Monoplazas en formación. El safety car se para al fondo de la pista y los semáforos se tornan en rojo. Tensión, no solo en las gradas y los boxes, también para los pilotos. En estos instantes sus corazones llegan a las 180 pulsaciones por minuto. Se empiezan a apagar las luces y…  llega la hora de F1...
Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…