Formula 1 – 2017 – Analisis

Desde Codemasters nos traen un año más y con este ya son 10, el juego oficial del mundial de Fórmula 1. El juego de circuito y velocidad por excelencia llega como siempre en este mes de agosto de la mano de uno de los grandes de este mundo, como no podía ser de otra manera.

Hablar de Formula 1 es hablar de una de las franquicias más importantes en el mundo del motor tanto en su ámbito deportivo como en su faceta de simulador de videoconsolas. Este 2017 nos trae una entrega más, los cambios aunque apreciables en algún caso, han sido mínimos en cuanto a la anterior versión de 2016. Reajustes por aquí y reajustes por allí, que se pueden notar quizás un poco en la IA (aunque sigue presentando muchos errores) pero que lo único que hacen es que el juego tenga quizás un punto más de dificultad con respecto a su versión anterior.

Si bien es cierto que añaden algún monoplaza más y actualizan todo lo que tiene que ver en cuanto a circuitos y escuderías… ciertos coches son solo accesibles con contenido descargable. La mejora más evidente es el trabajo que han hecho con la lluvia. En este caso, la versión de 2017 tiene una mejor caracterización en cuanto a la lluvia y el manejo del coche parece más real.


Como características importantes tenemos que la dificultad del juego pasa a tener 110 niveles, siendo el nivel más alto y demencial en el que solo los más pros podrán hacer frente a las victorias. El sistema de daños de motor es uno de los nuevos alicientes en los cuales tendremos que saber mantener en buen estado el corazón del coche y con el que tendremos que empezar a aprender a gestionar las carreras para conseguir mantenerlo en un rendimiento óptimo. Los parámetros de configuración que nos permite el juego en cuanto a ayudas o similar en las características de la partida, así como todo lo que se refiere al monoplaza sigue siendo muy completo.

En mi caso con un volante Thrustmaster T150, las posibilidades de configuración de dicho volante son muchas y hacen que lo puedas poner a tu gusto sin mucha dificultad, si bien es cierto, que la autoconfiguración de serie que tiene el juego es muy buena. Los reglajes nos permiten customizar nuestro coche a nivel mecánico en todas las facetas posibles. Para una persona entendida de estas configuraciones será una de las mejores diversiones del juego con las que poder echarse horas probando en los entrenamientos libres para ver cual es el mejor punto de configuración y que harán que ganes las décimas necesarias para conseguir la victoria.

Los monoplazas que están en la parrilla este año, están presentes en este Fórmula 1 2017 así como los trazados oficiales de esta temporada, aunque también nos traen ciertos añadidos como coches clásicos (McLaren MP4/4, Williams FW18, Renault R26 entre otros) y versiones cortas de circuitos (Suzuka, Barein, Silverstone y Circuito de las Américas).

Los modos de juego que nos presentan este año son variados aunque quizás continuistas o semejantes. Tenemos la posibilidad de probar diferentes monoplazas en la sección de contrarreloj para ir conociendo el circuito, con la ayuda del coche fantasma podremos intentar mejorar nuestros tiempos y además, saber cual será nuestra posición en el ranking mundial de jugadores ya que nos dirán en que puesto quedamos con nuestra última vuelta. Junto con esto también tenemos la opción de correr campeonatos con los coches actuales, coches clásicos mencionados anteriormente, campeonatos sprint o similar.

El modo multijugador nos mete en las carreras con otros jugadores del mundo pero es un modo que, aunque divertido, tiene muchos errores, llegando a intentar conectar hasta en 4 y 5 veces a una sesión para que (cada una de las veces) el juego provoque un error, se cierre, tengas que volver a iniciarlo y pierdas la paciencia, desistiendo de este modo de juego.

Pero sin lugar a dudas, su modo estrella, es el Modo Profesional. Este modo ha sufrido bastantes cambios pero sigue siendo más de lo mismo y además no tiene una historia interesante con lo cual nos encontramos ante un modo muy continuista y que acaba teniendo poca variedad. Al igual que en su versión de 2016, obtendremos puntos de recursos que nos permitirán mejorar el monoplaza, tendremos duelos con nuestro compañero de equipo al que siempre hay que superar, desafíos que nos permiten conocer un poco el rendimiento del coche y como llevarlo por la pista.


Todo ello junto al principal y gran apartado de investigación y desarrollo donde encontraremos grandes variedades y posibilidades de configuración del coche como el grupo motor, la durabilidad y el chasis. Aunque el apartado de investigación y desarrollo, junto con la gestión del vehículo pueden ser un poco liosos y llevarnos a la dejadez, es muy importante tenerlos controlados para avanzar con seguridad en nuestra andadura y poder optar a grandes cotas con coches inferiores.

En conclusión, Fórmula 1 2016 no tiene nada que envidiar a la nueva versión de 2017. A nivel gráfico no se ha notado una mejora (al menos en la versión de PS4), en cuanto a jugabilidad más o menos tenemos las mismas mecánicas y si profundizamos quizás se puedan encontrar ciertos detalles pero que para el usuario de a pie son indetectables. El modo profesional es demasiado continuista, los sistemas de mejora del coche son complicados (si bien intentan reproducir la realidad) lo que quizas te lleve a la dejadez si no eres amante de esta sección de mecánicas y el multijugador falla mucho.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…