Call of Duty WW2 – Análisis

Antes de ir este año al E3 habia un título por encima de todos me estaba quitando el sueño. Ese título era la nueva entrega del COD y ahora os comento el por qué. Hace años que “me pasé” a los Battlefield, concretamente desde el Battlefield 3, ya que me canse de tanta tecnología y sobre todo de rachas raras y armas que no entendía ni me atraían (no pienso hablar de los jetpacks). Pero al ver lo poco que salió antes del E3 sobre este nuevo título, la verdad que mi interés por la saga volvió a subir enteros y muchos.

Lo que pude probar en el E3 fue solamente el multijugador que me dejó un sabor de boca delicioso, y después de charlar con los chicos de Sledgehammer sobre la campaña, mi sueño ya no volvió a ser el mismo. No soy de hacer análisis de un título que tiene modo campaña con spoilers, por eso voy a desgranar más que la historia del título la trascendencia en sí misma, sin romper la emoción y la épica que hay y mucha. El artículo con spoilers solo publicaré otro día. Así que al turrón.

Sledgehammer Games parece haber escuchado a los fans en el desarrollo de Call of Duty WWII. Después de títulos para mi fallidos y con demasiada variedad por llamarlo así, recupera el estilo que caracterizaba a la saga, y retoma un conflicto bélico gigantesco como es la Segunda Guerra Mundial, y no lo hace nada pero que nada mal. Siempre hay que tener en cuenta que el modo campaña de los COD se rige por dos máximas, y son la espectacularidad y la cinematografía, y ten por seguro Queen esta ocasión las llevan a los límites.

Se que muchos de vosotros podéis llegar a ver este nuevo título como algo anticuado, sin evolución y una fácil elección para volver a tener contentos a algunos seguidores, y que deja a parte a los que les gustaban los “saltitos” y el futurismo. Pero no es así. El difícil equilibrio entre novedad y refrito es muy sensible, y lo podemos ver en otras sagas que se intentan reinventar como en los FIFA, PES, NBA, Battlefield y todos los títulos que tienen entregas anuales o bi anuales.

El riesgo que asume COD WW2 es claro. Mecánicas anticuadas como los botiquines en lugar de la recuperación automática, partes scriptadas en la campaña, pero que coño, si antes eran buenos juegos ¿Por qué no lo han de ser ahora? Uno ya está cansado de escuchar sobre nuevas mecánicas, mejoras en esto y aquello, aunque no soy de los que se quiere estancar en el pasado, yo quiero jugar juegos que funcionan bien y son divertidos. Nada más que eso, y por suerte eso ya está inventado.

Campaña épica e histórica

El modo historia es muy arquetípico. Eres un soldado que forma parte de las primeras oleadas del desembarco de la historia bélica, el de Normandía, y eso es muy cinematográfico. Recuerda a “Salvar al soldado Ryan” así de simple y hay que decir que con toda su épica. Muy intensa esa primera parte con momentos de camaradería y de novato viendo caer muertos a los compañeros que solamente horas atrás estaban contigo en los buques jugando a las cartas y charlando sobre su futuro cuando todo terminara.

Todo ello con la crudeza del momento e incluso sin música que te distraiga de la violencia y la pura realidad. Realmente estamos siendo masacrados en una playa y solo podemos avanzar y rezar para que no seamos el siguiente soldado acribillado a balazos los nidos de MG alemanas que están en los bunkers o descuartizados por algún Obús. Todo eso se plasma a la perfección y es de agradecer empezar tan fuerte. Después de este primer acto, tendremos 11 niveles entorno a 6-7 horas en dificultad normal. Recomiendo poner la dificultad solo un punto más complicado para realmente disfrutar de la historia.

Usaremos vehículos, tanques, cazas y un jeep y podremos ver la guerra desde el prisma más humano, las penurias del ejército ruso, campos de exterminio, el sufrimiento de la población civil, por todo esto el titulo gana en profundidad y calidad. Ya no hay soldados indestructibles, sólo seres humanos que quieren volver a casa con sus esposas y familia, así de sencillo y así de sincero. Una mención especial para una parte en la que controlamos a un soldado de la resistencia francesa que tiene que infiltrarse en un cuartel alemán con pasaporte falso. Mecánicas muy interesantes y que se agradecen para cambiar un poco el ritmo del título.

Para cerrar la campaña tengo que añadir que después de terminarla, mi sensación fue como de satisfacción y trabajo bien hecho. La ambientación, la música en momentos clave, y sobre todo la óptica de la crudeza y la verdadera guerra que es sucia y cruel con todos por igual, ha dejado una pequeña marca en mi como jugador, aunque no por sus mecánicas ni sus personajes como dije antes. Solamente por esa óptica que no habíamos visto en un título triple A hasta ahora.

El multijugador

El modo online está realizado sobre lo ya conocido. Juegos clásicos como dominación, duelo a muerte por equipos, capturar la bandera, baja confirmada, buscar y destruir, en 10 mapas por ahora de tamaño medio (en relación a los otros títulos de la saga claro está), muchos sacados de la campaña y otros nuevos como Gibraltar (que lo jugamos en la beta) o la cubierta de USS Texas.

Pero sobre todo hay que hablar del nuevo lodo introducido en este nuevo título y aunque es algo similar a los visto ya en Battlefield 1, es el modo Guerra, que cambia totalmente lo que teníamos hasta ahora en la saga. En este modo hay tres mapas gigantes (equivale cada uno de estos a tres malas normales de los demás modos) que progresivamente se van abriendo según consigamos conquistar el punto que se nos pide. Si estamos defendiendo y lo conseguimos en algunos de las dos primeras partes del mapa, la partida terminará.

En este modo vamos a tener que cambiar nuestro modo de juego, es decir, dejar de lado el hacer la guerra por nuestra cuenta y ser un ocho más compañeros. Si los vamos a lo loco a por los puntos de conquista o defensa, moriremos rápidamente y no servirá de nada nuestro sacrificio. Aquí hay que realizar tareas más organizadas. Hay que ver que está haciendo el batallón y hacer lo que ellos hagan. Todo lo demás es perder el tiempo.

Progresión y cuarteles generales

Nuestro perfil y la progresión están muy cuidados, incluso mejoran lo visto en entregas anteriores. En un principio podremos seleccionar entre 5 tipos de soldado (las divisiones de infantería, aerotransportada, acorazado, montaña y expedicionario) y elegir su rostro -también hay mujeres disponibles-. Cada una de las divisiones tiene habilidades específicas y armas bonificadas como es normal. Pero podremos ir desbloqueando armas (más de 30 en categorías habituales: fusil de asalto, ametralladora ligera, rifle de francotirador) cada arma tiene sus mejoras y accesorios como ópticas, empuñaduras y municiones especiales (cada accesorio mejora algún aspecto como estabilidad o precisión). Además de eso, contamos con un “perk” único de nuestra división.

Ahora llegan los cuarteles. Una novedad muy muy interesante. Es como el lobby de Destiny pero transformado en campamento militar en las playas de Normandía. Simplemente grandioso. Aquí existen contratos específicos, encontrarse con otros jugadores, batallas face to face, competiciones de rachas de bajas y el Poder jugar a 15 juegos clásicos de Activision. No hay que olvidar el modo teatro al que podemos acceder desde aquí, y una zona restringida que se nos dará acceso al conseguir el prestigio pasando el nivel 55.

Nazis zombies

Que recuerdos le vienen a uno cuando retoma el clásico modo zombies. Pero esta vez no son solo zombies, si no que además son Nazis. Eso es un plus que no hay que menospreciar, ya que a mi me da más gusto terminar con ellos jeje.

Esta nueva experiencia zombie cooperativa, tanto en local como en online, recupera el estilo terrorífico de las primeras entregas. Podremos escoger entre 4 personajes (interpretados por actores de la talla de Ving Rhames, David Tennant, Katherin Winnick ,Elodie Yung y un malvado (con la voz de Udo Kier en el doblaje original). Con un desarrollo de la trama basado en oleadas y pequeños objetivos que te harán prepararte poco a poco para las próximas, con objetivos aveces distintos, no consiste solamente en aguantar una tras otra las rondas, si no también cuentas con objetivos como defender un pararrayos o hasta incluso volar por los aires un zepelín, sin mucho cambio a la hora de jugar será un modo alternativo para dedicar horas y horas.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…