fue pensado en las mentes de sus creadores. Nada más lindo que ver al Caribe con todo su esplendor.

Debo decir que con un procesador Core i7, una placa de video GeForce GTX670 y 8GB de RAM, el juego corre de forma decente, con sus detalles casi al máximo, pero con una configuración de Antialiasing pobre (FXAA).

El principal problema se presenta en la implementación de la sincronización vertical, la cual si el juego cae por debajo de los 60 fps nos llevará directo a los 30 fps, sin paradas intermedias, lo cual lo hace prácticamente injugable.

La solución, sin embargo, es bastante sencilla. Desactivamos la sincronización vertical, y luego con una aplicación externa llamada D3DOverrider, que viene con el programa Riva Tuner, podremos mitigar bastante el inconveniente. Aun así, tendremos algún que otro tironcito, producto de las cargas en “background”(el juego es gigante) si utilizamos un disco mecánico.

Este juego demanda un disco de estado sólido, es así, bienvenidos a la “next-gen”.

Siguiendo con los aspectos negativos, el juego cuenta con demasiados bugs. Algunos son graciosos y pasarán inadvertidos, pero otros no, y harán que muchas veces el juego se trabe y tengamos que reiniciar el recuerdo para poder avanzar.

Y si los bugs no eran lo suficientemente molestos, tenemos los controles. Los mas imprecisos que he visto en un juego y que muchas veces nos llevarán a hacer acciones que no queríamos, seguido de su improperio correspondiente. Esto es algo recurrente en toda la saga y realmente necesita un cambio.
actitulo8
maxresdefault

actitulo9

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…