analisis-life-is-strange-chaos-theory-episode-3

Viniendo de un problemático comienzo,  y un segundo episodio que parecía estar remontando la saga, Chaos Theory llegó para meter el derechazo final que necesitaba Life is Strange. Aún teniendo los problemas de siempre, mencionados en mis otros dos análisis, la tercera entrega nos deja con un final que desafía todo lo que habíamos hecho antes en el fichín, y con los pelos de punta esperando el próximo capitulo.

LIS3-1b

En Chrysalis (EP1) habíamos tenido una breve introducción sobre los personajes que iban a conformar el misterioso plot de Life is Strange, los cuales en Out of Time (EP2) se vieron un poco más desarrollados. Chaos Theory da un paso a la madurez de los mismos, sintiendo en cada uno de ellos los eventos del final del segundo episodio y reflejando una historia que es cada vez más y más oscura.

Personajes como Frank, David y

La redacción de los diálogos y su mismo desarrollo ha crecido con respecto a las otras entregas, aunque lamentablemente las expresiones de nuestros queridos personajes siguen siendo dignos de un bloque de cemento, como si de objetos inanimados se tratara. Seguramente nos encontremos con estos flagelos hasta el final de la saga.

LIS3-2

Si bien nuestras decisiones siempre fueron (obviamente) de tener una repercusión grande en la historia y el futuro de la misma, este tercer episodio desafía aún más nuestras elecciones, manteniéndonos atrapados tocando el botón para rebobinar varias veces. Desde regar una planta hasta salvar la vida de una persona, cada movimiento que hacemos en Life is Strange repercute drásticamente en los sucesos posteriores a nuestra fuerza de voluntad.

Pero Chaos Theory nos lleva aún más allá de lo que hemos visto en los episodios pasados. Un final totalmente fuera de serie, y que cada vez me hace olvidar más los tantos errores que tiene Life is Strange en cuanto a su narrativa y gameplay para concentrarme en su atrapante historia.  El fina

SEP-SOD-4

Life is Strange parece estar remontando más de lo esperado con este último capítulo. Algunos de sus problemas (ya mencionados en los análisis anteriores) siguen siendo los de siempre: escaso nivel de narrativa, diálogos pobres (aunque ahora no tanto) y expresiones nulas, con una sincronización labial fatal. En cuanto al gameplay, los puzzles se han vuelto un poco más difíciles o rebuscados pero no son algo que nos vuele la cabeza ni creo que lo sea en sus próximas entregas.

Lo que le da esperanza y vida al título de DontNod sigue siendo su fascinante historia, con un vuelco tremendo en el final de Chaos Theory que me deja, una vez más, con los ojos bien abiertos a la espera de su continuación.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…