Dragon Quest XI – Primeras Impresiones

Dragon Quest es una de esas sagas legendarias que en Japón están vistas como lo más clásico de lo clásico, algo que en este lado del mundo no se refleja tan bien. Tiene fanáticos, claro, pero no son tratadas de la misma manera ni de cerca. Por mi parte, solo jugué un poco a la versión de 3DS del VIII, pero no logró engancharme tanto y lo terminé dejando. Sin embargo, con Dragon Quest XI: Echoes of an Elusive Age puedo afirmar que mi interés por la saga repuntó bastante. El título estuvo presente en el showfloor del E3, y claramente lo probamos. No solo eso, sino que papá Square Enix obsequió remeras a cada persona que probaba la demo, lo que fue un lindo detalle.

Para empezar, antes de pasar a jugar tuvimos una presentación en la que nos explicaron que:

La demo era ENORME. Así, en mayúscula.

Nos dijeron de antemano que no íbamos a poder hacer todo, sino que de hecho íbamos a poder hacer muy poco, lo que habla muy bien del contenido del juego. Tuvimos para jugar 15 minutos reloj. En esos 15 minutos, solo tuve tiempo de dar una vuelta al pueblo inicial, salir a recorrer el mapa (rusheando, claro), pelear contra dos enemigos, y saltar por unas casas de la primer ciudad grande. Así y todo, siento que no hice nada. Dicho sea de paso, habían dos “niveles” para probar. Uno que estaba casi al comienzo de juego y que se enfocaba más en explorar lo básico, y otro que era más adelante, en donde el jugador ya contaba con una party completa y debía vencer a un jefe. Yo, por si no quedó claro, opté por la primera.

Lo primero que noté cuando arranqué el juego fue que gráficamente es hermoso. De verdad, siento que este estilo de juegos no puede pedir más que eso. El estilo artístico iconico de Akira Toriyama queda tan, pero tan bien con los colores y los paisajes que me sorprendió. Los modelos de los personajes son bárbaros, y lucen súper naturales. No hay nada que resalte o quede mal. Luego, sentí al juego ultra tradicional. Literalmente es la gran “si no está roto, no lo arregles”. Exactamente el mismo juego base, pero con tecnología moderna. Los combates son iguales a la antigua. Ataques, habilidades, stats, turnos, slimes, etc. No hay random encounters. Creo que ese es uno de los factores que el jugador de hoy puede amar u odiar, que no haya algo fuera de lo común, pero bueno. Claramente tienen su público, y está perfecto. Hay una opción que permite cambiar un poco los combates, específicamente el movimiento. Pasa a ser un poco más parecido a lo que vimos en Final Fantasy XII. Los personajes pueden moverse un poco por el escenario y “ver mejor el entorno”, pero nada que realmente altere el flujo de la batalla.

Algo que me pareció raro, que es tema recurrente en los RPG que intentan meter cosas nuevas, es lo incomodo que es el salto y la exploración vertical en sí. Las físicas simplemente no tienen el trabajo suficiente. Había una side quest que consistía en subir un techo para encontrar a un gato que estaba perdido (si, muy japonés todo). Para ello, había que saltar arriba de cajas, de balcón en balcón, en toldos, etc, y todo fue muy frustrante. Por momento me hizo acordar a las pequeñas partes de platforming en el Final Fantasy XV.  Esto suele pasar cuando intentan meter un concepto sencillo -pero nuevo- sin prestarle mucho atención, total es una simple mecánica de salto. Hablando en serio, creo que es lo único que no me gustó de lo que probé. El mapa es tan grande que hacer creer al jugador que es un mundo abierto. Está lleno de secretos y lugares por recorrer. Las ciudades también, son muy grandes.

Vale la pena destacar que está completamente en inglés, y hay diálogos actuados -creo que- en la mayoría de las charlas que involucran historia. La versión localizada también contendrá algunas mecánicas nuevas, como la posibilidad de dashear con el personaje principal y cámara en primera persona. No recuerdo ver un botón de auto-battle, cosa que me decepcionó. Esa función a la hora de farmear/grindear es lo mejor del mundo, y era algo que ya estaba acostumbrado a ver en la mayoría de los JRPGS de los últimos años.

Dragon Quest XI saldrá a la venta el próximo 4 de septiembre tanto en PlayStation 4 como en Steam. Una versión de Switch está siendo desarrollada, pero no tiene fecha de lanzamiento y solo sabemos que “todavía falta para verla finalizada”. Lamentablemente, la versión de 3DS no saldrá de Japón.

Guardado Rápido
Estamos en Vivo!
Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…