Eternity: The Last Unicorn – Análisis

Eternity: The Last Unicorn es un action RPG de corte clásico con toques y mecánicas actuales que llega desarrollado por el estudio brasileño Void Studios y  distribuido por 1C Company para PS4 y PC con previsión de llegar también a Xbox One a finales de año.

Historia

Se desarrolla alrededor de la mitología nórdica, bien argumentada y desarrollada, en la que tenemos que liberar de su maldición al último de los cuatro unicornios que le otorgan la vida eterna a los elfos y que actualmente se encuentra cautivo. Nuestra protagonista, posee un don otorgado y reconocido desde joven que le permitirá liberar y salvar tanto al unicornio como la inmortalidad élfica. Para ello, tiene la ayuda del vikingo Bior con el que compartimos aventura y su guía espiritual será la Diosa Marea, con la que nos encontramos al principio del juego.

Narrativa

Inicialmente la historia que conocemos es poca e irá desentramandose ligeramente a lo largo de la primera hora de juego, conocemos a algunos enemigos, a un par de NPCs y nos hacemos una pequeña idea de lo que nos deparará. El método principal para contarnos la historia es a través del texto y ocasionalmente las cinemáticas (muy ocasionalmente). Sin embargo, no invita a leer mucho ni textos ni diálogos debido a la mala adaptación que se ha hecho al castellano que propicia a releer en ocasiones. También son comunes los errores de doblaje e incluso por momentos los textos salen en inglés.

Personajes

La aventura se centrará en Aurehen y Bior, pero también tendremos personajes relevantes como Durin, Eloa, El Señor del Bosque….

  • Aurehen es la principal protagonista de la historia ya que la inmortalidad élfica está en sus manos. Inicialmente intentará realizar su proeza con su espada, sin escudo y únicamente esquivando. En este caso tenemos dos posibles ataques, cuadrado ataque básico y triangulo ataque fuerte. Posteriormente encontraremos el arco, elemento básico para poder continuar por ciertas zonas y que nos sirve para muchos combates a distancia.
  • Bior comienza con una espada y un escudo, es un feroz vikingo y por lo tanto su pegada tiene mayor fuerza y rango que la de Aurehen. Posteriormente ganaremos luchando la espada secundaria, un arma a dos manos que es especialmente lenta pero que tiene un ataque fuerte cargado que afecta a una amplia área y que hace mucho daño.

A lo largo del juego, iremos intercambiado entre un personaje y otro según pasemos las zonas pero sin posibilidad de elegir con cual jugar en cada momento. Ambos se complementan abriendo zonas uno para el otro pero en ningún momento podemos elegir, siempre será el juego el que decida a quien manejamos. Además, tampoco van en equipo si no que cada uno sigue su camino aunque por momentos se encuentre.

Además de esto, ambos personajes tiene un ataque especial (R1) que cuando se carga la runa que tenemos en la parte superior izq (cercada por nuestro circulo de vida) podemos utilizar.

Es un ataque muy poderoso en ambos personajes pero que tendremos que tener muy claro cuando utilizar porque no interrumpe a los enemigos y usarlo en un momento inadecuado puede ocasionarnos perder mucha vida o incluso la muerte.

Los personajes suben de nivel de la misma manera, a medida que van ganando experiencia tras eliminar a los enemigos, suben de manera automática sus estadísticas, sin poder de elección por parte del jugador. Además, la vida no aumenta si no encontramos ciertos pedazos de medallones que estarán dispersados a lo largo del mundo. A la hora de subir de nivel, las estadísticas que nos aumentan son la potencia de ataque, resistencia física, probabilidad de crítico (cuando sale la X sobre el enemigo te permite hacerle un ataque crítico), velocidad de ataque, probabilidad de fabricación (permite crear con menor porcentaje de falle) y resistencia al veneno.

A la hora de subir el nivel de nuestras armas tendremos que ir a visitar a Durin con Bior y a Eloa (una pequeña hada) con Aurehen. Una vez desbloqueados los personajes y pagando unos fragmentos (la moneda del juego que nos otorgan los enemigos, los cofres y otros elementos) podremos aumentar las estadísticas de daño mínimo, daño máximo, daño perforante (si lo tiene) probabilidad de crítico, daño crítico y velocidad de ataque.

Otro de los personajes interesantes e importantes es el señor del bosque con el, podemos fabricar elementos si tenemos todos los ítems necesarios y además nos permite continuar la historia ya que varios de ellos son necesarios para poder por ejemplo, atravesar el lago reno o crear una llave para poder abrir una puerta.

Enemigos e Items

La diversidad de los enemigos es mínima y rápidamente se reaprovechan los bosses para meterlos como un enemigo más del juego. Nos enfrentaremos a no muertos, arañas, tronco tortugas, trasgos…a lo largo de todo el juego, desde el principio hasta el final. Sus mecánicas son las mismas en la zona 1 que en la 7 y nos encontraremos con poca variedad por lo que los desarrolladores aquí no se comieron mucho la cabeza. Al acabar con ellos, y como es habitual en estos juegos, los enemigos sueltan una serie de ítems que nos vendrán muy bien para fabricar otros elementos o simplemente para poder curarnos. El mejor de los ítems en este caso son las runas que realizan la función de elementos mágicos de mejora de estadísticas temporal. En nuestro menú tendremos tres apartados donde irán los elementos.

  • En el primero tendremos los objetos consumibles como por ejemplo la piedra de gungnir que permitirá subir de nivel las armas con los herreros, la hierba de Ydalir que sube un poco la salud, el muérdago que cura veneno o la hoja élfica que recupera la mitad de la salud. Aquí es donde nos aparecen las runas que permitirán subir la vida progresivamente (runa verde), aumentar temporalmente la fuerza de ataque (runa roja), mejorar varias estadísticas simultáneas (runa violeta)…
  • En el segundo estarán los objetos clave para la historia como llaves, pinzas de araña, colmillos u otros…
  • En el tercero y último estarán los elementos que nos permiten la fabricación de otros omo puntas de flecha, troncos, orejas de trasgo, calaveras…

Sobre los enemigos lo mejor que nos podemos encontrar son los Bosses finales, al menos te sacan de la rutina del estilo Hack and Slash y te hacen pensar un poco en las mecánicas y estudiarlos para saber cuándo y cómo puedes atacar. No obstante, acabé con los bosses en el primer intento salvo con el Lobo Úlfrstórr que me costó lo suyo pero por el mal diseño que tenía su combate.

Gameplay, mecánicas, jugabilidad y aspectos técnicos.

Centrándonos ya en el gameplay y la jugabilidad que nos ofrece, he de decir que en este aspecto es donde más peca el juego, es muy pobre. La apuesta por la cámara fija creo que ha sido un error bastante claro por el estudio ya que en muchas ocasiones este tipo de juegos requieren de una libertad de movimientos que no te permite este sistema. Además, en ocasiones se convierte en una torura el hecho de poder ver incluso a los enemigos, como con el boss Úlfrstórr, un enemigo enorme, en una zona de combate pequeña que en su segunda fase la cámara se cierra sobre el suelo que hace pelear contra él incluso sin saber su posición.

El sistema de fijación del enemigo a veces impide seleccionar los enemigos que realmente deseas cuando son varios los atacantes y el sistema de esquivas (con el círculo) es un poco tedioso en ocasiones ya que cuando tienes fijado al enemigo y le das a esquiva hace un giro a su alrededor y se pone directamente detrás, no te permite libertad. Por eso finalmente, en el 90% del juego he utilizado el ataque libre, que, siendo menos efectivo hace que lleves 100% las riendas de la pelea.

Con respecto al aspecto técnico, me parece que el juego tiene un aspecto de inicios de la anterior generación. Castlevania Lords Of Shadow 1 (por poner un ejemplo) mejora a Eternity en todas sus facetas posibles. Tampoco quiero hacer leña del árbol caído porque siempre tiene que respetarse el trabajo de los demás, y sobre todo, teniendo en cuenta que es un estudio de reciente creación (2015) pero técnica y gráficamente es una decepción para la actual generación.

 Sin embargo, y llegados a este punto, he de decir que el mapeado si me convence. Si bien no anima a la investigación una vez pasas la zona, estás obligado a volver a ella cuando te toca cambiar de personaje por lo que si te quedan cosas atrás siempre puedes recuperarlas. Los nueve distintos escenarios están entrelazados entre sí y tienen diferentes características y diseños como son un lago, una caverna, un templo.…Incluso en el medio o final de algunas zonas, nos encontramos con puzles que tenemos que resolver para poder continuar, aunque son escasos….quizás, en esta faceta lo que más echo en falta un viaje rápido. Hay una especie de viaje rápido pero es únicamente desde el punto en el que aparece (que suele ser al final de una zona) y te deja únicamente en el punto donde se encuentra el señor del bosque. El viaje rápido como tal entre zonas no es posible obligándote a ir de un sitio a otro andando y limitando mucho las ganas de volver a zonas para investigar.

Su rendimiento gráfico es malo, con problemas en zonas de muchos enemigos sobre todo cuando se amontonan pero son los menos así que en este aspecto cumple sin más, aunque se subsana con un diseño gráfico que se ha mimado. Los paisajes son diferentes en cada zona, y la variedad de colorido y escenarios es un punto a favor. Otro gran punto a favor, pero que considero que tarda mucho en aparecer es el estadio, donde Tyr “te invoca” para que hagas rondas de pelea contra diferentes enemigos sin morir.

Para dar ya por finalizada la parte técnica y dar paso a las conclusiones indicar que los textos están doblados al castellano pero los personajes no hablan, lo cual tampoco es un punto negativo pero quizás en este estilo de juegos y en la actualidad, se echa en falta. Las animaciones son prácticamente inexistentes y cuando estas aparecen no te da esa inquietud por saber lo que puede pasar porque no están muy logradas. En el apartado sonoro no hay nada que destacar, su función se cumple pero sin alardes.

Conclusión

Desde mi punto de vista, el juego empieza bien y con una buena base pero a medida que vas avanzando poco a poco la historia se va diluyendo y queda en un segundo plano, las batallas son bastante similares unas con otras y pierde interés. Si bien es cierto llegó un momento en el que el juego me enganchó  y al final es lo que se busca. A nivel técnico no es ninguna maravilla pero, salvo momentos de desesperación o combates eternos que vienen ocasionados más por el diseño del juego que por los enemigos, me gustó para pasar el rato.

Análisis
  • Eternity: The Last Unicorn
    AnticuadoVeredicto

    El juego empieza bien y con una buena base pero a medida que vas avanzando poco a poco la historia se va diluyendo y queda en un segundo plano, las batallas son bastante similares unas con otras y pierde interés. Si bien es cierto llegó un momento en el que el juego me enganchó y al final es lo que se busca. A nivel técnico no es ninguna maravilla pero, salvo momentos de desesperación o combates eternos que vienen ocasionados más por el diseño del juego que por los enemigos, me gustó para pasar el rato.

    Lo bueno y lo malo
      • Lo bueno
        • Nostalgia clásica RPG
        • Mapeados
        • El estadio
      • Lo malo
        • Fallo de concepto y ejecución de la cámara libre
        • Gráficamente se ve como un juego de inicios de anterior generación
        • Poca diversidad de enemigos
        • Su gameplay por momentos errático y poco ágil
    Ingresar
    Cargando…
    Regístrate!

    New membership are not allowed.

    Cargando…