Monster Prom – Análisis

Nunca fui amante de los simuladores de citas, habiendo analizado algunos es difícil para mis gustos poder lograr esa conexión que el juego propone. Monster Prom vino para generar un cambio y entender cómo el humor bizarro, la ironía de desarrollo y las situaciones genuinas pueden mantener atrapados hasta cuatro jugadores por más de una hora. La premisa es simple, rápida y te pone casi inmediatamente en la búsqueda de tu pareja de graduación en un mundo llenos de monstruos que deben lidiar con el día a día de la escuela tradicional. Por medio de una pequeña encuesta de una revista de adolescentes mutantes limitaremos nuestros stats iniciales para desde ahí ser parte de un grupo de lo más variado y divertido.

Nuestros días irán, básicamente, pasando por diferentes partes de la escuela mientras acumulamos atributos y desencadenando eventos que nos irán ayudando a generar lazos, abrir oportunidades a eventos y también conseguir fortalecer nuestros rasgos como un monstruo sociable y lleno de energía para emprender cualquier aventura. Para lograr todo un mundo de posibilidades Monster Prom está dotado de 388 eventos y con más de 1300 resultados para que sean después de horas de juegos cuanto solo tal vez encontremos alguna similitud. 

Al comienzo de cada partida el juego nos propone una cita ideal según nuestra respuesta, si bien es difícil el proceso esta puede no ser la decisión final con final feliz y esto logra un gran proceso en lo que uno puede o no hacer al momento de abordar cada situación. Todo el camino es largo dependiendo el tipo de partida que queramos afrontar, pero sabiendo el tipo de contenido que envuelve el juego, uno puede esperar más de una repetición no solo para agarrarle la mano, sino también para conseguir un resultado favorable. Por lo cual el juego deja en claro que esto no es para jugadores casuales sino apuntado a aquellos que quieran involucrarse en un sistema complejo, largo y arduo de conjeturas. De manera contraria si bien el juego incita a la re-jugabilidad si entendemos bien las personalidades de cada integrante del grupo sabremos cuáles son sus gustos o preferencias ante determinado momento, que si bien van variando poco lo hacen las personalidades de cada monstruo amigo. También es verdad que muchas veces jugamos con probabilidades del 50/50 ya que solo funciona lo que el personaje quiere escuchar debido a su situación en el presente tiempo, aquí nuestro único amigo es la lectura y la comprensión de texto que cada uno haga, ya que, si bien todo está ligado al mundo real, estamos ante un mundo llenos de monstruos, hadas, dragones, etc. 

El final está a la vista, los pasos que faltan se ven a lo lejos y se empieza a generar una atmósfera justa entre drama y tensión. ¿Nuestra pareja dirá que sí? ¿Conseguiremos esta noche ese memorable momento en la vida? ¿O seremos rechazados hermosamente para ser el chiste de nuestra escuela? Estos últimos momentos que Monster Prom genera están dados en la dosis precisa para entender que es aquí donde todo el trabajo que realizamos desemboca, este es el resultado de todo el recorrido social y esa ardua tarea de generar diferentes estadísticas. Si bien cada victoria se siente reconfortante y cada derrota es dolorosa, pero esto es parte de un ciclo con otras oportunidades para conseguir nuestro verdadero amor. 

Monter Prom crea un fórmula final bella y llena de posibilidades. Bajo la premisa de elegir un personaje y responder a diferentes escenarios se esconde un simulador de citas que genera momentos únicos, bizarros y divertidos. Jugarlo con amigos debería ser esencial para lograr todo lo que el juego pretende creando competencia, risas y anécdotas. El juego se propone no caer en la repetición gracias a su inmenso trabajo de posibilidades, finales y secretos que están ocultos en cada rincón de la escuela. Todo se siente atractivo a la vista para generar conexión inmediata y que terminemos pasando noches increibles. Sin duda una experiencia que no van a querer dejar de probar. 

Análisis
  • Monster Prom
    RecomendadoVeredicto

    Te lo resumo en 5 oraciones:

    -Multijugador casi obligatorio.
    -Arte prolijo y llamativo
    -Rejugabilidad y posibilidades increíbles.
    -Humor bizarro y único.
    -Personaje atractivos y muy bien desarrollados.

    • Jugabilidad
    • Argumento/s
    • Contenido
    • Gráficos
    • Sonido
Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…