Persona Dancing Endless Night Collection – Análisis

Atlus viene a repetir su fórmula de hace poco más de 3 años. En esta ocasión trayendo el pack completo con Persona 5: Dancing in Starlight más el regreso a escena de todo el repertorio de Persona 3 en Persona 3: Dancing in Moonlight.  De esta manera el lanzamiento que viene con estos dos títulos rítmicos suma totalmente gratis tambien para PS4 Persona 4: Dancing All Night, el título con el que nació esta idea, que venía a presentar algo nuevo y fresco al género musical. Pero sumado al sistema que ya conocemos tambien podremos disfrutar de esta entrega en su versión VR para los 2 juegos, una incorporación que en líneas generales, se queda muy por debajo de un resultado positivo, pero veamos en detalle la composición de este 2 en 1 que tenemos entre nosotros.

La primera gran diferencia con respecto a P4:DAN es la falta de un modo historia hecho y derecho. Desde ahí el juego nos muestra un simple menú el cual destacan dos sobre el resto: el DANCING y el SOCIAL. El primero es el cual muestra todos los temas, las dificultades y por el cual andaremos la mayor parte del tiempo. El segundo es la nueva incorporación el cual nos va a ir mostrando, a medida que los desbloqueemos, diferentes eventos que envuelven a diferentes personajes. Normalmente serán charlas banales con respecto al suceso que acontece, nada relevante ni demasiado llamativo. A medida que avancemos con los temas musicales vamos a ir liberando nuevos y más eventos los cuales desembocan en cosméticos para nuestros personajes principales. Una idea por demás floja y con poco incentivo real.

Ya en el gameplay puro se ve claramente el mismo sistema de juego que su antecesor, hay ciertos cambios en los comandos pero muy superficiales y que solamente se pueden apreciar en la dificultad más alta, una que al principio está bloqueada. Como todo juego rítmico la idea es ir acertando a las notas y en este caso también mientras se acercan a los bordes de la pantalla en diferentes direcciones y combinaciones. De por sí la idea es única lo cual hace entretenido y sobre todo desafiante cada nueva canción ya que las dificultades permiten aprender un ritmo simple pero constante, por lo cual se puede llegar al final con solo algo de práctica y perseverancia, algo que para este tipo de juegos es fundamental para que el jugador más casual no se intimide.

La parte sonora es un apartado indispensable y fundamental para el buen andar de todo el juego y sucede que aquí es donde más incertidumbres me dio. Durante cada partida las pistas son tres, la música del tema, los sonidos de las teclas y las voces de los personajes. En su configuración defecto las voces de los protagonistas está muy alta lo cual corta toda la acción del juego, ya que se repiten demasiadas veces dejando sin sentido la idea tenerlas ahí presentes. Es verdad que el sistema de opciones es increíble a tal modo de poder elegir mutear completamente cualquier pista o juguetear hasta encontrar ese punto correcto de gusto. Sin embargo a esto se le suman los temas que están remixeados dos o tres veces y los que son de ambientación, por ende no tiene voz cantando, lo cual termina creando un  ambiente de juego vacío, simple o hasta monótono. Algo que perjudica al gameplay debido a que no hay algo que acompañe el pasaje de notas y el ritmo que podemos conseguir en otros temas como los principales de los juegos. De más está decir que el soundtrack del juego es tan impecable como siempre a sido en estos casos, pero tal vez para lo que se necesita para este tipo de juegos, la cantidad no va de la mano de la calidad.

Las voces por otro lado están muy bien llevadas a cabo, la opción de tener menu y subtitulos en español es algo que se venía pidiendo ya hace tiempo y que claramente funcionan bien para entender el argumento que se intenta contar.

De manera contraria el apartado visual me pareció increíble. Los eventos se ven y escuchas como novelas visuales. Los menús son funcionales a lo que queramos hacer, haciendo que sean rápidos y accesibles en todo momento. Las coreografías son variadas, únicas y logran mostrar la personalidad tanto del tema en cuestión como el de cada personaje. Las notas son fáciles de seguir aunque se extraña y se siente mucho su estado portable para el cual fue pensado originalmente lo cual en marcados momentos seguir el ritmo cuesta un poco de adaptación en televisores grandes.

Otro punto negativo, más allá de lo que se pueda conseguir en cuanto a cosméticos, es que el juego realmente no aporta ningún contenido extra sustancial para “farmear” o que nos empuje a querer repetir más de un o dos veces cada tema. Lo cual deja al cabo de poco tiempo una sensación de vacío que difícilmente contenido como máscaras, ropas, pelucas o anteojos pueda llenar. En líneas generales tanto Persona 3: Dancing in Moonlight como Persona 5: Dancing in Starlight presentan la misma base o esqueleto pero cambia su parte exterior correspondiente a su contenido. Esto deja a la vista juegos que juntos dan la sensación de un producto formado y atractivo. Por separado, parecen juegos a los cuales claramente les hace falta contenido. Y no es que no lo tengan, es que es realmente poco y bastante pobre.

Una de la innovaciones más destacables del título es el modo VR que en un principio me hacía sentir entusiasmado al poder mirar este tipo de juegos desde el visor de Sony. Lamentablemente la experiencia me duró muy poco, ya que jugar con la realidad aumentada mientras dirigimos tantas veces la visión hacia los costados durante cada tema realmente marea y complica la visión debido al foco que tiene que hacer el ojo. Por otro lado al hacerlo con la pantalla reducida la idea pierde bastante emoción o significado para su función.Además de cada nuevo tema durante los eventos sociales tenemos la posibilidad de recorrer diferentes habitaciones con los cascos puestos, algo que no deja de ser una experiencia regular ya que no interactuamos con nada, simplemente nos limitamos a leer descripciones mientras intentamos conseguir algo de nuevo contenido para nuestros personajes.

Persona Dancing: Endless Collection es sin duda una pieza llena de detalles, estructura y funcionalidad. Los apartados que presenta funcionan muy bien junto a todo lo que tiene para ofrecer y su desarrollo. Su jugabilidad es precisa, adictiva y sumamente desafiante. Pero es inevitable ver que sobre el plano general, sus juegos están carentes de contenido más allá de su música, sus repertorios llenos de remixes o temas instrumentales y su rejugabilidad peca de recompensarnos más allá de la prueba de habilidad. Una lastima que seguramente se vera, en parte, solucionado con algún que otro DLC si es que tienen pensando sacar alguno a futuro.

Análisis
  • CasualVeredicto
    Persona Dancing: ENC en 5 oraciones

    -Sistema jugable impecable
    -Pocos temas reales sacando los remix.
    -Sistema visual y gráfico impresionantes.
    -Poco incentivo a la re-jugabilidad.
    -Contenido general pobre.

      Análisis Tapa
      Tapa
      Ingresar
      Cargando…
      Regístrate!

      New membership are not allowed.

      Cargando…