FIFA 18 – Análisis

Nos sentíamos rengos hasta ahora… ¡¡¡NOS FALTABA UNA PATA!!!, pero listo, ya está solucionado, la entrega anual de FIFA ya está una vez más con nosotros y todo vuelve a la normalidad!. Pero qué… ¿la estábamos pasando mal?, ¡PARA NADA!, porque si leíste el análisis que hice del PES te habrás dado cuenta de que me gustó bastante como para poder esperar tranquilo, pero como buen mañoso que soy, ¡TENIA QUE TENER LOS 2!. Pasa que en este tipo de cosas el hambre de comparación es más fuerte que yo, ¿viste?, y si… cada loco con su tema.

Ahora bien, a lo que vinimos, FIFA 18 llega para intentar acaparar un año más la atención de la gran masa futbolera que disfruta del deporte más hermoso del mundo hasta en su formato digital, en la comodidad y tranquilidad del hogar, sin hacer el más mínimo esfuerzo (lo que pongo en duda por la cantidad de veces que me hace saltar del sillón). Seamos sinceros, llegado este momento todos nos hacemos exactamente la misma pregunta año tras año… ¿VALE LA PENA COMPRAR LA NUEVA VERSIÓN?, ¿tiene cambios significativos o voy a estar pagando sólo por una actualización de plantillas y camisetas?… si, muchas preguntas.

Veremos si podemos responder al menos algunas de estas incógnitas. No sé si te vas a ir de este análisis con 100% de seguridad de que es lo que tenes que hacer, pero sí te podes llevar una idea de si para VOS vale o no la pena el cambio de número al lado del nombre del juego.

 

 

Claaaaro, ¡¡¡arrancamos por lo mas fuerte papu!!!, nada de vueltas. Entonces, ¿cambia o no cambia?… a ver… ¡SI! pero no.

Si hay algo a lo que nos tiene acostumbrados EA Sports con esta saga, es que si una versión vino con cambios muy pronunciados, la que sigue casi siempre es un refinamiento, un juego más bien continuista y si nos ponemos a hacer memoria FIFA 17 tuvo cambios significativos. “Maxi, ¿me estás diciendo entonces que este es sólo una actualización y nada más?”… NO, al menos no tanto.

Si bien es cierto que el cambio no es tan claro como el que hubo entre FIFA 17 y su antecesor, FIFA 18 toma todo lo bueno de la anterior entrega y lo refina lo suficiente como para que cualquier jugador frecuente lo note, ¡Y LO AGRADEZCA!. También mejora ciertos aspectos que esperábamos sean retocados, y se pone la lupa en varios detalles que no siempre impactan directamente en el juego en sí, pero que hacen a la atmósfera y a lo que nos rodea dejando la sensación de estar ante un juego de fútbol redondito por donde se lo mire.

Cuando muchos (me incluyo) pensaban que EA Sports se estaba durmiendo en los laureles porque no se hablaban de grandes cambios en la franquicia, FIFA 18 llega para demostrar lo contrario, para hacernos ver que se siguen ocupando y preocupando por entregar año tras año lo que más se acerque a un juego de fútbol DEFINITIVO. Como usuarios nos tenemos que sentir contentos de que se sigan haciendo estos esfuerzos.

 

 

Como les contaba, si bien no se cuenta con cambios gigantes (no te vas a sentir en un juego totalmente diferente a los anteriores), si hay que reconocer que hay cosas que mejoraron y/o se pulieron lo suficiente como para que nos demos cuenta, sobre todo si sos habitué del juego.

A nivel técnico tenemos que decir que se siguen haciendo esfuerzos. Frostbite está bastante aceitado ya en la saga y esto permite seguir retocando aspectos para mejorar lo que vemos frente  a la tele a la hora de jugar. Gráficamente el juego luce realmente muy bien, en cuanto a los jugadores se nota un cambio que, si bien no es enorme, es palpable, con un look en muchos casos más caricaturesco, ¡pero que le sienta de maravilla!, sobre todo en repeticiones y presentaciones. Eso si, tenemos que decir que siguen habiendo muchos jugadores importantes que aún lucen caras y cuerpos mega genéricos en comparación con el nivel de detalle de otros.

Pero el cambio más grande en cuanto a gráficos lo vemos en lo que rodea al jugador en sí: el campo de juego y el entorno. El césped, muy mejorado, las tribunas, los técnicos, y sobre todo los espectadores, más participativos que nunca. Me sorprendí al ver detalles como que esquiven los pelotazos en uno de mis TANTOS tiros fallidos al arco.

Uno de los cambios que tal vez no están implementados al 100% de manera exitosa es el de la iluminación, que en momentos puntuales, sobre todo en partidos a pleno rayo del sol, puede apagar demasiado los colores y dependiendo de las camisetas elegidas en cada bando, algunas veces llega a costar diferenciarlas con facilidad.

En cuanto al sonido, no hay variaciones de lo que ya nos tiene acostumbrados la saga: buena banda sonora, un punto al que siempre EA le prestó muchísima atención y que no desentona en cuanto a la calidad que siempre ofrece la saga. El sonido ambiente en los partidos también es un punto alto y está muy bien logrado, lo que termina de cerrar junto a los siempre muy buenos relatos (más allá de generar pesadillas con osos de peluche a más de uno), sobre todo si lo comparamos con la competencia.

Para terminar, cabe destacar que el juego corre a 60fps constantes, fundamental para un juego deportivo, y no muestra caídas (al menos yo no lo noté en ningún momento).

 

 

A nivel jugable hay que decir que el ritmo de juego varió, es más pausado… todo se siente más pesado, ¡y le sienta genial!. El movimiento de los jugadores ganó mayor realismo y se sumaron muchas animaciones a las ya conocidas, y en cuanto al peso que mencionaba, se hace mucho hincapié en el uso del CUERPO, favoreciendo obviamente a los jugadores corpulentos. Tirarle la carrocería encima a un contrario para quedarnos con la pelota es realmente… ¡¡¡un verdadero placer!!!. Pero no todo se resume a la defensa e intentar robar el balón, también se nota mucho al momento de cubrir la pelota en nuestros pies, y genera la misma satisfacción.

En cuanto a cómo llevar la bocha por el campo se sigue puliendo y continúa mejorando año tras año. En esta ocasión se ajustaron bastante los pases (algo que se agradece mucho), más finos y trabajados, tanto que obviamente exigen un poco más de precisión de nuestra parte. Y no solo hablamos de los pases rasos de pie a pie, sino también de pases filtrados tanto por el piso como elevados. Eso si, para poder sentir todo esto, y además porque así debe ser siempre, ¡¡¡ES UNA OBLIGACIÓN quitar las ayudas y dejar todo en manual!!!.

Quiero dejar este párrafo aparte para hablar del que fue el cambio más NOTORIO en este apartado, y que además es uno de los puntos de mejora más esperados por muchos (en los que obviamente me sumo): los centros al área. EA se había pronunciado sobre esto ya, y prometía una verdadera evolución… y no nos mentía. Mejoró y MUCHO la forma de meter la pelota al área, mayormente al ir a la carrera donde muchas veces cuando la lógica y el movimiento dictaba una cosa, la pelota hacía otra totalmente diferente en entregas anteriores. Si sos de los que se quejaban como yo, quédate tranquilo que la vas a empezar a pasar mejor. Por último, un pequeño detalle que se agregó en esta entrega y que me pareció interesante, es la posibilidad de realizar cambios “rápidos”, que se pueden preestablecer antes del partido o ser sugeridos por el juego de forma automática. ¿Qué es esto?, mientras estás jugando puede aparecer una sugerencia de cambio de jugadores que con solo presionar un botón, se llevará a cabo ni bien el juego se corte por una falta o que la pelota salga de la cancha.

 

 

Si vamos a los modos de juego, FIFA 18 al igual que sus predecesores está REPLETO de opciones para que pasemos horas y horas prendidos al joystick. Hay que aclarar que en esta entrega no hay modos “nuevos”, pero si opciones interesantes y agregados a los conocidos que son una buena noticia para todos.

Por el lado de las opciones Online, todos tenemos en claro que el modo estrella del juego es el viejo y querido FUT (FIFA Ultimate Team) que sigue siendo tan apasionante y profundo como siempre y que esta vez tiene un par de aditamentos extras que resultan interesantes. Por un lado, la opción de poder sumar a las viejas glorias a nuestro equipo (leyendas) siempre es un gran plus, de hecho en el análisis de PES hablamos de lo lindo que era jugar con monstruos como el Diego, pero le suma una vuelta de tuerca muy interesante que es poder tenerlos en diferentes versiones. ¿Que es esto?, cada uno de estos iconos (como los llama el juego) pueden aparecen representados en diferentes momentos de su carrera, con sus respectivas habilidades y capacidad de la época. Realmente un punto para destacar.

También se agregan las llamadas Squad Battles, que básicamente es poder jugar contra equipos armados por otros jugadores pero que no van a ser manejados por ellos mismos, si no que la CPU se hará cargo del trabajo. En definitiva, como jugar solo contra la máquina pero con un equipo que armó otro jugador de carne y hueso. Este método de juego tiene además sus propias clasificaciones, premios y recompensas… está bueno, ¿no?.

Por último resta hablar de uno de los modos que al menos yo más disfruto con mis amigos, Clubes PRO, que recibió algunas modificaciones en cuanto a las mejoras que podemos ir adquiriendo formando un árbol más completo y complejo con el que ir mejorando nuestro JP Online. Además nos permite tener ahora asociado más de un perfil con la posibilidad de intercambiarlos con facilidad para elegir la posición que más nos convenga para cada ocasión sin tener que salir al menú a retocar características.

Es importante destacar que el servicio Online funciona perfectamente, sin LAG, al igual que el matchmaking que no presenta tiempos largos de espera ni problemas. Obvio que esto habrá que evaluarlo con el paso del tiempo, cuando ya se hayan vendido muchas más copias de las que hay dando vueltas por el mundo hasta el momento, pero por ahora el servicio es muy satisfactorio.

Ahora vamos al juego offline que como recordamos tuvo una evolución importante en FIFA 17 agregando el modo historia llamado The Journey (el camino) y que en esta ocasión es el único modo que recibió novedades para jugar sin estar en línea. Alex Hunter supo ganarse un lugar en el corazón de muchos de los que pudimos ver como daba sus primeros pasos en el futbol profesional, y ahora vuelve para que sigamos siendo parte de su vida. En esta entrega la historia es un poco más profunda y las decisiones que tomamos tienen mayor injerencia, además se suman herramientas de personalización que no solo se limitan a la vestimenta, sino que también nos permite modificar peinado, tatuajes… y esto también influye en la popularidad que tenemos entre el público que nos sigue. Realmente da ganas de seguir jugando The Journey una vez más.

 

 

Así como conté en el análisis de la competencia que este era el talón de Aquiles del juego de Konami, puedo decir sin ningún miedo a equivocarme que es uno de los puntos más altos de esta saga, y uno de los motivos por el cual muchos usuarios se vuelcan por la propuesta de EA. Es que FIFA 18, al igual que sus antecesores, es espectacular a nivel de licencias y contenido real de los clubes y ligas que lo componen. Es un placer ver la cantidad enorme de clubes de todas las ligas y países representados con lujo de detalle, y no solo en sus colores o nombres, hay casos donde hasta la textura y el formato de las camisetas está representado a la perfección. ¿Cómo es esto?, por ejemplo se pueden ver los diferentes tipos de texturas en la camiseta del Barcelona, que cuenta con áreas perforadas para facilitar la ventilación, bueno, estos detalles también están presentes en el juego.

En cuanto a los estadios, también FIFA 18 está a AÑOS LUZ en comparación con la vereda de enfrente… si leíste el análisis de PES 2018 habrás notado que comenté que no son mucho más de 10 las canchas disponibles que conforman la plantilla, bueno, en el caso del juego que nos reúne en esta oportunidad hablamos de algunos más… ¿estás listo?, el nuevo FIFA cuenta con aproximadamente ¡¡¡75 estadios!!!, de los cuales unos 50 están bajo licencia oficial y se retratan con mucha fidelidad. Realmente una locura, y justifica en parte los más de 40GB que ocupa el juego en el HDD de nuestras PS4.

 

 

Vamos terminando y llega el momento de las conclusiones finales.

FIFA 18 no es un cambio rotundo y radical dentro de la saga, pero presenta multitud de pequeñas (y no tan pequeñas) mejoras que lo convierten en un GRAN JUEGO de futbol. Súper completo a nivel de licencias, actualizado hasta el más mínimo detalle, refinado en su apartado técnico y con muchas mejoras jugables… no podemos dudar de que estamos ante el referente más importante de este deporte en lo que a fichines se refiere.

La competencia este año fue bastante dura, porque Konami presentó un muy buen producto, pero la realidad le gana siempre a las primeras impresiones y hay que reconocer que el juego de EA Sports es bastante más completo. Claro está que cada uno tiene sus gustos, y a la hora de decidir sos vos el que tiene la última palabra, pero siendo objetivos tenemos que decir que FIFA 18, al menos PARA MI, se vuelve a llevar la corona un año más.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…