Ken Follett´s Pillars of the Earth: Novela digital

Hace ya unos cuantos años que leí el bestseller de Ken Follett y tengo que decir que me atrapó de tal forma que devoré sus 1000 páginas en una semana. Situada en la época conocida como la Anarquía de Inglaterra, las vidas de un prior, un malvado noble, un constructor de catedrales y la desposeída hija de un conde se entrelazan para dibujar una historia de ambición, traición y grandeza.

Esta época en la Historia de Inglaterra es de las más interesantes, porque representa la fractura de la dinastía normanda, tras su conquista de los sajones en el año 1066, que lleva al trono inglés a la Casa Plantagenet. Una época de pillajes, guerras y a gran escala; así como con el tiempo, la imposición de lo francés como cultura elevada en el país anglosajón.

Jugar a Ken Follett´s Pillars of Earth me ha supuesto revivir esta interesante narración y volver a esa caótica Inglaterra del siglo XII en la que la injusticia y la violencia eran la moneda de cambio habitual. Digo volver a revivir porque esta aventura gráfica point and click es muy fiel a la novela salvo en algunas necesarias adaptaciones.

La aventura nos transporta, mediante los personajes que controlamos, durante más de 30 años, a la ciudad Kingsbridge y el condado de Shiring. La trama gira principalmente en torno a la construcción de la catedral de Kingsbridge y las vicisitudes que suceden durante este período.

En mi opinión, lo más destacable del juego es el apartado gráfico, que se ha cuidado muchísimo. Las localizaciones que se nos presentan son obras de arte y los cambios que éstas van experimentando a lo largo de la historia, en particular la catedral, son enriquecedores. Los gráficos se utilizan de manera magistral para dar emotividad al relato y los juegos de sombras acompañan los momentos de tristeza y desesperación, mientras que los colores vivos y las luces ensalzan la esperanza y el amor. También las expresiones de los personajes se han cuidado mucho, de forma que la cara de uno de ellos nos provocará confianza o desconfianza nada más verlos.

En cuanto a la jugabilidad, nos encontramos ante una aventura gráfica point and click clásica, aunque se orienta hacia una novela interactiva ya que los puzles que se nos presentan no complican demasiado lel desarrollo del juego. Además, la trama es completamente lineal, limitándose el juego a premiarnos por nuestros aciertos y penalizarnos por nuestros errores, sin más consecuencias. Por otra parte, he de reconocer que el ritmo del juego me ha parecido un poco lento, a pesar del interés que genera la narración.

Por otra parte, el juego se estructura en libros y capítulos. Tres libros de siete capítulos cada uno. Lo normal es que en cada capítulo cambiemos de personaje, aunque a veces repetimos personaje dos veces seguidas.

Este análisis se centra en el tercero de los libros, denominado “El Ojo de la Tormenta”. Obviamente, las mecánicas de juego se mantienen igual que en los anteriores, pero resulta un soplo de aire fresco comenzarlo en una localización novedosa. El libro comienza en un barco, para pasar poco después a la costa normanda. Así, nos encontraremos con nuevas, diferentes y bulliciosas localizaciones y con un hilo argumental diferente, basado en una persecución.

Otro de los apartados muy cuidados es el sonido, que a través de diversas tonadas celtas antiguas y actuales, música épica y algo de música sacra, ayuda notablemente a la inmersión en el juego, acompañando en las escenas de forma notable.

Uno de los aspectos negativos a tener en cuenta es que  el juego presenta pequeños fallos técnicos como la traducción a nuestro idioma, que a veces flojea y la interfaz, que no está muy cuidada.

Sin embargo, y a pesar del principal lastre de gameplay que presenta este juego, que puede resultar tedioso en ocasiones, me parece un juego recomendable para quien tenga la ilusión de sumergirse en una historia. En particular, el retrato que hace de la Inglaterra del siglo XII es muy recomendable. La recreación de la injusticia y el sufrimiento está muy conseguida y resulta gratificante (si se puede decir así) la puesta en escena de las miserias del hombre. Como contrapunto, no es menos alentador asistir a la lucha de los protagonistas por salir adelante y precisamente, combatir esa injusticia, encarnada en dos repulsivos pero atractivos malos malísimos como el obispo y el noble.

Pienso que en un título de estas características, el argumento termina resultando tan importante como todo demás que hay en el juego. En consecuencia y como conclusión, teniendo en cuenta que la historia del juego es buena, que el apartado gráfico es soberbio y que el apartado sonoro está muy cuidado; a pesar de que la jugabilidad flaquea, nos encontramos ante un muy buen juego. Eso sí, para quien tenga la paciencia de jugarlo.

 

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…