balance-de-una-vida-gamer

Buenas, buenas!!!, como andan tanto tiempo???, pasó un rato largo pero acá estamos de vuelta para filosofar un poco, divagar, tirar algo de fruta y, por qué no, reflexionar sobre los videojuegos. Este “rincón” siempre se caracterizó por lo mismo… o no?, si no es tu primer artículo ya sabes bien como viene la mano… no te vas a espantar ahora!!!. Así son las “Reflexiones de Max Power”.

Para esta oportunidad se me ocurrió hablar sobre algo que muchos hacen normalmente… algunos una vez al año, otros cuando quieren parar un poco la pelota y ver cómo está la cancha, otros para algún “borrón y cuenta nueva”, o simplemente para saber donde se está parado y como seguir.

Si lo leíste recordarás mi artículo “Mi vida con los Videojuegos”, donde si bien no hice balance PURO, seguramente este artículo tenga bastante que ver (sin ser lo mismo, o sin estar COPIANDO lo ya escrito) pero a la vez en esta oportunidad la idea es que la cuestión sea menos personal y algo más estructurada. Un BALANCE básicamente mide (muuuuy a grandes rasgos) que tengo/tuve y que faltó/no tuve (a modo de HABER para lo obtenido/adquirido y DEBE para lo faltante/saliente) en un período, y si los resultados para cada una de estas cuestiones fue positiva o negativa teniendo en cuenta todos los factores intervinientes que pueden lograr mover la balanza para un lado o para el otro arrojando un valor como o . Si sos contador recibido con honores, con un master en Yale y/o un postgrado en Alemania NO ME MATES POR MI DEFINICIÓN DE “BALANCE”!!!, espero que sepas entender.

Me seguiste hasta acá?, entonces presentado el tema paso a detallar como se va a ir armando este Balance Gamer que va a mostrar un poco que fue de mi vida hasta hoy en cuanto a que tuve/no tuve, que factores intervinieron y cuál es el resultado de cada momento de una vida marcada por los fichines. Lo voy a ir separando por etapas que, como era de esperarse, se corresponderán a diferentes “generaciones” (no sé si tan así, pero casi). Sin más, empiezo con el BALANCE GAMER de mi vida.

En esta etapa encerramos a todo lo que fue ANTES de las PCs, y si bien tal vez ya teníamos algunos Atari 2600 o el Coleco Vision dando vueltas, las dejamos para el siguiente apartado. Esto es para esas primeras pequeñas maquinitas que nos llenaban de juegos… EN CASSETTE.

Lamento informar que en esta etapa de mi vida, TODO fue a parar al DEBE por el lado de lo que pude TENER… nada de nada de nada de nada!!!. Tiempos complicados… como me imagino nos pasó a la mayoría que venimos de una familia de clase trabajadora no?, la plata nunca sobraba y alcanzaba más que justa, lo que obviamente limitaba ciertos lujos como los que representaban tener acceso a estas maquinolas. Eso sí, esto igualmente no hizo que NO pueda disfrutar de esta hermosa etapa de los videojuegos.

Y si… tal vez no hubo posesión, pero si posibilidades de disfrutar de este maravilloso período que significó la llegada de las primeras “compus” a los hogares. Y cómo fue esto?, CON GRANDES AMIGOS!!!, esos que no amarrocaban la diversión para ellos solos, ni que se creían más que nadie por el solo hecho de poder tener más que otros… los JUGONES DE CORAZON!!!. Esos con los que pasé enormes momentos de juegos en blanco y negro (o algo de color, pero no mucho) esperando largos tiempos de carga y, sobre todo, rebobinando cassettes con una BIC a granel!!!.

Ampliamente POSITIVO, ya que sin poder tener la propia, disfruté con amigos de momentos que nunca se van a borrar de mi memoria!!! (Nico querido, mi mejor amigo de la infancia… si esa TK-90 HABLARA!!!, gracias por compartir conmigo tantas tardes de vicio!!!).

Y las teclas de goma se reemplazaron por las plásticas, los nuevos monitores empezaron a ganar protagonismo con sus coloridas imágenes, y las nuevas vedetes iban ya copando el país: “las videoconsolas”.

align=”center”

Positivo 100%!!!, las horas y horas dedicadas a estar sentado frente a la vieja 20” en casa con el josytick de un solo botón tan característico de la GRAN 2600 es algo impagable. Sumado a todos los momentos vividos con “los pibes”, es imposible que el saldo no dé a favor.

Decime la verdad… la posta… con una mano en el corazón, si rondás los 30 o 30 y pico… HUBO UNA MEJOR ÉPOCA???. Claro que la que sigue, los 16-Bit fueron excelentes, pero QUIEN LE GANA AL FAMILY???… muuuuuy difícil. Aviso que dejaremos afuera a las portátiles de estos tiempos , y en las siguientes secciones.

La verdad que hablar de un valor dentro del DEBE de esta etapa es complicado del punto de vista Argentino, ya que el mercado era NETAMENTE de los Family Game… no teníamos, al menos en ESTA fase, divisiones por marcas como si pasaba afuera entre Nintendo y Sega. El 90% de las consolas de 8-BIT que existían eran FAMILY en cualquiera de sus versiones… Electrolab (la más conocida), EDU, Froggy, la que hayas visto o tenido (más allá de que la primera consola en la que pude jugar un juego de esta generación fue un NES de un amigo que se lo había traido de USA). El DEBE me da prácticamente 0, porque tuve la enorme posibilidad de tener un “Family” en casa.

La vieja hizo un esfuerzo enorme (abuela de por medio en complicidad) y la maquinita llegó a casa para quedarse. HORAS, HORAS, HORAS, HORAS… simple.

Alquilados, prestados, propios, de todo pasó por esa consola que me dio tantos buenos momentos. Jugué juegos en español, en ingles, en JAPONES!!!… el idioma no era una barrera, los juegos eran más sencillos, sin tantas complicaciones (nada de historias profundas o gráficos fotorrealistas), pero con un poder de absorción y un nivel de adictividad tan alto que todo lo demás pasaba desapercibido. Ni siquiera llegaba a importar que los ports de juegos que estaban en los Arcades no tengan la misma calidad que los originales… era SIMPLEMENTE tener el juego en casa. Grandes GLORIAS crecieron a partir de los 8-BIT, disfrutamos de juegos tan grandes… que digo grandes, ENORMES… nacimientos de grandes sagas, de grandes personajes… en fin, un gran momento para ser gamer.

Es indudable no?… hace falta que diga si fue positivo o negativo?. Simplemente haber probado monstruosidades como Super Mario Bros (y el SMB 3?… UUUUUFFFFFF), Contra o Battletoads, y pequeños tan grandes como Excite Bike o Goal es suficiente motivo para justificar un saldo ampliamente favorable.

Una época FUERTE en la vida de un jugador que se precie y que viva en nuestro país fue la de los 16-BIT, la primera época donde la guerra consolera se comenzaba a formar y daba inicio para quedarse. Microsoft?, Sony?… la verdad parecen NENES DE PECHO al lado de la tremenda y cruenta batalla que, en aquellos años, se libraba entre la gran N de Nintendo y una SEGA que por aquel entonces era mucho más que meter a Sonic en cualquier tipo de juego. El ganador???, !!!.

tengo que admitir que el debe en esta generación fue de un 100% para mí, porque como en tiempos anteriores, es una generación con la que no pude hacerme… no hubo consola de 16-BIT propia en casa. Era comerme los codos leyendo “Action Games” o “Club Nintendo” viendo lo que me estaba perdiendo… pero claro que el 100% no es tal si no es completo, y siempre hay un porcentaje de “haber” que me salva!!!, de ahí el CASI del primer renglón.

Como dije, hay un porcentaje dentro del haber que logra hacer que la balanza no se caiga para un solo lado, y en esta oportunidad este contrapeso no fue sólo el de los amigos, se logró de la mano de las por ese entonces crecientes casas de videojuegos. “FANTASIA”, ese era el nombre… nuevita… recién estrenada y a tan solo 30 metros de mi casa… ese era lugar donde por tan solo 7 (Sega) u 8 (SNES) pesitos, podía tener un consola de 16-BIT en casa todo un fin de semana!!!. Claro que esto significaba prácticamente 48hs continuas de juego, solo interrumpidas por mi vieja que tampoco quería que me quemara la cabeza delante de la tele todo el día. Uno de los momentos más MEMORABLES, el finde que alquilé una SNES con el mágico Super Mario World… ya nada fue lo mismo.

Acá debo decir “Fifty – Fifty”. No fue tan malo como podría haber sido al no tener consola propia, pero tampoco fue tan fuerte como en otras épocas donde los amigos cubrían el total de la cuota. Buenos momentos y bastante abstinencia (obligada) marcaron estos tiempos.

El hueco entre la época del SNES y GENESIS (Megadrive) y la llegada de PS2 a mi vida fue un bache MUY profundo… nada parecido a lo que me hubiese gustado por supuesto. Fue un hueco que solo se llenó de PCs medio pelo para ir tirando. Que tan medio pelo?, al final de este tiempo creo que solo Counter Strike corría en mi vieja y querida “highlander” (los amigos entienden).

100%, así de sencillo… así de simple… así de doloroso. No hubo en casa Saturn, PSone (PSx), Nintendo 64, ni mucho menos locuras como 3DO, Atari Jaguar o Neo-Geo (baba!!!!). Nada de nada… nunca supe lo que era poner la PlayStation boca abajo para que lea los juegos, ni tener que cambiar entre los 4 CDs de un FF, o ver al bigotudo Mario en 3D en la tele de casa… NADA!!!. Lo sé, me perdí de tener UN PEDAZO DE HISTORIA, pero los tiempos eran complicados por aquellos años (lo siguen siendo como para todos) y estaba lejos de llegar. OJO, aún hoy tampoco me puse la meta de tenerlas pero creo que alguna vez me agarrará la locura… de momento, no llegaron a mis manos.

Como venía diciendo arriba, si el DEBE es del 100%, el haber se lleva un rotundo CERO. Que salvó las papas todo este tiempo?, como ya dije fue LA PC. Esfuerzo a medias en casa (laburaba y hacía algunos manguitos ya por esos tiempos), dieron como fruto una maquinita donde empezar a despuntar el vicio… y lo cubría MUY BIEN, tanto como para no preocuparme por no tener consola. Se invertía casi como ahora para actualizar eh?, tal vez no tan apresurado… pero me acuerdo que ahorré MUCHISIMO para poder tener una Diamond Monster II de 12MB 3Dfx!!!, con eso bastaba para ir tirando.

SALDO: Muuuuuuy difícil… debería decir negativo y creo que es el valor más justo (va, el que corresponde) para este período… así que así lo voy a dejar. Puedo decir que el premio consuelo fue la compu, que me dio horas y horas de vicio mientras bancó, y hasta que me cansé de actualizar. Para que te des una idea, “Highlander” (que Dios la tenga en la gloria) solo contaba con 512MB de RAM, y una FX5900XT!!!… arcaico.

No creés que esta generación a la que hacemos referencia (PS2 – GameCube – Xbox… Dreamcast?) fue un poco la vuelta a la época de GLORIA que lograron los 8-BITs???… yo la viví así!!!… al menos así lo sentía y lo siento aún hoy. Una generación atestada de juegos ENORMES, y sitiada por la piratería de forma grotesca (que favoreció a su crecimiento está claro… AUNQUE NO ES LO CORRECTO….. bué) que dejó una marca inmensa en muchos gamers (o todos).

Solo pude hacerme con un cuarto (si contamos a Sega en esto) de esta generación… a secas, sería un debe del 75%, pero creo que ese porcentaje es algo mentiroso y ya veremos porqué. De lo que NO tuve, me hubiese gustado tenerlo TODO… no hay ninguna consola de esta generación que no me gustara… Dreamcast por el mito en el que logró transformarse tenía un encanto particular, GameCube porque era la única forma de poder disfrutar de las maravillas de Nintendo, y Xbox porque era la que presentaba mayor potencia técnica y lograba diferencia en más de un título además de ser la única que podía contar con juegos como DOOM 3 o HALF-LIFE 2 en su catálogo.

Por descarte de lo que se lee anteriormente, habrás notado que mi única incursión en esta HERMOSA generación fue la pequeña gigante (si, tuve Slim) !!!… Consolón!!!. Horas, horas y más horas de juego!!!. La verdad que haber podido tener al menos esta maquinita en casa representa para mí MÁS del 25%, porque fue la de mayor peso en la generación. Lamentablemente la vida hizo que tenga que despegarme para poder dar el salto… pero la disfruté como nunca, de hecho, se fue de casa con la friolera de .

75% de Debe, 25% de Haber, 100% SALDO POSITIVO!!!. Una consola que además tuvo una historia increíble, patrimonio adquirido de forma especial porque la compramos (sumo a mi mujer) con un billete que estábamos guardando PARA EL CASAMIENTO jajaja, mirá si no fue IMPORTANTE en mi vida???. Si es verdad que las cosas se llenan con la energía de quienes las poséen, se que esa consola se fue de casa con la MEJOR y espero que esa buena energía se haya contagiado a su posterior dueño (se habrá casado?… pobre).

La anteúltima generación llegaba para mostrar de lo que eran capaces las consolas!!!. Algunas apostaron a la potencia por bandera, mientras otra quiso ser pionera en otro aspecto (que le dio más que buenos frutos), la faceta jugable. Una generación impresionante que fue testigo de grandes hitos, nacimientos de nuevas sagas que llegaron para quedarse y que también supo dar continuidad a las mejores historias heredadas del pasado.

puedo decir, con MUCHA felicidad, que él DEBE de esta generación en particular fue más bajo de lo esperado. Solo se me escapó el 33% de lo que el mercado tenía para ofrecerme, y fue más bien por decisión propia (lo que me deja más tranquilo). Que quieren que les diga… lo confieso, a mi “los espejitos de colores” me pueden!!!, los gráficos LINDOS me gustan, mejores texturas… y además a mi punto de vista “No quiero herir a nadie con esto, de hecho jugué Wii y me maté de risa con la muchachada más de una vez, pero no es algo que elija más allá de tener excelentes juegos… tal vez algún día diga: OK, LA COMPRO. También se que para buenos gráficos lo mejor es una PC de la ostia… pero no llegaba a tanto.

esta fue una época que, gracias a Dios, me ha tratado bien en materia de de lo que pude llegar a obtener en mi haber. Como dije, 2 de 3, y las 2 que elegí tener. Primero llegó Xbox 360… allá por el 2009 (siempre llegué tarde a lo actual, lo admito), y fue toda una revolución para mí. Arrancó en una tele de tubo y ya me parecía espectacular!!!, así que la llegada del LCD y posterior LED fueron un plus impresionante. Un par de años más tarde, esfuerzo de por medio pudimos (sumo a la enana que juega, y bastante) tener a la competencia en casa agregando la PS3 a la familia. Ambas máquinas me dieron excelentes momentos, ambas me resultaron espectaculares en lo suyo, y poder contar con los exclusivos de los 2 lados es una gran ventaja. MAQUINONES!!!, puede gustarte más una que otra, pero las dos tienen sus pros bien marcados.

esto es como en las películas… lo que más recordás es el FINAL. Esta gen es la que tengo más presente porque es la que vivo actualmente (no tengo PS4 – XBOX ONE aún, y creo que la historia será como siempre, llegaré algo tarde) y la sigo disfrutando a full!!!. Con varias cosas por jugar todavía, sé que tengo para un tiempo o al menos para calmar las ansias de dar el salto que hoy no puedo. Resumiendo, NETAMENTE POSITIVO!!!.

En fin… este es a HOY mi balance Gamer. No puedo analizar la generación que recién comienza porque falta bastante para el final del período, y tampoco puedo hablar en profundidad del tema PCs porque no paran nunca y es imposible hacer un corte para tocar valores.

Tal vez para algunos este “balance” tenga gusto a muy poco, y para otros sea todo un lujo el resultado… no lo sé… tal vez te sentiste MUY identificado, pero lo que puedo decir con total seguridad es que mi vida gamer, a MI, me cierra de mil maravillas. Soy consciente del enorme privilegio que tuve de poder acceder a todo lo que accedí, de poder tener lo que tuve, y de poder disfrutar lo que no tuve de alguna otra forma… Dios me dio mucho, más allá de que como suele pasar, siempre nos quedamos mirando lo que no pudimos tener preguntándonos más de una vez “por qué?”.

Mirando hacia atrás, es imposible no estar agradecido a la vida. “No tengo todo lo que quiero, pero quiero todo lo que tengo”, una frase que siempre va conmigo en todo momento.

Y vos???, que balance podes hacer de tu vida Gamer???, lograste un mejor HABER que el que yo tuve?, fue menos?, lo disfrutaste tanto o más que yo sin importar el porcentaje de tenencia???… esa es la idea no?. Si querés podés contarnos como te fue a vos en estas etapas, tal vez las viviste todas (si rondas mi edad al menos), por ahí llegaste después porque sos un purrete (se me escapó el viejazo ahí), o simplemente los fichines te empezaron a “picar” hace poco… como sea, si querés contarnos QUE ONDA tu balance, acá estamos para leerte y disfrutarlo juntos.

Espero que hayas pasado un buen momento con este artículo… se que tal vez es algo frío y calculador… los números siempre lo son, pero lo que realmente intenté es contarte mis aciertos y mis “no tanto” en cuanto al mundo de los videojuegos y sus plataformas, y como afectaron o no mi vida… todos tenemos una vida con los jueguitos y todos podemos compartirla.