Detroit: Become Human – Análisis

Detroit: Become Human es el nuevo juego dirigido por David Cage y desarrollado por Quantic Dream, bien conocidos por Heavy Rain y Beyond: Two Souls. Esta aventura gráfica con tintes de las obras de Asimov, Wells, Clark, entre otros, se nos resume a las adaptaciones en peliculas como Yo Robot, Inteligencia Artificial, El hombre bicentenario y Blade Runner. El juego me ha puesto a prueba varias veces, no solo con su narrativa extremadamente cuidada sino con sus multiples decisiones y desafíos morales que plantean. Por un lado, tengo que reconocer que me ha gustado y por otro me siento un poco decepcionado.

Una historia llena de vueltas

Lo mejor que vamos a encontrar en Detroit: Become Human es su evolución dentro del apartado técnico, superior a lo que fue Heavy Rain y Beyond: Two Souls. Detroit es otro juego narrativo donde la exploración esta limitada pero el desarrollo de la historia y el crecimiento de los personajes se encuentran a flor de piel en todo momento. En parte podemos decir que se parece bastante a Heavy Rain en cuanto las elecciones, evolución de la historia y nudos, incluyendo como confluyen los destinos de los tres personajes principales, y por supuesto los finales alternos y todas sus opciones. Con esta obra han ampliado este abanico a tal punto que puedes hacer literal lo que se te antoja, incluso arruinarla por completo ya que son mas de 60.000 elecciones posibles PERO no quiere decir que todas sean inclusivas a la trama principal.

El juego nos coloca en la piel artificial de tres androides, cada uno con sus historias, Kara, una androide “ama de casa” encargada de los labores que indica su dueño que incluyen cuidar de la pequeña Alice; Markus, el androide mejor identificado con El hombre bicentenario, el cual recibe lecciones de su dueño artista y por aras del destino se convertirá en protagonista de la rebelión de androides divergentes y por ultimo Connor, un robot que se dedica a dar caza a estos divergentes o androides que han adquirido una inteligencia emocional inesperada, su labor sera llegar al fondo del asunto.

Tomaremos control de ellos en diferentes situaciones, comenzando con el capitulo que ya conocemos por la demo que ofrecio Sony, en el cual tomamos control de Connor quien debe resolver una situación con un rehen. Connor puede ser considerado el personaje mas importante de toda la trama y nos sirve como ejemplo para ver la cantidad de opciones disponibles en el comienzo del juego. El equipo de trabajo detras de Detroit ha preferido mostrarle al jugador de manera directa todo el arbol de flujo y como se desenvuelven estas acciones, incluso, dando lugar a que podamos re-jugar el mismo nivel SIN NECESIDAD DE GUARDAR Y SOBRE ESCRIBIR LA HISTORIA ¿Que quiere decir esto? Podremos jugar Detroit de punta a punta y luego revivir algun episodio sin necesidad de cambiar su resultado final, por supuesto si queremos cambiar y sobre escribirlo, podremos.

Cada vez que terminemos un capitulo recibiremos puntos, pero solo ganaremos puntos por escribir una historia. Estos puntos nos sirven para desbloquear la BSO, imágenes de artbook, concepts, ficha de los personajes, unas revistas coleccionables y videos. Esta mas que claro que para conseguir puntos adicionales deberemos re-escribir nuestra historia con decisiones diferentes. Si nos preguntamos como confluyen estas decisiones en los finales del juego, podemos resumir a que el juego como tal tiene 5 finales posibles y dentro de esto, al menos unas 5 resoluciones diferentes si hacemos un calculo tendremos tanta variedad de finales y situaciones como opciones durante todo el transcurso de las decisiones que hemos tomado en el juego.

Un mundo no tan mundo

Hablar del mundo de Detroit es limitarse a opciones en lo que refiere la exploración, el juego usa un truco un tanto “sucio” donde no sabemos con claridad cuanto y cuando puede cambiar el rumbo de una situación sea por demorar adrede o por decidir no terminar un acción. Esto nos complica en parte la tarea de exploración, algunos objetos que podemos encontrar ocultos puede que los pasemos de largo por culpa de esta extraña sensacion que el tiempo es algo que puede o no modificar la historia.

Por otra parte, ayuda al apartado técnico visual para brindarnos la mejor ciudad de Detroit posible, con multitples personajes y actores modelados de manera exquisita, la ciudad y todas sus partes que visitemos se sienten bastante reales y muchas de las situaciones que ocurren a nuestro alrededor podrían ser posibles. La cuestión es que el mundo futurista distopico de D. Cage se puede partir en pedazos en los momentos que comenzamos a cuestionar algunos puntos endebles de la trama principal y esto puede ser culpa del modelo utilizado para narrar las tres historias ya que todas son lineales y corren en paralelo, hubiese sido interesante que llevara un estilo similar al de Beyond, incluso hubiese hecho la trama principal mas interesante. Y el problema vuelve a radicar en lo mismo, el mundo semi abierto nos pone en momentos de quiebre donde hay opcion A o B y son situaciones donde mas de uno pondrá en discusión la posibilidad de C y D (minimo) pero al estar nuestro mapa tan limitado nos parecería que las opciones que nos da el juego son las únicas posibles, cuando en realidad no.

El otro gran problema es la manera que interactuamos con este mundo, tenemos dos tipos de dificultad:

  • Normal: usamos el 50% de los controles
  • Avanzada: usamos el control en su totalidad incluyendo el sensor de movimiento.

Cuando pase el juego en su dificultad máxima esperaba que los errores en el movimiento o elección de un botón fueran cruciales, pero debemos equivocarnos varias veces para que esto suceda, lo mismo al momento de seleccionar respuestas conflictivas, tenemos hasta 4 opciones de respuesta pero mucho tiempo para decidir y pensar cuando lo mas recomendable seria reaccionar por instinto, entonces este problema se traslada en la experiencia de juego a lo largo de la historia y si bien influyen en acontecimientos futuros parecieran no importar del todo.

El otro problema esta en que la profundidad del conflicto a mostrar no esta del todo desarrollada, el juego asume demasiado fácil y rápido los conflictos y lo resuelve con sencillos momentos que se pueden traducir en:

  • Opcion generica de ser bueno #1
  • Opción genérica de ser bueno #2
  • Opcion generica de ser malito #3
  • Opción genérica de ser no tan malo ni tan bueno #4

¿Donde quedo esa fantasía de un juego de ciencia ficción diferente, espiritual, filosófico, reflexivo, científico? Pareciera que SOMA, el juego de Frictional Games totalmente lineal, realizo un mejor trabajo, es un juego que nos empuja hacernos las preguntas mas básicas desde el nacimiento de los grandes pensadores como por ejemplo ¿Que es realmente el ser humano? Algo que en Detroit, con todo lo que tiene a su favor, NO ESTA APROVECHADO y es en este punto que me siento total y absolutamente decepcionado. 

Durante muchísimos momentos de la historia, las referencias a las películas nombradas son tan, extremas, que me ha quitado las ganas de saber lo mas importante del juego que es la motivación por la cual los androides han decidido romper el protocolo, aun cuando encontramos los detalles de lo que esta ocurriendo en el mundo (mirando los noticieros, leyendo revistas y destrabando investigaciones) no alcanzan para convencer que una revolución de las maquinas esta a punto de estallar, que la humanidad y su creacion cibernetica han tocado fondo y alcanzado un nuevo grado o siquiera que la situación no da para mas, aquí no están Los que se alejan de Omelas ni tampoco encontraremos dilemas y conflictos como Un Mundo Feliz y tal vez por ser ávido lector de ciencia ficción me encuentre un poco frustrado por la manera en que han decidido contar y desarrollar la historia de estos tres androides dejando en ellos situaciones extremas con resoluciones simplonas, o decisiones extremas que quedan en la nada, poniendo por encima de todo la historia mas fuerte, la de Kara la cual se lleva la peor parte durante todo el juego.

Pero no todo esta perdido, los finales son tantos y las opciones re jugables tan diversas que ayudan a llenar estos huecos, incluso tendremos un pequeño mini apartado jugable en el menu principal del juego, un gran detalle.

Un aplauso para los actores

Quantic Dream ha tirado todo al asador en lo que refiere a utilizar la tecnología de motion capture, estamos hablando de algo extremo en lo que refiere transmisión de expresiones y sensaciones por parte de los actores, voces y detalles en lo audiovisual. No hace falta tener una PS4 Pro para sacar el máximo partido ya que el juego admite HDR.

El trabajo de los actores y las interpretaciones que han logrado son dignas de una super produccion de Hollywood. Si Detroit: Become Human fuese una serie de Netflix interactiva, seria un exito de tal magnitud que dudaria pudiera ser superada en el corto plazo y marcaria un nuevo rumbo dentro de esta industria, ya que si bien hay algunas series y peliculas interactivas, esto le sacaria varios cuerpo de ventaja.

La ciudad se ve increíble, los escenarios son tremendos, la música, los actores, las voces, las adaptaciones y el guion se mezclan perfecto para hacer de Detroit no un juego interactivo, sino una película pero con el problema que no llega a transmitirnos esa sensacion que estamos ante Androides sino, humanos. Si has visto la serie Humans ellos cuidaron el detalle en los personajes Androides a punto de no humanizarlos demasiado, en Detroit esta sensacion se pierde pasadas unas horas de juego y cuando un androide pasa a ser divergente ya deja de parecer androide por completo salvo en raras situaciones.

Conclusion

No me puedo extender en el tema debido a spoilers y prefiero nuevamente que un juego de David Cage nos traiga el debate. Detroit es un juego para disfrutar y completar la estantería de aventuras graficas interactivas de David Cage y tambien hacerle un lugarcito a ese Until Dawn exclusivo de Playstation 4 que se gano mi cariño. La idea de Detroit es buena pero le falto fuerza en el contenido filosófico y  dilemas morales, falto explorar con mas furia la situación social que nos encontramos actualmente, donde nos estamos haciendo muy dependientes de la tecnología y carentes de herramientas intelectuales, pierde esa fuerza en un momento donde la sociedad esta a un punto de reflexión sobre la igualdad, por momento la historia nos lleva a entender que tal vez no tenemos problemas de genero ni de ideología, sino que no estamos encontrando el rumbo a traves del dialogo.

Detroit podría sacar a relucir  cuestiones religiosas y el conflicto gigantesco que podria traer un “dios robot” o un “dios cibernetico” como en algun momento se plantea en Deus Ex, pero no, se ha quedado comodamente en una buena historia de ciencia ficción con muchos finales malos y bonitos.

Análisis
  • Detroit: Become Human
    PochocleroVeredicto

    Detroit podría sacar a relucir  cuestiones religiosas y el conflicto gigantesco que podría traer un "dios robot" o un "dios cibernetico" como en algún momento se plantea en Deus Ex, pero no, se ha quedado cómodamente en una buena historia de ciencia ficción con muchos finales malos y bonitos.

    • Graficos
    • Sonido
    • Historia
    • Jugabilidad
Lo bueno y lo Malo

Puntos positivos y negativos que pudimos destacar en este análisis

    • Puntos positivos
      • Tiene una cantidad insana de opciones
      • Localizado en Español
      • Rejugabilidad garantizada
      • El trabajo artístico es impecable
      • Los modelajes de actores estan en lo mas alto
    • Puntos negativos
      • No se la jugaron con la historia, aun con los desenlaces mas fatales
      • Los personajes no tienen el suficiente desarrollo
      • Los finales (todos) son muy obvios
      • Roba demasiadas ideas ya conocidas
Análisis Detalles
Idiomas
Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…