analisis-hyrule-warriors-el-nuevo-formato-para-link

Link reaparece nuevamente y no es su formato habitual sino en un nuevo estilo de juego que Nintendo intenta implantar en nuestro querida Wii U. Con un nuevo e interesante sistema de combate que presenta variables y combinación a doquier, si bien este es una copia al sistema de

La variedad de personajes utilizables que se nos presenta Hyrule Warriors es increíble, con un total de 15 personajes a partir del último parche el cual nos presenta a :

Sin títu222loSS-1

Además del todo el repertorio que iremos completando y desbloqueando a medida que avancemos en la historia:

Sin títu222lo-1











BzhlN12CIAAKUTP.jpg large

BzhczpSCUAEb3-3.jpg large

El enfoque principal del juego es el sistema de pelea, este aspecto sera el principal y mas desarrollado, ya que este sera el modo principal (sino único) que utilizaremos. Sorteando diferentes escenarios, cada uno se compone por diferentes niveles para poner a prueba cierto nivel de estrategia para ir conquistando y tomando fortines del mapa y mantener a nuestro aliados con vida, aunque esa condición únicamente se aplica en el nivel de dificultad (que se desbloquea luego de terminar el juego), ya que es sino es excesivamente fácil, tal vez hasta abusiva-mente fácil, a tal modo que durante todas mis partidas fue imposible que el enemigo me mate. Esto fue la catapulta que derrumbo todo gusto por el juego, principalmente porque cuando uno arranca un juego de este tipo espera el reto, la dificultad de poder realizar su aventura pasando obstáculos y cumpliendo misiones con diferentes combinaciones de enemigos. Pues bien, a simple vista Hyrule Warriors nos propone correr de una punta a otra del mapa eliminando hordas y hordas de enemigos de manera que podamos llegar a dos objetivos, defender nuestros campamentos o derrotar a cual boss la historia nos ponga delante. Pero recalco, con una simple combinación de poderes y la repetición hasta el cansancio venceremos sin ninguna dificultad a esta IA súper muerta que nos intenta frenar en nuestro intento por avanzar en la historia.

El único momento de realización que sentí, fue al enfrentar a los bosses de algunos niveles, los cuales presentaron una lucha interesante y en las cuales sentí que tenia que presentar una estrategia (más aún en la dificultad más alta de Héroe), si bien los primeros requerían que utilizara (O CASUALIDAD) el ítem que había obtenido en ese mismo nivel para poder realizar un gran porcentaje de daño, los otros requerían que la combinación de ataques y poderes se realicen de manera correcta y eficaz en los momentos indicados. Pero dejando esto último de lado nuestros enemigos no reaccionan, no elaboran una estrategia, ni disparan un poder para contrarrestar nuestra abrumadora fuerza, simplemente caminan o se desplazan esperando nuestros golpes y poderes. Lo mismo sucede con nuestros aliados, que si bien uno tal vez no puede pretender que todos y todo este en movimiento continuo, pasamos muchas veces por aliados y enemigos que se mantiene congelados mirándose en un eterno camino a la nada.

A pesar de este golpe abrumador que me dio el juego, algo que si es de destacar, es la forma de eliminar cientos y cientos de enemigos, ya sea acertando diferentes movimientos con nuestro personaje o limpiando el escenario completamente con un ataque definitivo, un complemento bien logrado y que se ve muy bien, cientos de enemigos cayendo, chocando y muriendo sin que tengamos bajas de FPS o cuelgues de la pantalla.

wiz-3 wiz-2  vol-1 vol-2

Sumado a esto, el conjunto de poderes, ataques y armas que tenemos al alcance es más que suficiente para no aburrirnos por un buen rato si obviamos la inteligencia artificial del enemigo y nuestros aliados. Ya que este repertorio tan extenso de personificación y variables queda totalmente opacada y aclaro que todo el juego queda así por este sistema de IA y dificultad de cuarta que decidieron implementar en el juego.

Bzha2aoCQAAbEP6.jpg large ByzSouxIYAAIyaz.jpg large

Los modos de juego presentados se dividen en

Si bien presentan diferentes cualidad (medias obvias), el modo Aventura es el más original, aunque no podremos escapar a repetir una y otra vez el sistema de combate, éste nos permite subir a nuestros personajes de nivel, conseguir items especiales y agregados bajo la condición de ir realizando misiones especiales, a contra-reloj o cumpliendo ciertos objetivos antes que otros.

Todo desarrollado en un tablero con moda 8-bits para analizar e ir completando. A la vez tendremos diferentes elementos que podremos ir utilizando para tener diferentes ventajas y utilidades sobre el mapa.
Bze7XO0CAAAP1b-.jpg large

Contamos también con el modo co-op, el cual es , una lastima ya que un modo de esta magnitud podría ser más que interesante y abriendo el abanico de poder jugar con un montón de personas. El juego pueda resultar más atractivo de jugar, ya que podremos realizar estrategias y machacar el mapa completamente de manera mas rápida y eficaz. En mi caso particular, esto no tuvo buen resultado, ya que si bien eramos dos en una misma pantalla (no dividida), el juego seguía siendo monótono en el modo de conquista y pelea, y la cámara más que ayudar, interponía los ángulos y nos dejaba con la vista atravesando personajes, paredes y demás objetos. Pero creo que es un buen agregado, capas desde otra perspectiva pueda llegar a atrapar y mantener el frenético combate de enemigos.

BzhgQDOCAAAQNVY.jpg large

Un apartado el cual voy a destacar es el sistema de sonido. Realmente impresionante, con todo el repertorio de la mejor música característica de los Zelda, más algunos remix con la  época de 8-bit, todos de una manera que se pueda disfrutar en todo momento, ya que tenemos la opción de elegir la música que más nos guste antes de arrancar nuestros combates o también tenemos apartado un sistema para elegir y reproducir todo el repertorio disponible del juego. La de cada batalla en especial, y también para la personificación de cada combate a nuestro gusto y semejanza. Contamos también con un gran trabajo de diferentes sonidos ya comunes en la serie, como cuando cumplimos una misión, abrimos un cofre o logramos derrotar a un jefe de área o boss.

Otro apartado es el sistema pulido de escenarios que realizaron en el juego. Ambientes desde largas praderas a extenuantes desiertos, todos personalizados y llenos de colores. Cabe destacar el nivel del palacio de la hechicera oscura, una mansión inmensa llena de largos pasillos y escalofriantes estructuras. Rodeada por un espeso jardín de rosas, llena de retratos y esculturas de los diferentes Link de las franquicias de Zelda, todo una obra de arte.

El nivel visual de todo los ataques, poderes y habilidades también es de remarcar. En muchos momentos me encontraba con similitudes al nivel artístico que tiene algunos de los Naruto Shippuden de última generación. Muy coloridos y llenos de vida, se nota el trabajo realizado particularmente en cada uno de los personajes.

Voy a hacer este pequeño párrafo final dedicado a la avivada que esta implementando ahora Nintendo (seguramente más adelante haga algo más extenso). Estaba mirando el “contenido extra” de Hyrule Warriors y veo un archivo de menos de 2 MB que me quieren cobrar (y me van a cobrar, porque quiero jugarlo) a 20 DOLARES. Osea, la gran N se sube al tren esa de tener contenido bloqueado dentro del juego que yo ya pague. Por lo tanto este contenido se encuentra en nuestro DVD, pero esta bloqueado hasta que nosotros decidamos pagar. No obstante todo el contenido va a estar divido en diferentes fechas implementando nuevas misiones y algunas horas extras de juego.

BzN2SQ5CUAEROLY.jpg large

Llegando al final creo que es complicado intentar recomendar el juego, por cuestiones económicas que atraviesa este país, capas podamos dejarlo para más adelante hasta algún descuento.

No es un juego que requiera tenerlo inmediatamente, si bien funciona perfectamente como Fan-service de Zelda, realmente falla en varios puntos con su sistema de IA y dificultad baja para completar el juego. Tiene aspecto muy altos, bien realizados, como muchos de los juegos de la gran N. Con personajes súper memorables y un sistema de personalización pocas veces visto, interesantes modos de juegos y si no te molesta la mono-tonada de matar una y otra vez miles de enemigos, tendrán horas y horas de juego totalmente redituable.