analisis-guild-of-dungeoneering

De la mano de Gambrinous, un estudio que desarrolla juegos indie con locación en Irlanda, llega Guild of Dungeoneering, un juego bastante inusual que mezcla la modalidad de juego de rol con un sistema de juego de cartas para la batalla. Cuenta con una estética que a primera vista puede parecer demasiado sencilla, pero que a medida que nos adentramos en el juego nos parecerá muy amigable e incluso algo nostálgica ya que parecen dibujos en papel.

Cuando comencé con este juego mi primera idea fue que debería controlar un personaje a lo largo de una serie de escenarios que me contarían su historia. Estaba equivocada. Los personajes son muchos y lo que desarrollamos no es su historia sino los dungeons o calabozos – creando habitaciones, pasillos, colocando contrincantes y recompensas para estos variados héroes – que serán escenario de las diferentes batallas.

Los enfrentamientos se dan por medio de un sistema de juego de cartas. En cada turno se podrán seleccionar un máximo de tres cartas del mazo que tenemos. Estas pueden ser habitaciones, pasillos, recompensas o variados enemigos a derrotar –desde ratas hasta minotauros- que debemos colocar estratégicamente en el espacio del mapa para cumplir con el objetivo de cada dungeon.

2015-08-09_00001A medida que derrotamos enemigos adquirimos cartas con distintas habilidades ya sea daño físico, mágico de defensa, oro y equipamiento para el héroe de turno. Cabe destacar que estos pequeños luchadores gozan de un “ poder decisión” que no nos asegura que nuestras estrategias siempre resulten como lo pensamos, lo que hace al juego mucho mas interesante. Todo el oro que recolectemos nos servirá para, una vez superado el objetivo, volver a nuestra base y expandir nuestra propia mazmorra con habitaciones y personajes para ocuparlas.

2015-08-09_00006
Los enfrentamientos aumentan su dificultad a medida que derrotamos enemigos dentro del mismo mapa y a medida que avanzamos en el juego sin embargo salvo en excepciones escasas, siempre sabremos que acción tomara el enemigo por lo cual se hace fácil saber que carta jugar -siempre que el azar este de nuestro lado y salga a nuestra mano-. Aunque el equipamiento que conseguimos para los luchadores solo es útil durante el tiempo que nos encontremos dentro de la misión, las cartas que conseguimos se agregan a nuestro maso y podremos utilizarlas con cualquiera de los personajes que luchen.

– Estética: Definitivamente es el punto fuerte del juego. De la mano de Fred Mangan -ilustrador- los zombies y minotauros que recordamos como horribles monstruos se tornan tiernos e incluso graciosos. El diseño de los héroes y accesorios también es muy simpático y sencillo, lo que hace que no nos distraigamos de lo importante. Al final y al cabo es un juego de estrategia con cartas.

– Música: Va de la mano con la estética sencilla y adorable. Es muy tranquila y no se vuelve repetitiva aunque la escuchemos por horas. Los personajes no hablan se comunican por cuadros de diálogos, pero tienen pequeños sonidos cuando los molestamos con el mouse, ganan o pierden una pelea.

– Los personajes mueren: Cada vez que perdemos una pelea nuestro luchador muere. No tenemos que preocuparnos ya que otro ocupara su lugar al instante. ¡Pero hay un detalle que tiene el juego es que no nos permite olvidar a los caídos! Dentro de nuestro calabozo tenemos un cementerio con las lapidas de todos aquellos que pasaron a mejor vida.

2015-08-09_00005

The Guild of Dungeoneering es un juego que al principio puede parecer sencillo en exceso, pero termina resultando atrapante y nos lleva a jugar por horas con estos simpáticos personajes y sus cartas. Tal vez por esto no debería sosprender su . No presenta mayores dificultades para superar escenarios y puede terminarse en pocotiempo, sin embargo parece ser uno de esos juegos que no recordaremos mas que por prestarnos algunas horas de entretenimiento.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…