Corsair Scimitar RGB – Analisis

Dentro de la linea de Corsair Gaming tenemos un mouse bastante particular, que nos llevo cierto tiempo hacer su review ya que tanto para FPS como la MOBAs y RPG cambia su utilidad. Hablamos del Scimitar RGB específicamente diseñado para juegos tipo RPG y MOBA gracias a la inclusión de 12 botones dedicados a macros en el lateral izquierdo, de manera que los jugadores más avanzados puedan sacarle el máximo partido al juego sin tener que quitar la mano del mouse.

Yo soy uno de esos loquitos que pierde tiempo configurando macros en el teclado y que un Mouse tuviera esta opcion fue bastante llamativo. Pero no soy un fanatico descompensado por el LOL aunque si tuve mis millones de horas en SMITE uno de mis placeres culposos y por supuesto, FPS. Aun asi, como una primera impresion me parecio que las 12 teclas en la zona del pulgar puede resultar confuso en incómodo, pero para otros tiene una utilidad inmensa al proporcionarles acceso directo a todo lo que necesitan.

Es algo comun que los principales fabricantes de periféricos Gaming tienen diferentes tipos de mouse con estas mismas características, pero el Corsair Gaming ha querido diferenciarse del resto proporcionando algunas características de las que los demás carecen: la principal es que cuenta con un sistema que permite mover ésta zona izquierda con los 12 botones hacia adelante y hacia atrás, de manera que el usuario pueda ajustarlo a lo que más cómodo le resulte según el tamaño de su mano.

La segunda más importante son las cuatro zonas independientes de iluminación, permitiendo al usuario una personalización sin igual a este respecto. Y un dato importante es que a diferencia de otros fabricantes como Razer, el Scimitar RGB cuenta con memoria interna que permite almacenar toda su configuración, incluyendo las macros de las 12 teclas laterales, para utilizarlas en cualquier parte sin software una vez que las hemos configurado y guardado.

Especificaciones del fabricante

Specs

Otro punto clave del Scimitar RGB es su gran sensibilidad capaz de alcanzar los 12.000 DPI, configurable además en saltos de 100 en 100 y con cambio de sensibilidad al vuelo gracias a los dos botones dedicados en la zona de la palma. Además, con una frecuencia de refresco de hasta 1000 Hz, nos aseguramos que aunque no estemos jugando a un MOBA o RGP el mouse responderá al instante a todos los movimientos y pulsaciones que hagamos. *Sin ir mas lejos, en SMITE hace una diferencia ABISMAL.

Los 12 botones de la zona lateral cuentan con interruptores mecánicos esto es importante de señalar, ya que presionar la zona, especificamente un boton, nos ayuda de forma táctil a tener cierto ajuste en el pulgar, lo cual se agradece.

El Scimitar RGB viene embalado con los colores emblema de Corsair Gaming: amarillo y negro. En su cara principal encontramos no solo la habitual foto a tres cuartos del dispositivo, sino en este caso también una foto del lateral, dejando en evidencia sus 12 botones y la capacidad de deslizar esta zona para mayor comodidad del usuario.

Ésta cara frontal se abre en forma de libro dejándonos ver el mouse y todas sus caracteristicas en la parte interior, asi como tambien la rueda de scroll y botones de sensibilidad. En la cara trasera, Corsair Gaming ha dispuesto otra breve descripción en varios idiomas con especial énfasis en que se trata de un ratón orientado a juegos MMO, MOBA y RPG, que tiene 17 teclas programables y que está diseñado para durar.

La caja contiene, ademas del mouse, la garantía, una guía de acceso rápido y una herramienta  que servirá para aflojar un tornillo en la zona inferior del dispositivo y así poder mover la zona izquierda de los botones.

No se incluye ningún accesorio más, así que vamos por fin con el Corsair Gaming Scimitar RGB. La zona frontal del dispositivo tenemos la salida del cable, protegida por plástico  y otra zona de iluminación. El cable principal está mallado con nailon y tiene 1,8 metros de longitud, terminando en un conector USB 2.0 que no está bañado en oro.

Lo bueno, en Windows 10 apenas conectar el mouse a un puerto USB éste ya se ilumina y podemos comenzar a utilizarlo. Lo unico que vamos a necesitar es la aplicacion CUE LA CUAL RECOMIENDO TENER ACTUALIZADA AL DIA. Ya de sobra CUE gracias a los otros productos de Corsair que hemos utilizado anteriormente. Comenzamos con la pantalla principal, en la que podemos configurar los perfiles del dispositivo y las asignaciones de todos y cada uno de los 17 botones que posee. Entre las posibles asignaciones tenemos, además de macros, asignaciones predefinidas como es habitual. La creación de Macros es tan sencilla y a la vez completa como siempre, permitiéndonos configurar literalmente lo que queramos.

Lo mismo ocurre en lo que corresponde a iluminación. Con el Scimitar RGB se pueden configurar las cuatro zonas con efectos y colores independientes en cada una de ellas. Lo cierto es que dependiendo nuestra iluminacion del lugar donde acostumbremos a jugar, en ocasiones, terminemos quitando todos los efectos y luces.  La tercera pestaña se llama Rendimiento y DPI, y como su nombre indica nos permite configurar los niveles de sensibilidad del dispositivo entre otras cosas, cada uno con un color asignado que se iluminará en la “luz” que ilumina el pad de botones laterales.

Pruebas generales 

Me di el gusto de probar el Scimitar RGB durante varios días en todo tipo de juegos, descartando (Perdon) League of Legends, dandole a Battlefield Hardline al viejo Fallout 3, pasando por RTS clásicos y uno de mis MOBA favoritos, SMITE, mas que nada para sacarle ventaja a los botones laterales que nos permiten configurar todo tipo de acciones.

El Scimitar RGB  configurado con una sensibilidad de 2200 DPI e inferior se ha mostrado preciso en todo momento y en todos los juegos, en gran parte gracias a la colaboración de una ergonomía que se ha adaptado a mi mano desde el primer momento. En lo que respecta a las macros, en SMITE la ventaja de usar mensajes rapidos como Enemy Missing, o Left, Right, Ultimate is Ready, etc, me ha sido sencillo de utilizar y comodo, pero es muy necesario acostumbrase y adaptarse.

He leído varias reviews que comentan que les ha resultado complicado de utilizar, no ha sido mi caso pero puedo decir que quien no acostumbre de sacar partido a las macro o que no se adapten rapido al lateral de mouse, puede ser dificil.

La realidad es que, con las configuraciones rapida de sensibilidad, las macros, y la respuesta de bajo 1ms del periférico se convierte en un arma confiable y letal casi en cualquier juego. Claro que caso totalmente contrario fue en FallOut 3 pero si agradeci bastante la sensibilidad en Battlefield.

Entonces…

El Scimitar RGB no es un mouse programable cualquiera, de hecho no me atrevo a decir que es para todo el mundo y menos para el que recien se esta iniciando. Tampoco voy a decir que es un mouse para PROFESIONALES sino mas bien para quien tenga ciertas exigencias especificas. Fue casi 1 mes de utilizar el mousey tras muchas, muchas horas me acostumbré por completo a él y si bien he recibido otro de otra marca (del cual subi la review) no lo cambiaria. El Corsair Gaming Scimitar RGB es cómodo y preciso en cualquier situación y sus botones configuraciones con macro mas las opciones RGB lo hacen un digno adversario de cualquier otro que circule en el mercado.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…