Attack On Titan 2 – Análisis

Faltan un poco más de 3 meses para la 3ra temporada de Attack on Titan y para ir precalentando los motores, Koei Tecmo y Omega Force, empresa que nos tiene acostumbrado a los Musous, nos ofrecen la secuela de Attack on Titan: Wings of Freedom que salió hace 2 años. Además de ser lanzado para PS4, PSVITA, Xbox One y PC como el juego anterior, éste está disponible también para Nintendo Switch. La jugabilidad del primero fue bastante buena pero este ¿Está a la altura?

 

Si bien el juego se llama Attack on Titan 2, el juego tranquilamente puede jugarse sin haber jugado al anterior. Esto es debido a que no es que la historia continúe inmediatamente donde se quedó la precuela, sino que nuevamente la historia comienza desde el inicio cuando el titán colosal aparece por primera vez. Pero si piensan que todo va a ser lo mismo, se equivocan.

Mientras que antes solo seguíamos la historia con un personaje determinado de acuerdo al momento que correspondía, acá la cosa es completamente distinta. Principalmente porque esta vez no seremos ni Eren, ni Mikasa, ni Armin, ni Levi, etc. Esta vez seremos nosotros. Es decir, la historia seguirá casi igual que lo que uno leyó en el manga o vio en el anime, pero estará ligeramente adaptada a un nuevo personaje: el nuestro.

Ni bien comenzamos el juego, la historia nos hace ver los hechos en primera persona. Nuestro personaje, al pertenecer al mismo distrito Shiganshina donde vivían Eren y los demás, sufrió la misma tragedia. Es por eso que se une a los cadetes para convertirse en un soldado y poder vengarse de los titanes.

Una vez que la introducción de la historia termina, pasaremos al editor de nuestro personaje donde nos permitirá crearlo físicamente y después de eso ya seremos parte de la historia de Attack on Titan donde solo usaremos a este personaje.

En este juego la historia abarcará básicamente hasta los hechos de la 2da temporada del anime.

 

Para aquellos que no han jugado el juego anterior, el juego tiene una jugabilidad a los musou que nos ofrecen los juegos de Omega Force con los Dinasty Warriors, aunque la diferencia de cantidad de enemigos es obvia por el tamaño que tienen. En cada capítulo estaremos en un escenario bastante amplio donde tendremos que cumplir con distintas misiones mientras eliminamos a los titanes estando atento a nuestros suministros de gas y de que las cuchillas no se rompan e ir cambiándolas cuando esto pase.

 

Y también tendremos misiones secundarias donde tendremos que ayudar a distintos personajes. Al lograr estas últimas, por lo general, hacen que estos aliados se nos unan en batalla. Acá viene una de las primeras novedades del juego. Cada personaje, aliado va a tener una habilidad específica, que puede ser un ataque normal, un ataque especial, regenerar nuestra salud o cegar a los titanes. Pero no todo es tan lindo como suena.

Cada vez que usamos las habilidades de nuestros aliados, esta habilidad queda inhabilitada por una cantidad de tiempo determinado dependiendo de la clase de habilidad, por lo que hay que ser inteligentes a la hora de usarlas. En el caso de que un titán nos atrape y tengamos a un compañero con su habilidad disponible, podemos pedir que nos salve, este se encargará de ejecutar al titán y rescatarnos.

Otro motivo por lo que nos conviene realizar las misiones secundarias es por otro nuevo elemento que se agregó a las misiones. Estos son puestos que nos permitirán edificios de reabastecimiento de gas y cuchilla, artillería automática que atacarán a los titanes para ayudarnos, cañones manuales donde podremos nosotros mismos podremos atacar a los titanes, entre varios otros edificios. Dependiendo de la situación, podremos elegir el edificio que más nos convenga. Pero tendremos una cantidad limitada para construir y una forma de tener mayor disponibilidad de construcción es realizando las misiones secundarias.

En cuanto a los enemigos, en principio, no varían mucho a la precuela, aunque si los titanes que son enemigos finales tendrán una forma nueva de derrotarlos. Estos titanes tienen 2 barras. La primera es la de salud como la de cualquier titán, pero la segunda es una barra de resistencia. Los daños a estos titanes serán casi nulos si no le sacamos toda la resistencia. Para esto, se no indica en que articulación específica a golpear. Una vez que no tiene la resistencia, habrá que atacar al cuello rápidamente antes de que la barra de resistencia se regenere por completo.

Nuestros movimientos son más fluidos que en el anterior y si hay algo que lo hace real es que un mínimo obstáculo puede evitar el golpe que hacemos a los titanes, los que nos obliga a ser certeros en cuanto a velocidad y posición del ataque. Aunque, por momentos, la cámara resulta complicada de manejar cuando estamos rodeados de enemigos y edificios.

Una vez que completamos los episodios iremos consiguiendo materiales que nos permitan construir mejores las cuchillas, el equipo de maniobrabilidad y el equipo de gas. También se podrá mejorarlos. Esto no ha cambiado. Lo que si cambió es que ya no es lo único con lo que podemos mejorar a nuestro personaje.

Entre las misiones tendremos un momento de vida diaria donde podremos interactuar con los demás personajes de la historia y de acuerdo a lo que decimos, mejora nuestro nivel de amistad. Subiendo los niveles de amistad, desbloquean habilidades y mejoras en los atributos que podremos seleccionar aunque la cantidad que podemos seleccionar va a depender de nuestro nivel del personaje que irá incrementando a medida que avancemos en la historia.

A medida que avanzamos en la historia se desbloquearán los puntos de moral en donde se nos otorga por hacer misiones o por ser tratar de ser un soldado modelo en la vida diaria. Con estos puntos podremos mejorar el nivel de los puestos a construir durante las misiones o también para entrenar y mejorar el nivel de nuestro personaje.

También se irán desbloqueando las misiones de exploración que son misiones secundarias y nos permitirán reunir materiales y también la posibilidad de rehacer los episodios que ya completamos.

Por último, en esta ocasión podremos capturar titanes a partir de cierto momento de la historia. Capturando titanes sumamos experiencia para la evolución de las bases y de los elementos de I+D

Además del modo historia, habrá otro modo en donde podremos hacer las misiones secundarias del modo historia de modo offline o con otros jugadores de modo online. Además, en este modo se nos permitirá seleccionar no solo a nuestro personaje de la historia sino a un catálogo amplio de los personajes anteriores, el cual se incrementó considerablemente con respecto al anterior juego.

Cada uno de ellos tendrá sus propios atributos. En el caso de jugar online, uno no solo podrá realizar una misión de exploración sino que también responder al llamado de auxilio de otro jugador.

Se incluye también un modo competitivo donde se puede jugar al “modo aniquilación” que serán un duelo de 4 vs. 4 para ver qué equipo logra derrotar más titanes. Por el momento es el único modo que pudimos ver. Esperemos que agreguen más.

En la versión de PS4 se puede decir que este juego mejoró bastante en la parte gráfica. Los modelados de los personajes son mejores. Las texturas son mucho más detalladas y aunque en esta secuela sigue existiendo el pop up de los titanes cuando nos acercamos a ellos, en este caso se siente en menor medida ya que aparecen a la distancia de forma gradual y no como arte de magia que es lo que ocurría en el primer juego. Dentro de la misiones tendremos más animaciones a la hora de eliminar titanes.

Si bien el juego corre a 60 FPS, se nota la drástica caída de frames cuando estamos peleando contra muchos titanes juntos.

El texto en esta ocasión viene en español lo que es muy bueno para aquellos que no manejan el inglés. Lo malo es que, por momentos, la traducción no parece buena. Pero esos momentos son muy pocos y no nos afecta mucho.

La banda de sonido es espectacular, desde la música en las misiones hasta la que aparece en las cinemáticas, sobre todo aquellas que son para los momentos dramáticos. El cast de actores de voz es el mismo que en el anime.

Attack On Titan 2 toma los elementos básicos de su precuela, los mejora e introduce nuevos elementos para lograr un juego más completo. Además, nos hace sentir parte de la historia al tener un personaje propio e interactuar con los demás. Más allá de sus defectos como un online competitivo pobre en modos, es una sorpresa ver como este juego mejoró mucho en consideración al anterior. Podría decir que no es solo un juego para el fan service, creo que alguien que nunca vio la serie le parecerá un juego muy entretenido.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…