festigame-2016-entrevista-leto-dugatkin-la-voz-latina-nathan-drake

Leto Dugatkin dio el presente en Festigame de este año y no pudimos dejar pasar la oportunidad para hablar con él acerca de su trabajo. De nacionalidad Argentina, uno de los más capos del doblaje en TV, Radio y videojuegos nos deleitó con su trabajo en Uncharted 4, siendo la voz de nada mas y nada menos que el mismisimo Nathan Drake

A continuación, la entrevista completa.

El doblaje es algo que me gusto siempre, es una vocación que llevo desde la adolescencia ya que desde que tengo memoria me gustaba imitar la tele, las películas y los dibujitos que veía de chico. Eso después se pudo convertir en realidad cuando me recibí de locutor, estudié teatro e hice toda una formación artística de voz y cuerpo.

Al mundo de los videojuegos logré entrar a través de las productoras de buenos aires que hacen doblaje. Históricamente lo que hicimos en buenos aires fue series, documentales, dibujitos… material más enfocado a la televisión. Después de eso empezaron a venir clientes con la idea de doblar títulos de videojuegos, algunos más pequeños, otros más grandes pero cuando desembarcó Sony fue toda una novedad realmente. Eso me dio la oportunidad de participar en el primer casting de Uncharted, y luego de la selección tuve el honor de convertirme en la voz latina de Nathan Drake.

Yo hace 15 años que estoy recibido como locutor, lo cual se divide en dos grandes áreas: una es la locución comercial, que se centra más que nada en marcas de TV y Radio, por ejemplo soy el locutor de Disney Channel ya hace 12 años. Y por otro lado hago voces: voces que son originales para dibujitos animados como por ejemplo Zamba, toda la serie de Paka Paka y la voz del general San Martín, entre otros. También trabajé en la película Gaturro como el villano Max, un personaje muy entrañable. En lo que es doblaje, de todo un poco. Fui Power Ranger, trabajé en Mythbusters y American Chopper para Discovert, etc. Al día de hoy con la empresa que más trabajo es Disney, y otro monstruo de la tele como lo es Turner.

Los videojuegos ya es algo especial.  La construcción de un personaje que luego tiene un envión tan grande y llega a estos lugares (referido a festigame) ya no es la pantalla o un jueguito, ya se convierte en algo así como un heroé de culto, algo muy lindo.

leto1

De la saga Uncharted, poco porque solo conocía el título y no había jugado ninguno de los dos primeros juegos. Una de las razones fue porque estaban doblados en español de España, que eran las versiones del “Tio, joder”, que la verdad no me gustaban para nada (ríe). Me empecé a copar más con el tercero, que fue el primer trabajo que tuve para Sony. El juego lo grabé, lo terminé, lo jugué y quedé totalmente fascinado, me enamoré y no veía la hora de que viniera el 4. Después vino el 4, y fue el mismo ciclo que con el 3, lo que me convirtió en un gran fan de la saga a tal punto de que pude poner un poco de oído crítico al momento de producirlo, con comentarios como “este audio quedó así” o “sería mejor de esta otra forma”.

Digamos que agregué otro juego más a mi lista de favoritos, ya habiendo jugado antes los Assassin’s Creed, los GTA, habiendo trabajado para la saga Infamous y otro enorme como Heroes of the Storm, en el cual también soy locutor y hago la voz de algunos personajes.

La experiencia de sentir que todo lo que yo aportaba como actor era bienvenido fue muy grata. Cuando volvían los re-takes o las retomas, había muy pocas correcciones, lo que me hacía sentir que todo lo que estaba dándoles, les gustaba. Eso me permitió poder desarrollar un Nathan Drake latino calzado a mi talle.

IMG-20160807-WA0110

Maravilloso. Me encanta poder venir a una expo sea acá, sea en Buenos Aires o en cualquier parte. Un poco le agarre el gustito a esto de poder estar en contacto con el público en vivo, ya que lo que han hecho las redes sociales, que los fans puedan googlear “como se hizo tal juego” y ya te encuentran, ya saben quién sos y ya nos pueden seguir en nuestras cuentas. Hay un feedback muy constante, casi inmediato, que en estos espacios ya se convierte en algo vivo como decía anteriormente. Mirarnos las caras, firmar un autógrafo, charlar un ratito, poder preguntarles que les pareció el juego y preguntarles que partes les gustó más. Para mí eso es como un premio o un mimo. Cuando yo era chico y jugaba con mi Nintendo, todo esto no existía y poder vivirlo ahora es muy gratificante.