analisis-state-of-decay-year-one-survival-edition

Se siente en el aire, huele a espíritu de zombie adolescente otra vez, es que el éxito de ventas de State of Decay no tiene fin y por eso llego una nueva edición bajo el nombre de Year One Survival Edition . State of Decay: Year One Survival Edition sigue siendo un juego de supervivencia en un mundo abierto donde tendremos que lidiar con zombies y no, no es un Dead Island, ni DayZ o The walking dead.

SEP-SOD-1Ya paso mas de un año desde que pude tocar este titulo por primera vez en mi Xbox 360 y me veo obligado a dejar en claro (como en veces anteriores) que soy un gran fanático de juegos de zombies.

Repasando la historia, hay que sumarle que nació como un juego de “Live Arcade” (del bazar online) y no me parecía necesario, generalmente son juegos plug & play, como paso con Alan Wake, sin embargo State of Decay fue un éxito total y rotundo.

Cuando hicimos el análisis de su versión anterior, debo decir que quede bastante impresionado por el resultado del juego, no era una obra maestra pero si una propuesta excelente para el formato en que se entregaba.

Nuestro único objetivo es mantener con vida el mayor tiempo posible a nuestros personajes. Si, nuestros, ya que tendremos posibilidad de controlar a mas de uno, siendo necesario entablar cierta relación con cada uno de ellos ya que es una parte muy importante del desarrollo de nuestros personajes.

Nuestro eje principal para sustentar nuestra apocalíptica vida sera la posibilidad de unirte a una base que siempre necesita constante mantenimiento y buscar recursos sera clave para lograr el éxito.

El juego te permite crear la tuya y administrarla a tus anchas, lo mejor es utilizar tu sentido común en su locación para tener acceso a los recursos y los espacios de construcción ya que son limitados. A cambio, estas bases te permiten entrenar tus personajes o por ejemplo si cuentas con un doctor en tu equipo, los enfermos sanarán con mayor velocidad.

SEP-SOD-2

El juego es uno mas en cuanto a que “debería” tener una trama principal y tarde o temprano terminamos teniendo esa sensacion extraña en la que nos movemos por el mapa haciendo misiones simplemente porque si. Durante esto lo mejor es ir juntando medicinas, alimentos, munición, etc. para llevarlos a nuestra base, siendo muy necesario explorar a fondo cada escenario. Puede parecer muy rutinario pero transmite una sensacion a lo The walking dead ya que podemos agarrar un auto e ir de exploración para traer nuestros víveres.

Especial cuidado si nos atrapan incautos, si decidimos correr para pelear nuestros personajes se cansan, esto quiere decir que en misiones avanzadas no podremos hacernos lugar a los golpes.

El sistema de combate es simple, nuestras armas dependen del daño que puede hacer nuestro personaje y sino tenemos la opción de sacar algún arma y resolver el tema rápido. Las batallas están bien y se encuentran en la mayor parte de la aventura.

Equipar nuestro protagonista es otro punto clave. En función de la misión a desempeñar es necesario llevar objetos pertinentes que podamos necesitar, teniendo siempre bien presente que la cantidad de ellos es limitada y sin extenderme mucho el sistema de utilización de objetos es impecable.

SEP-SOD-3

Hablar de remakes/remastered reloquesea se hizo moneda corriente, Undead Labs hizo un trabajo excelente con la versión original de este juego, a pesar de sus glitchs y caidas garrafales de frames, fallos, perdonables para la generación anterior, sin embargo parece que en la nueva generación no pudieron dar con el clavo.

Si bien el juego funciona a unos 1080p con unos 30FPS bastante estables pareciera que no se preocuparon por mejorar el motor gráfico,   a pesar de que se siente mejor y mas fluido, ya que en su versión de 360 por momentos tenia unas caídas horrendas, el juego se siente “viejo”. Entiendo que estamos hablando de un titulo que apareció en 2013 desarrollado para Xbox 360 y PC pero en Xbox One nos queda esa sensación “arcade” de la cual parece el juego no podrá escapar.

Pero aunque algunos fallos técnicos fueron solucionados todavía perduran algunos que entorpecen la experiencia, como los glitchs de zombies que pueden atravesar puertas y ventanas o golpear a través de ellas, acompañantes que desaparecen en medio de una misión y luego reaparecen como si nada en nuestra base.

Si a esto sumamos el hecho que el modo PVP o COOP es inexistente, nos duele un poco poder compensar, sin embargo no es todo negativo. State of Decay Year-One Survival Edition incluye y Breakdown y Lifeline.

Este modo es uno de los que mas refresca el juego ya que el escenario de nuestras misiones sera en una gran urbe y no en las afueras, rodeados de pequeñas ciudades como en el juego original.

SEP-SOD-4

Cuando State of Decay llego al market de Xbox Live fue un éxito rotundo. Fue parte de esa serie de juegos que ganaron el aprecio de sus jugadores gracias por su estilo y jugabilidad en lugar de innovaciones tecnologicas o graficos de avanzada. Fue como un DayZ (a la distancia) que llegaba con este modo de simulador de supervivencia por primera vez en una consola, un juego de descarga liviana, pero lleno de vida.

de Undead Labs le roba un poco a  Dead Island, Left 4 Dead o The Walking Dead y los combina con lo justo y necesario, si tuviese un modo cooperativo seria , los gráficos siguen con fallos tolerables, la música y efectos de sonidos son modestos pero no se puede evitar que el juego resulte divertido.

No quedan dudas que si no pudiste disfrutar State of Decay en la antigua generación, es cierto que podrían haber mejorado gran cantidad de bugs, aun así, no debería se excusa o pretexto para perderse la experiencia que pudo llegar a tantos fanáticos.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…