analisis-ori-and-the-blind-forest

Cuanta dificultad en escribir un análisis que pueda hacer honor a este juego. Ori and the Blind Forest es una poesía que pone sus palabras en el silencio, la luz en la oscuridad y la vida en la muerte ¿Como escribir sobre estos sentimientos? Y no me deja mas opción que usar palabras ajenas porque este titulo me ha despojado de las propias.

La sorpresa que transmite Ori abarca desde el aspecto artístico al emocional y mientras estoy sentado escribiendo, puedo recordar su viaje y me llena de ganas por recorrerlo una vez mas. Hasta hace unos días estaba convencido que el año había comenzado lento y luego de terminar este juego solo me queda dar las gracias a Moon Studios.

Barra-Ori1

Mi primer contacto con Ori fue devastador, no me esperaba que en menos de quince minutos me desgarrara y al terminar el prologo quedar listo para embarcarme en su viaje y descubrir todos los misterios que tenían las tierras de Niebel.

La obra parece creada para no soltar el control en ninguna situación, utiliza un método de narración similar al de un relato enmarcado al mejor estilo El Conde Lucanor o sin ser tan exigentes, una historia contada por un excelentísimo anfitrión. La voz del Gran Arbol del Espiritu tiene un lenguaje ancestral, tan antiguo como el origen mismo (palabras ininteligibles) nos relata la historia de como una noche de tormenta perdió una de sus hojas que dio vida a su hijo Ori,  cual fue adoptado por otra criatura (Naru). Ori olvida por completo cual es su rol en el mundo. El bosque es un ecosistema que mantiene un balance utópico donde Ori vive pacíficamente con su madre adoptiva Naru hasta que un suceso inesperado cambiara por completo la historia.

Lo remarcable es que sin darnos cuenta el juego nos entrega todo este relato en muy pocas oraciones, pero al ser participes directos del prologo, nudo y desenlace nos entrega la ilusión que nuestro interlocutor siempre estuvo con nosotros cuando en realidad lo escucharemos pocas veces.

Para lograr esta ejecución impecable de historia/conexión han utilizado algunos motores fundamentales, en primer lugar el arte del juego que junto con la música y efectos de sonido nos dan el sacudón necesario para no perder por un minuto la atención seguido de un trabajo  extremo en cada uno de sus personajes. Para darles un ejemplo de esto, los invitamos a mirar este pequeño video con diferentes situaciones del juego incluyendo los primeros minutos del prologo.

Barra-ori2

El mundo de Niebel es abundante en vida, magia, música y colores. Ori deberá recorrer sus rincones para descubrir porque el bosque enfermo y lentamente esta muriendo y cubriéndose de sombras. A pesar de ser un juego indie apadrinado por Microsoft responde a muchos estándares y entrega una enorme calidad que nada tiene que envidiar a los grandes AAA.

La jugabilidad es extrema y fácil de aprender, con tan solo unos minutos controlaremos los movimientos básicos del personaje, la curva de aprendizaje forma parte de la historia, haciendo que cada vez que encontremos un potenciador podamos comprender su función sin esfuerzo.

El juego encaja a la perfección en el estilo de plataformas, muy similar a lo que ya vimos en Rayman Origins y Legends (increíbles) pinceladas de la narración en Never Alone con recuerdos del viejo Rey Leon y otros como Metroid. A la hora de recorrer el mapa aparecerán diversos puzzles que debemos superar solo con nuestra intuición para poder sortearlos. En boca de Moon Studios reconocen que fueron parte de su inspiración y se nota, sin embargo no quita en absoluto que sea un producto original.

Ori no estará solo y encontrara mas de un compañero durante su aventura, uno de ellos es Sein, un hada/espiritu/alma,  la luz y los ojos del Árbol del espíritu, con un alcance destructivo limitado, otros espíritus guardianes del bosque que cayeron durante la llegada de la oscuridad nos entregaran su poder a través de arboles sagrados que usaremos para nuestros objetivos. También existen otros tres tipos de elementos, los orbes verdes de vida, amarillos de experiencia y azules que potencian la fuerza de Navi, nos permite crear puntos de salvado y abrir puertas de luz.

Descubriremos el mapa en la medida que vayamos explorando, diversos puntos del mismo solamente serán accesibles luego de encontrar un nuevo poder/potenciador haciendo que regresemos en nuestros pasos para acceder a zonas que en momentos tempranos del juego son inaccesibles.

¿De que sirve esto? En varias ocasiones seria recomendable tomar diferentes caminos para llegar a nuestro destino y no sentiremos que sea un esfuerzo innecesario, primero que tendremos acceso a estas zonas no exploradas y  como recompensa lograremos llevarnos varios tipos de orbes, entre los que encontraremos los Azules y mas importantes ya que tienen varias funciones, por ejemplo algunas puertas nos exigen tener al menos cuatro de estos orbes (cargados) para poder abrirlas.

Puede que nos encontraremos sorprendidos por la dificultad pero esto lo podemos resolver gracias a que si contamos con orbes azules cargados podremos crear un cuantas veces queramos hasta agotar la carga, el punto en contra, el jugador menos exigente abusara de esto para solventar obstáculos a punta de prueba y error ” total tengo un punto de guardado inmediato”.

Ori, para ser un juego de plataformas con una dificultad media, te invita a terminarlo en unas unas ocho horas de juego o unas 11/12 horas buscando la mayoría de los secretos e incluye varios trofeos extremadamente desafiantes, como terminarlo sin perder.

Barra-Ori4

Ori and the Blind forest es una formula refrescante que logra una conexión excelente entre el mundo de las emociones y nuestros sentimientos mas sinceros. Sus creadores, Moon Studios, han derramado todo su corazón para hacernos sentir esta conexión entre la historia, el entorno y los personajes.

Los laberintos y pasillos de Ori and the Blind Forest destilan belleza de principio a fin, nos entrega esa calidad única que parece estar pintada a mano y aun así tiene lugar para dar vida a los escenarios de fondo que simulan movimiento, profundidad y dinamismo. La banda de sonido y efectos son igual de intensos, acompañan al jugador y la historia hasta el ultimo segundo. Nos lleva de la mano para invitarnos a explorar todos sus rincones. Podría pasar horas describiendo todos sus puntos destacables y por su puesto que tiene algunos errores menores, como bajones de frames o tener que estar muy atentos para no dejar pasar ningún secreto por alto.

La realidad es que Ori es un juego casi perfecto que nos entrega toda su pasión hasta ultimo minuto y que muy posiblemente una vez terminado queramos recorrer su mundo nuevamente, esto lo conviernte en un juego que nadie debería dejar pasar.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…