Battefield V – Analisis

Después de una criticada beta y un atraso del lanzamiento, Battefield V ya está aquí. El retorno de DICE a la época del primer Battlefield viene acompañado de un par de cambios muy importantes pero no tan visibles a primera vista. Acompañado de otra interacción de War Stories, el modo historia estrenado en Battlefield 1 y un multiplayer más apremiante con los jugadores ¿Es Battlefield V mejor que su anterior entrega?

Battlefield V

Tuve una experiencia de juego muy positiva en la beta de Battlefield V. El sistema de desgaste lo dotaba de más emoción, las físicas de balas ya no eran tan restrictivas respecto a la distancia y podías acabar con un enemigo relativamente rápido. Sin embargo, tenía grandes problemas de rendimiento y una inestabilidad atroz. Buenas noticias son, que no solo estos problemas fueron mayormente mitigados en la versión final, sino que también se ajustaron finamente las mecánicas del juego en sí.

El primer modo que probé en Battlefield V fue conquista, entre al único servidor sudamericano que estaba disponible y tocaba el mapa Rotterdam, uno de los dos presentes en la beta. Por supuesto que lo primero que hice al entrar fue elegir la clase de asalto y usar la primer arma automática disponible, la Sturmgewehr 1-5. Y me molieron a golpes.

Esto contrasto terriblemente con la experiencia que tuve en la Beta, en la cual normalmente mi K/D era superior a 1.5, aca no podía salir de matar una persona cada dos muertes. Pero fue cuestión de tiempo, después de dos mapas pude acostumbrarme a las mecánicas del juego y descubrí unas cosas.

El balanceo es excelente: uno pensaría que tantas armas automáticas contrastadas con semiautomáticas de cargadores limitados serian un problema, pero tienen un ajuste tan fino y tan dependiente del mapa que la estrategia y táctica al momento de elegir tu armamento forman una gran parte de la formula del éxito, el restante siendo tu propia habilidad.

Por ejemplo: Siendo de la clase asalto, contas con dos tipos de armas principales: Rifles automáticos o Rifles Semiautomaticos. Los rifles automáticos dan una clara ventaja en encuentros mas cercanos con enemigos, siendo la elección mas favorable en mapas como Rotterdam, en los que tu distancia con enemigos pueden cambiar de 150 metros a 5, haciéndolos una elección bastante versátil. Pero en mapas completamente abiertos como Hamada, los rifles semiautomáticos se llevan todo la gloria, talvez no sirvan de mucho frente a un medico con una SMG a corta distancia, pero si mantenes una táctica de mayores distancias, estas armas se vuelven bastante letales.

Hablando de enfrentamientos a distancia, las físicas de balas ya no son tan exageradamente pobres como Battlefield 1 o Battlefield 4 post-actualizacion, sino que tienen una resemblancia mayor a las de Battlefield 3. Todo tipo de armas, cuenta con un alcance bastante decente para su clase, quitando el mal sabor de boca que dejaba dispararle a un enemigo un poco lejos y ver como no le dabamos ni un tiro. Si, es una casualizacion de las mecánicas, pero es una decisión acertada en pos de la experiencia del juego.

Otro de los cambios mas interesantes es el hecho de que cualquier miembro de tu escuadra, sin necesidad de ser medico, pueda revivirte. Si, es un proceso mas lento, pero gana muchísimo en motivar a jugar en equipo. Ademas, da lugar a una lucha mas encarnizada por tickets en todos los modos. Esto provoca que las resucitaciones sean una moneda mucho mas común que en las anteriores entregas, sumando a la experiencia de juego. Cabe resaltar que la mayoría de las partidas en las que jugué y la resucitación no era tan frecuente, nuestro equipo terminaba siendo derrotado.

Sin embargo, estas mecánicas de resucitación terminan también siendo una razón de depredación para francotiradores y otros jugadores. Ya que dejar a un enemigo en el piso da la probabilidad de que lo vayan a buscar para resucitarlo y vos ganar otra muerte a tu favor.

El sistema de desgaste es uno de los agregados que mas aportan al gameplay en Battlefield V. El hecho de tener que cuidar la cantidad de balas que gastamos y carroñar el mapa en busca de municiones en cadáveres o stocks de municiones le agrega bastante sabor a la sopa de plomo y sangre del campo de batalla. Forzandonos a usar nuestra pistola secundaria y rezar por llevarte a alguien antes de que te dejen como a un queso suizo.

Este sistema se extiende hasta los vehículos, que ya no cuentan con municion infinita y deben usar estaciones de recarga construidas con el nuevo sistema de fortificaciones.

El sistema de fortificaciones es un agregado interesante a una saga que se trata sobre destrucción pura y dura. En el punto C del mapa devastación, están uno de los ejemplos mas claros del potencial de este sistema. Llenar el punto de barricadas construidas con bolsas de arena para defender la gran cantidad de agujeros estructurales que hay en el mismo termina siendo una estrategia muy útil y entretenida. Sin embargo, es limitada a las locaciones donde el juego te indica. No podes construir en ningún otro lado de los ya preeestablecidos, quitándole mucha libertad estratégica a los jugadores. Ya sea por razones de rendimiento o balance, se ve como una oportunidad derrochada.

Hablando del mapa Devastacion, es uno de los mapas mas atractivos visualmente del juego, pero también uno de los mas cansinos. Ojo, esta entrega tiene fácil los mejores mapas de los últimos Battlefields, el mapa del aeropuerto siempre genera un cuello de botella en el hangar que resulta en una lucha constante por el control del mismo, con muy breves periodos de pausa entre ellas. Rotterdam cuenta con unas visuales increíbles y un cambio de situaciones de combate que te obligan a estar alerta en todo momento. No hay mapa que no tenga su singularidad y la mayoría son disfrutables a su manera. Ademas, la destrucción ha sido aumentada un poco mas, permitiendo que mapas como Narvik terminan con la totalidad de sus casas destruidas. Y no son pocas.

Otro agregado interesante son los puntos de escuadra. A medida que vos y tu escuadra cumplan objetivos iran juntando de estos puntos, ten suficientes puntos y podes pedir suministros, junta mas puntos y podes elegir donde va a impactar un cohete V-1. Si bien ver explotar uno de estos y que tu personaje se tire hacia atrás por el impacto es hermoso, es una mecánica un poco OP. Es muy fácil matar 8 jugadores minimo con el impacto bien medido de uno de estos. Lo cual da la sensación de tener unas muertes gratuitas, pero en contraste conseguir uno de estos no es fácil.

Esta es la experiencia adentro del juego, pero en el menú del mismo contamos con muchas mas cosas. Podemos llevar a cabo una gran personalización de cada personaje de cada clase dentro de cada bando, “aliados o el eje”. Podemos cambiar la ropa y apariencia de las armas de acuerdo al loot que nos toque o completando misiones. Estas misiones las elegimos nosotros, podemos tener hasta 4 activas a la vez y una vez completadas nos recompensan con experiencia y en ocasiones, como dije anteriormente, loot.

Sin embargo el gran problema de esta personalización es que debemos personalizar el arma y accesorios de cada clase dentro de cada bando, lo cual se hace bastante tedioso, ya que hay cosas que no podemos personalizar en el menú del despliegue y solo en el menú principal del juego.

Sin embargo, estos extras de personalización se agradecen muchísimo aunque todavía se extraña mucho el nivel sobre las armas que teníamos en Battlefield 4. Aca solamente podes elegir entre unos estilos de miras y después son todas modificaciones de skins. Un poco decepcionante todavía.

Sin embargo, el juego cuenta con un apartado bastante mediocre, y ese es el modo historia. Las War Stories de Battlefield 1 dotaron de un soplo de aire fresco al modo campaña de la saga, pero eran bastante decepcionantes y un poco aburridas. Exactamente lo mismo pasa en Battlefield V, pero peor.

Tomando como ejemplo tenemos la campaña en la que encarnizamos a Solveig, la hija de una científica Noruega que trabaja para los nazis fabricando agua pesada para la investigación atómica. Se nos presenta el comienzo de la historia con una cinematica, luego controlamos a Solveig en un pequeño mapa que nos da cierta libertad y tenemos que ir de este punto al siguiente, donde se reproducirá otra animación.

No solo esta sensación de que todo esta muy scripteado es lo que mas aqueja a la campaña, sino que el gameplay de por medio se siente como un relleno. Unas mecánicas de stealth tiradas de los pelos, un diseño de niveles que se esfuerza en mostrar lo lindo que es mas que ser inteligente y una mecánica de esquís en la que los mismos se clippean a través de la nieve y permiten esquiar sobre superficies rocosas demuestran que no se ha puesto esfuerzo alguno en este apartado.

Es mas, parece que el departamento encargado de hacer las animaciones estaba completamente separado del que desarrollo los niveles, ya que la conexión entre estos es tan abrupta y diferente en métodos narrativos que terminan dejando la sensación de que estamos jugando un juego malo de 2005.

Lo que mas me llamo la atención de todas las campañas fue una misión en esta, que es un guiño enorme a una de Bad Company 2, donde tenemos que buscar fuentes de calor para salvarnos de morir congelados. El resto consistía en ir a un punto, matar, presionar el botón de interaccion y seguir matando.

Pero el problema principal de estas campañas son su duración. No cuentan con la carga emotiva ni el desarrollo suficiente para hacernos sentir algo como pretenden sus textos y música al principio y final de cada una. Battlefield necesita una campaña decente con una historia decente, estas cosas solo dejan en evidencia la mediocridad al momento de hacer una historia y es mejor si directamente no estuviese.

El juego gráficamente es muy similar a su antecesor, pero por alguna razón el TAA no puede ser desactivado, y este viene acompañado con un filtro de Sharpening del que yo y muchas personas no somos muy fanáticos. Este filtro le termina dando un aspecto de postprocesado muy artificial que contrasta bastante con los gráficos fotorealistas a los que apuesta DICE desde hace tiempo. Sin embargo, gráficamente el juego se destaca una vez mas, con nieve teselada y unos efectos especiales de la mas alta calidad.

Esto sumado a los tremendos efectos de sonido, la excelente calidad de los mismos y la opción para auriculares 3D, permitiéndonos escuchar sonidos detrás y frente nuestro, dotan al juego de una experiencia tremenda e inigualable por el mercado actualmente. Dotandole una inmersión increíble.

Sin embargo, todos estos cambios respecto a su antecesor no son suficientes para dejar que DICE vaya y pase. El juego todavía cuenta con un estilo muy similar a sus anteriores 4 entregas, sin haber un cambio sustancial. Las pequeñas innovaciones son bienvenidas pero ya no se puede perdonar el hecho de que sea el mismo gameplay de siempre. Atenerse a la misma formula que funciona como hizo Call of Duty tantos años, funciona bien en un comienzo, pero sin una renovación de aires la estancación puede terminar matando a Battlefield.

Análisis
  • Battlefield V
    ComprableVeredicto

    El juego todavía cuenta con un estilo muy similar a sus anteriores 4 entregas, sin haber un cambio sustancial. Las pequeñas innovaciones son bienvenidas pero ya no se puede perdonar el hecho de que sea el mismo gameplay de siempre. Atenerse a la misma formula que funciona como hizo Call of Duty tantos años, funciona bien en un comienzo, pero sin una renovación de aires la estancación puede terminar matando a Battlefield.

    Lo bueno y lo malo
      • Lo bueno
        • Gameplay mas inmersivo
        • Corrección de errores del pasado
        • diseño de mapas
        • Balanceo optimo
        • Aspecto gráfico y sonido inigualable por el momento
      • Lo malo
        • El modo campaña
        • La misma formula de siempre
        • Se extraña la personalizacion de Battlefield 4
        • Sistema de fortificaciones es limitado
    Ingresar
    Cargando…
    Regístrate!

    New membership are not allowed.

    Cargando…