e3-2016-the-legend-of-zelda-breath-of-the-wild

Mis primeros pasos de la E3 2016 fueron dirigidos al booth de Nintendo. Desencantado por la idea de que la empresa con la que crecí solo iba a tener un juego para deleitarme este año, caminé hacia allá pensando: Una de mis sagas favoritas, mi empresa favorita, por favor, no me decepcionen.

Y finalmente llegué. Adelante mio, con su imponente espacio decorado con el más mínimo detalle, yacía The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Gran parte de mi tiempo fue dedicado a recorrer cada punta de ese lugar místico. Miraba para un lado y me encontraba con Link, vestido en su nueva túnica celeste y a punto de lanzar un flechazo a quien sabe qué malvada criatura. Luego miraba para el otro lado y contemplaba hermosos árboles, grandes fortalezas de madera y un gran monstruo acechándome.

20160614_123826

Lo único que podría hacer aún mejor ese momento sería que Breath of the Wild tuviera el potencial que se merecía por ser el as bajo la manga de Nintendo este año. Y así fue.

El nuevo Legend of Zelda le da un aire completamente nuevo a la saga,  tomando lugar en un mundo de tamaño colosal con grandes áreas de exploración, ya que de eso se trata este nuevo título, explorar. Cada jugador podrá tomar la ruta que le plazca, enfrentarse a los enemigos con los que se encuentre en su propia aventura y hasta completar el juego sin siquiera seguir la historia. Así es, Breath of the Wild nos permite desde el minuto cero ponernos cara a cara con el jefe final, aunque Eiji Aonuma, productor general de la saga, dijo que cualquiera que vaya directo hacia la meta sin hacer nada más es realmente un buen jugador o está un poco loco.

20160614_125333

Claro está que esto va un poco en contra de la idea del fichín, la cual es la supervivencia y la exploración de cada rincón que nos ofrece Breath of the Wild. Para facilitarnos nuestro viaje, haremos uso del Sheika Slate, la estrella de esta entrega, una especie de tableta con la que Link podrá abrir puertas, organizar sus armas y equipamiento, y ver el mapa de Hyrule. También tendremos algo llamado Runas, las cuales nos darán varias habilidades muy útiles, como parar el tiempo, mover objetos metálicos o congelar grandes pilares de agua.

Como mencionamos antes, la supervivencia es un punto fuerte en el juego. Por ejemplo, tendremos la posibilidad de cocinar diferentes comidas para conseguir buffs y recuperar vida. Esto último es más importante de lo que parece, ya que en esta entrega no existirán los corazones para curarnos. También contaremos con una barra de temperatura, y no se tratará de un simple usa esto para sobrevivir como en Ocarina of Time y sus túnicas. La temperatura será dinámica y tendremos que utilizar distintos tipos de ropa para sobrevivir al calor inhumano o las olas polares.

Legend-of-Zelda-Breath-of-the-Wild-Cooking

Hablando del combate, también hay cambios notables. Nos encontramos con un sistema de batalla un poco más conservativo. Los movimientos que Link utilice le costaran Stamina, por lo que spammear un ataque no será una buena idea si no queres quedar exhausto en el medio de una pelea. Además podremos hacer Perfect Guard, bloqueando el ataque del enemigo justo antes de que nos pegue. El resultado de esto varía dependiendo del ataque utilizado, por ejemplo, si bloqueamos una flecha de esta forma, la misma volverá al atacante y lo lastimará, en cambio si recibimos un golpe melee, se formara un espacio abierto entre el enemigo y Link.

Otro gran cambio es el hecho de que Link puede saltar. SI, PUEDE SALTAR. Bueno… técnicamente en anteriores juegos podíamos utilizar la pluma de Roc o simplemente correr hasta el borde de una plataforma. Lo realmente innovador es que esta vez, al fin tendremos un botón con el que podremos saltar cuando se nos cante. Ah, y eso no es todo, ya que se le suma la posibilidad de combinar el salto con nuestro arco y flecha haciendo un ataque bastante cool.

The-Legend-of-Zelda-Breath-of-the-Wild-permitira-llegar-al-final-del-juego-sin-completar-la-historia-730x411

Obviamente tocaba denotar algún aspecto negativo de la experiencia, y tristemente fueron los frames por segundo. Está claro que todo el potencial de este nuevo título esta enfocado en la NX y no en Wii U, ya que, de base, el juego corría a unos 30-40 FPS, y en el momento de la verdadera acción (sea combate, explosiones, lo que sea) podían llegar a bajar hasta los 20 o 15 inclusive.

the-legend-of-zelda-breath-of-the-wild-201661541032_7

En definitiva, 45 minutos de demo valieron totalmente la pena. Recorrí una partecita minúscula de lo que tengo por delante cuando Legend of Zelda: Breath of the Wild salga para Wii U y Nintendo NX, una partecita que cumplió con todo lo que quería ver y más.

Nintendo, realmente me dejaste con la boca abierta.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…