Immortal Planet – Análisis

En estos tiempos que corren los videojuegos es difícil ya no conocer el género “soulslike”, que en los últimos años se ha introducido en nuestras vidas y plantado en nuestras consolas como si siempre hubiesen estado ahí. Después de unos años apartados de una nueva entrega, los chicos de, creadores del gran juego de acción y plataforma RONIN, vuelven con Immortal Planet para lanzarnos a las profundidades de un planeta lleno de inmortales consumidos en la eternidad de repetir un ciclo de muerte y renacimiento indefinidamente. Solo nosotros seremos capaces de romper este proceso y librarlos de la esta prisión de desesperación.


a
Immortal Planet absorbe varios de los puntos principales de la saga de DarkSouls. Hacer vista gorda a la historia de manera que seamos nosotros los aventureros e investigadores que recorramos este mundo para ir encontrando pequeños rastros con información, para de esta manera ir armando todo el cuadro que finalmente nos mostrara la pintura completa. También se premia al jugador al cauteloso, ya que, los errores no se perdonan y castigan muy fácilmente. Cualquier enemigo que encontremos podría desencadenar nuestra muerte o simplemente provocar una desestabilización en nuestro inventario para que el siguiente enemigo aseste el golpe final.
Volver a puntos de partida conlleva viajar hasta nuestro punto de muerte para lograr recuperar los puntos de experiencia conseguidos, esos que nos permitirán poder mejorar gradualmente nuestras estadísticas de combate, ya sea si elegimos el daño de arma, la magia o el uso intensivo de objetos.


a
Pero al hablar del punto fuerte en Immortal Planet el combate es el que se lleva todos los premios. Encontrar un buen equilibrio entre ataque y defensa sumado al uso de bloquear y esquivar según el momento es lo que nos mantendrá vivo por más tiempo. El uso correcto de la energía de resistencia o “stamina” es fundamental para cada movimiento, por consecuente, quedarnos sin aliento en medio de enemigos nos costara mucho más que una simple vida. Pero por si no fuese poco, los escenarios también serán un enemigo a tener en cuenta, desde espacios reducidos, bordes diminutos o trampas en el piso son algunos de los factores que más de una vez nos jugaran una mala pasada.


a
A primera vista los gráficos isométricos muestran algo muy minimalista, sin embargo, este título tiene un mundo lleno de recovecos y elementos visuales muy interesantes una vez que el protagonista de adentra más profundamente en los escenarios. En cada una de nuestras vueltas podremos ir descubriendo la forma más adecuada de avanzar, ya sea por puro desconocimiento para ir luchando contra cuanto enemigo encontremos o bien siguiendo las pistas de diferentes NPCs de las diversas áreas. En mi caso la curiosidad por explorar parecía siempre llevarme por buen rumbo hasta sin previo aviso entrar en una sala que se sella con la caída de un jefe de área. Estas criaturas que elevan la vara de dificultad a niveles increíbles y que para poder vencerlos deberemos analizar cada tipo de movimiento y ataque.

De los elementos más interesantes en este género es la posibilidad que se le ofrece al jugador más sagaz, es la capacidad de evitar áreas difíciles con el uso correcto del mapa. Aunque por contraparte estas bases se establecen una vez que el jugador ha invertido unas ocho o nueve horas de trabajo en ir explorando cada rincón y llenando su inventario con cuanto objeto, arma secundaria o magia que se haya encontrado. Pero no deja de ser muy satisfactorio para una segunda partida en el modo pesadilla para trazar y elaborar una estrategia de conquista.

a
A pesar de todas las dificultades que establece Immortal Planet como juego de su género, es muy satisfactorio la forma en la que sabe captar la atención del jugador. El título ciertamente no es perfecto y peca de una dificultad abrumadora que puede frustrar jugador más experimentado. La premisa de llegar hasta uno de los jefes esta predispuesta por nuestra capacidad de lucha y manejo de recursos. Ya que la gran variedad de hechizos y objetos que se usan en el combate aportan un abanico muy grande de posibilidades. Sin duda este es un juego que genera grandes momentos de diversión, frustración e intriga sumado a un simple pero robusto sistema de combate por tan solo 15 dólares.


a
Últimas palabras

Immortal Planet presenta una gran visual, su optimización hace que en cualquier PC actual se pueda correr sin problema, gracias a gráficos minimalistas muy pulidos. Como todo juego de culto a obras de Miyazaki el uso de ratón y teclado es imposible debido a su necesidad de movimiento y uso activo de habilidades entre ataque y defensa. Esta aventura que dura un aproximado de 9 horas nos invita a descubrir secretos en cada momento y su posibilidad de re-explorar en modo pesadilla hace al tiempo duplicarse ofreciendo una experiencia plena de aventura. El combate por otro lado nos obliga al constante reflejo, prever y establecer estrategias en cortos plazos de tiempo pero requiriendo una fuerte paciencia puesto que sino será este apartado el que acabe con nosotros. Sin duda este es un juego hecho con amor al género.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…