analisis-hatred

Después de haber causado polémica en todos lados,  Hatred sale a la venta en Steam siendo el único juego que esta plataforma ofrece bajo el ESRB “Adults Only (18+)”

Hatred en vez de dormir, comer e ir al baño lo único que tenemos que hacer es matar. Matamos civiles para pasar niveles, matamos policías para conseguir armas, matamos unidades especiales para conseguir armas mejores y realizamos ejecuciones para restablecer nuestra salud. En un principio suena super divertido, pero a la hora de la práctica esto se vuelve muy repetitivo y monótono.

Hatred es repetitivo en muchos sentidos pero sobre todo en su modo historia que es por niveles y todos sus niveles son Al empezar los escenarios nos deberemos encargar de matar cierto número de civiles, hasta que aparezcan las fuerzas especiales como los militares o SWAT a quienes deberemos asesinar para luego escapar muy cobardemente.

Hatred viene con muchos errores que provocan una baja en la tasa de Frames per Second y algunas rupturas en las físicas de los objetos como autos y árboles.

Hatred es muy oscuro. Tan oscuro que cuesta distinguir los objetos en esta masa de distintas gamas de grises donde lo único que destaca es el color rojo de la sangre y el filtro granulado de película vieja que tanto odiamos cuando no está bien logrado.

Hatred pierde el factor de diversión que un juego violento puede darnos a los pocos minutos de empezar a jugarlo, en gran parte debido a lo repetitivo.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…