Forza Horizon 4 – Analisis

Últimamente pocos títulos han gozado de la popularidad en el género de automóviles con la que la franquicia Forza cuenta. DiRT se decantó por la monotonía y falta de personalidad, Gran Turismo se mantiene exclusivo y Need for Speed no puede caer más bajo. Mientras que la franquicia Forza alterna entregas de simulación de competencia (Motorsport) y otra más arcade, de mundo abierto (Horizon) cada año, satisfaciendo a ambos tipos de jugadores.

Este año es el turno de Forza Horizon 4, cambiando la árida Australia de Horizon 3 por una sinuosa Escocia, que cuenta con un cambio completo de las 4 estaciones, demostrado de manera bella durante su introducción, comenzando en otoño y terminando en verano, permitiéndonos tener una vista previa al efecto que tiene esto sobre el juego entero.

Y vaya que tiene efecto. Los cambios de estación durante el juego proporcionan una forma completamente diferente de verlo e interactuar con el mundo. Si bien los cambios más claros se notan en sus extremos de invierno y verano, otoño y primavera nos ofrecen uno de los mejores espectáculos gráficos de esta generación. Conducir por las carreteras de escocia en otoño es una experiencia bellísima y que deja en evidencia la excelente calidad técnica del videojuego.

Texturas de mayor resolución, reflejos más exactos, naturaleza mejor modelada y una mejora gráfica a nivel general respecto a Horizon 3 dejan al título como una proeza gráfica de esta generación. Y tampoco está demás felicitar a los encargados de este apartado, ya que el juego en PC corre mucho mejor que Forza Horizon 3, demostrando un increíble trabajo de optimización al respecto.

Una vez terminada la introducción, se nos lanza al mundo, donde se nos ira introduciendo a todos los tipos de competición, todoterreno, carreras callejeras, etc. Cada una de estas disciplinas tienen un medidor de progreso propio, que a medida que sean completadas se nos van desbloqueando más retos de la misma, los cuales además nos proporcionan influencia, usada para poder avanzar entre las estaciones, similar a las temporadas de Forza Horizon 3. Sin embargo, el primer ciclo de un año actúa como un prólogo, para después mostrar el verdadero juego.

Como es costumbre, no mucho después de empezar, el juego se llena de actividades y cosas que hacer, las cadenas de habilidades de Horizon 3 vuelven con el mismo brillo, los puntos de habilidad también vuelven con todo su esplendor, pero esta vez se consiguen de manera aún más rápida que en la anterior entrega.

Esto termina dando una sensación bastante abrumadora, en poco tiempo el mapa se nos llena de cosas que hacer, la influencia sigue aumentando y no sabes si dejar la estación actual o pasar a la siguiente. Los puntos de habilidades tampoco aportan mucho al progreso del juego ni a la manera de conducir, son unos modificadores que no pasan de ser interesantes y limitados al auto en donde se gastan.

Sin embargo, Escocia es una excelente elección para esta entrega de Forza. El mapa no es más grande que en su antecesor, sí, pero las elecciones artísticas sumadas a los cambios de estaciones lo hacen un mapa mucho más disfrutable. Con zonas rurales, bosques y muchísima tierra. Conducir por Edimburgo en una noche de invierno o por el lago congelado en la misma estación son experiencias irrepetibles en otros juegos, así como los efectos de deformación de nieve muy bien logrados por las ruedas de los vehículos, todos ellos manejándose de acuerdo al terreno sobre el que se encuentran.

Respecto a esto, la conducción de los autos sigue siendo excelente, ese toque de simulación y físicas convincentes sumadas al concepto arcade del juego sigue golpeando muy fuerte, además de dotar a cada vehículo de una sensación notablemente diferente al momento de conducirlo.

Otro cambio importante respecto a su antecesor, es el hecho de que ahora podes encontrarte con otros jugadores en el mundo abierto. Anteriormente aparecían representaciones de Inteligencia Artificial de otros jugadores en el mundo abierto, si querías jugar con alguien de verdad, tenías que elegirlo. Si bien este tipo de juego todavía está disponible en Horizon 4, por defecto nos cargara en un mundo donde pueden compartido con otros jugadores. Sin embargo, si intentamos atropellarlos simplemente seguiremos de largo, previniendo el potencial trolleo, cosa que no pasa en, digamos, The Crew.

También contamos con los eventos FORZATHON, un evento cooperativo en grupos donde se intenta amasar a una cantidad de jugadores donde tienen que hacer drifts y romper signos para ganar puntos de manera cooperativa entre todos, una vez completados ganas puntos FORZATHON, los cuales se pueden cambiar por autos y demás cosméticos.

Hablando de cosméticos, podremos personalizar a nuestro personaje y auto con una variedad de ellos, aunque una gran parte los tendremos que conseguir usando la ruleta, lo cual le termina restando importancia, ya que es muy decepcionante que nos toque uno de estos cuando nos podría haber tocado un auto o dinero para comprar uno, ya que bueno, es un juego sobre automóviles, ¿no?.

La review se realizó en PC sin embargo hay que destacar algunos detalles no menores, si estás jugando en una Xbox One X, contarás con una nueva opción de gráficos que te permite elegir entre el modo Quality, que es una opción de gráficos predeterminados en 4K y HDR de 30 fotogramas por segundo, o el modo Performance de 60 fotogramas por segundo en 1080p y HDR. Para los jugadores de PC, el juego optimizará la experiencia basada en su hardware de manera dinámica y proveerá una cantidad de opciones que habilitará a los jugadores a tunear el juego de acuerdo a sus preferencias.

Seguro notaron que mencione mucho la anterior entrega. Y ese quizás es el mayor problema de Forza Horizon 4, se siente como una versión mejorada de su entrega anterior, Horizon 3. Si bien su apartado gráfico es excelente, se nota muchísimo que usa la misma iluminación. La conducción de los autos es muy similar y todavía sigue con una estructura casi igual a su antecesor al momento de progresar en el juego.

Podrás elegir, modificar y manejar más de 450 autos de 100 diseñadores distintos, con todas las opciones de personalización, incluido detalles como las nuevas actualizaciones que permiten derrapar y hacer giros inesperados con llantas resistentes y más kits para mejorar la carrocería del coche. Además, podrás elegir ropa, accesorios y una característica que permite desbloquear nuevos elementos y ventajas de juego, desde pequeñas cabañas hasta inmensos castillos.

El juego es excelente, ofrece interminables horas de diversión y conducción de todo tipo. Pero lo único que se siente como nuevo es el agregado de las estaciones. Hay otro mapa, autos nuevos y viejos pero nada que realmente tenga un peso innovador. Sin embargo, sigue siendo un título digno de la mejor franquicia de conducción actualmente.

Sistema Requerimientos
Recomendados PC:
    • OS: Windows 10
    • RAM: 12GB
    • CPU: Intel Core i7-3820 o superior
    • GPU: Nvidia GTX 970 o AMD R9 290X.
    • Espacio en disco: +65GB
Análisis
  • Forza Horizon 4
    ImpecableVeredicto

    El juego es excelente, ofrece interminables horas de diversión y conducción de todo tipo. Pero lo único que se siente como nuevo es el agregado de las estaciones. Hay otro mapa, autos nuevos y viejos pero nada que realmente tenga un peso innovador. Sin embargo, sigue siendo un título digno de la mejor franquicia de conducción actualmente.

    Lo bueno y lo malo
      • Lo bueno
        • La calidad gráfica
        • Los cambios de estaciones
        • Conduccion excepcional como siempre
        • Una gran cantidad de actividades que nunca terminan
      • Lo malo
        • Es muy parecido a Horizon 3
        • Los cosmeticos se sienten como una distracción.
    Análisis Detalles
    Análisis Tapa
    Tapa
    Idiomas
    Ingresar
    Cargando…
    Regístrate!

    New membership are not allowed.

    Cargando…