Fear Effect Sedna – Demasiado poco para tan gran nombre.

En Fear Effect Sedna artefactos de valor incalculable de todo el mundo están siendo robados. Entre ellos se encuentra una curiosa estatuilla que se cree que tiene poderes místicos. Localizar esta reliquia será una tarea solo apta para expertos, aquellos que han visto el infierno y han vivido para contarlo. Para Hana Tsu-Vachel y su compañera Rain Qin, la vida de mercenario es lo único que han conocido. Se les ha prometido una buena recompensa por localizar la misteriosa estatuilla. Junto a ellas estarán otros personajes como Jacob Decourt o Royce Glas para formar un equipo formidable. Sin embargo, cuando se trata de lidiar con el reino espiritual, estos mercenarios descubrirán mucho más de lo que esperaban. Después de 17 años desde Fear Effect 2: Retro Helix Hana y su banda están de regreso en Fear Effect Sedna.

¿Cuánto pesa el nombre Fear Effect en este juego? Los nombres causan expectativas y en este caso no es diferente. Solo desde el título, se hacen juicios y se sacan conclusiones, aunque este crítico nos tiene demasiados sentimientos nostálgicos de Fear Effect y su secuela, es posible reconocer la gran impresión que causaron los dos primeros títulos a principios de la década de los 2000. Los juegos con estética Cyberpunk son hoy en día aún demasiado pocos y distantes entre sus lanzamientos y por ello hay una cierta ventaja para ellos que es bastante notable. Representan futuros aberrantes, un reflejo de los corazones y las almas que habitan los mundos en manos de grandes corporaciones. Mundos en los que todo el mundo tiene un precio, por lo que determinar quién es verdaderamente un héroe es una cuestión puramente de perspectiva. En Fear Effect Sedna esto se refleja perfectamente: Hana, Glas y Deke son mercenarios que tomarán cualquier trabajo. No están luchando contra el sistema corrupto, a menos que alguien les pague lo suficiente.

Aunque se ha de decir que en comparación con otros juegos de estética Cyberpunk, Fear Effect Sedna es demasiado limpio, demasiado estéril. Los bordes ásperos se han suavizado, dejando atrás un mundo que se siente casi como una atracción turística familiar. Los juegos originales tenían sus aspectos problemáticos, es decir, una inclinación por unos matices más oscuros o dejando unos protagonistas más sucios digamos, pero que se ajustaba a la estética que los escritores estaban buscando. Las similitudes con otros medios Cyberpunk, como Ghost in the Shell y Aeon Flux, son bastante notables. Partiendo de esta base se desarrollan de forma mejor y más progresiva los personajes de Hana y Rain, pero sin llegar a establecer un gran precedente en su narrativa. A pesar de los cientos de desventurados soldados que son abatidos o destruidos, el juego se siente menos violento que sus predecesores. Los elementos de terror también son menos pronunciados, y los pocos monstruos que aparecen son más risibles que aterradores. La trama es adecuada, pero no particularmente emocionante, además es decepcionante por lo mal escrito de sus diálogos, muy torpes y poco atractivos para el jugador. En general, hay una falta de imágenes o momentos sorprendentes que funcionen como referencias y que sirvan para quedar de forma perenne en la mente del jugador.

Si bien este título tiene un presupuesto mucho menor que las versiones anteriores, se puede decir que podría haberlo utilizado de una mejor manera. En lugar de escenas de animación rígidas y robóticamente animadas, la jugabilidad podría haber sido intercalada con imágenes fijas. Se podían haber utilizado ilustraciones más expresivas durante las escenas importantes lo que hubiera sido mucho más impactante. Y en el caso de que eso no fuera posible, entonces podría haber sido preferible algo un poco más estilizado y agradable. Un buen ejemplo es el juego 2017, Ruiner, que funcionó dentro de sus limitaciones para ofrecer algunas escenas memorables.

A diferencia de los shooters en tercera persona del pasado, esta entrega opta por un enfoque más táctico. En casi todos los capítulos, el jugador controla a dos o más mercenarios, cada uno de ellos con su propio conjunto de armas. Los enemigos patrullan cada área, y generalmente hay más de una manera de derribarlos. El mejor método es el sigilo, ya que de esta forma los enemigos son abatidos de inmediato, lo que nos ahorra pasar por la necesidad de gastar recursos, como la salud o las armas especiales. Si por el contrario somo detectados, entonces todo es cuestión de estrategia y eficiencia. La acción puede pausarse en cualquier momento, lo que nos otorga la oportunidad de asignar órdenes, en Fear Effect Sedna algo tan simple como el posicionamiento puede significar la diferencia entre la vida y la muerte. Eso significa hacer uso de la cobertura, dispersar a todos para minimizar el daño AOE, y así sucesivamente.

Al decidir cuál es el mejor mercenario para el trabajo, debe tenerse en cuenta la situación que se nos muestra en pantalla, así como los estilos de juego personales. Hana y Rain pueden hacerlo de forma lenta y cuidadosa, utilizando minas y hologramas para atraer a los enemigos a una muerte prematura. Deke, con sus misiles y napalm, es ideal para acabar con multitudes. Las torretas y las granadas de aturdimiento representan el arsenal de Glas, lo que lo hace útil en cualquier escenario. Como la misión siempre está determinada por la historia, el jugador no puede simplemente optar por usar sus favoritos en todos los escenarios, ya que no siempre estarán disponibles. Esto ayuda a mantener el juego dinámico e interesante, ya que las diferentes combinaciones de mercenarios presentan nuevas estrategias. Los encuentros con jefes también hacen un trabajo razonable para cambiar las cosas pero que no llega a estar del todo bien ejecutado.

El daño se rige por el ya conocido sistema “Fear Effect”. Básicamente, a medida que aumente la frecuencia cardíaca del mercenario, también aumentará el daño que infligen y reciben. Las frecuencias cardíacas tienden a aumentar durante las batallas prolongadas, especialmente las peleas contra jefes. Esto puede funcionar en algunos casos en beneficio del jugador, como cuando el enemigo queda aturdido, dejándolos expuestos para ser atacados. Sin embargo, cualquiera que no preste la suficiente atención podría acabar con todo su grupo eliminado en un corto periodo de tiempo. Mantener este equilibrio no es demasiado extenuante, el indicador tiende a normalizarse después de la mayoría de las escaramuzas y el nivel de dificultad también es generalmente bastante sencillo. Los jugadores que deseen realmente desafiarse a sí mismos deben considerar usar tan pocos botiquines médicos como sea posible.

La resolución de puzles también es un elemento constante. En la mayoría de ellos se involucra el entorno del escenario en el que nos encontremos, lo que lleva a los jugadores a buscar cualquier detalle sospechoso en las paredes, etc.…. Lo bueno de estos acertijos es que son lo suficientemente complicados como para sentirse gratificantes, pero nunca llegan al punto donde el jugador promedio se pueda llegar a sentir estancado, aunque sí que hay que decir que son generalmente más complicados que los que se encuentran en la mayoría de los juegos hoy en día. Hubo un par de ocasiones en las que este tuvimos que tomar notas, por lo que hay que tener cuidado y fijarse muy bien en lo que tenemos alrededor. Forzar una solución bruta nunca funciona, lo cual también es bueno, ya que nos obligará a esforzarnos en encontrar la solución. Por supuesto, este aspecto se vuelve en una molestia en las repeticiones, ya que algunos puzles implican desplazarnos por el escenario de forma milimétrica. No hay selección de capítulos, y ciertas partes del juego pueden ser una tarea ardua, como por ejemplo,  servir bebidas en una fiesta como Deke no nos llevará más de unos minutos, pero ese tiempo podría ser mejor gastado en otro lugar o en una mejor situación jugable.

A la larga, el constante deseo de variedad de Fear Effect Sedna es lo que lo mantiene alejado de la grandeza. Hay muchas ideas claras sobre cómo se maneja el combate, pero el juego pierde demasiadas oportunidades para cambiar de marcha. Muchas de las mecánicas son infrautilizadas, y solo se requiere un conocimiento superficial de cómo funciona todo para progresar. Por supuesto, esto es beneficioso de alguna manera, ya que alienta a los jugadores a buscar sus propios desafíos. Sin embargo, no hay suficiente incentivo para volver al juego de forma recurrente. Un sistema de clasificación y calificación al final de los niveles que nos hiciera picarnos con nuestros amigos, por ejemplo, hubiera sido bienvenido.

Como se mencionó anteriormente, un nombre conlleva expectativas. Estrictamente en términos de diseño del juego, Fear Effect Sedna es posiblemente la entrega más fuerte que haya tenido la serie. Sin embargo, no va lo suficientemente lejos como para compensar sus deficiencias en la atmósfera y la narración de historias. Como resultado, este título es tan frío y distante como sugieren sus escenarios y la tediosa perspectiva isométrica. Hay muy pocas imágenes evocadoras o que despierten la imaginación. Incluso si eso fuera suficiente para un juego Cyberpunk, se maneja de una manera que no es elegante ni memorable. Con todo, esta entrega es una recomendación difícil, especialmente para los fanáticos de Fear Effect.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…