Phantom Doctrine – Análisis

Desde XCOM, que le dio una vuelta de tuerca a la Estrategia por turnos, pocos juegos han sido los que se han aventurado a este estilo. Vimos en el E3 de este año que la Saga Gears of War, también va a intentarlo, pero CreativeForge Games le da otra visión acercándolo más al espionaje.

Estamos en 1981, y la Guerra Fría está en pleno auge y tanto la CIA como la KGB tiene sus propias armas. Encarnaremos a un agente (pudiendo elegir al principio de la campaña para quien trabajar), y a partir de ahí podremos editarlo a nuestro gusto, no siendo algo muy extenso, pero cumpliendo su cometido. Nuestra misión, “sencilla”, impedir el enfrentamiento entre las dos potencias mundiales y así evitar la tercera Guerra Mundial. Aparte de eso, tenemos traiciones, momentos tensos y giros de guión bastante impactantes para un título de estas características.

¿Y cómo haremos esto? Pues aceptando misiones secretas, robando tecnología, atrapando a Agentes enemigos para luego interrogarlos, o incluso rescatar a compañeros de bases enemigas. Pero no todo se queda ahí, pues, detrás de todo esto hay un gran sistema de gestión que nos hará pasar horas pegados al monitor, sin recordar que es un RTS por turnos en ocasiones, ya que te introduce de una manera magistral a todo lo que conlleva trabajar para la CIA o la KGB.

Y es que el punto central del título transcurre en nuestra base secreta. Desde ahí comenzaremos con un par de salas como la de investigación, y la enfermería donde como en XCOM servirá para que nuestros agentes se recuperen, e iremos ampliándola conforme avance la historia. Tenemos las típicas salas donde iremos investigando nuevo equipamiento para nuestros agentes, una con un mapa del mundo donde podremos ir enviándolos a hacer misiones, ya que nuestra base es secreta, pero puede ser descubierta, y por ello debemos estar atentos, antes de que la barra de peligro llegue a un punto crítico y tener que desplazarnos, algo que no es muy barato que digamos.

También podremos ir contratando agentes nuevos, y algo que han hecho muy inteligentemente, es que la identidad (que es secreta) de nuestros hombres y mujeres puede quedar expuesta, y mediante una investigación deberemos hacerles pasaportes nuevos y crearle una identidad nueva, ya que en acción siendo alguien ya conocido, hace que las misiones sean mucho más difíciles.

Conforme vayamos enviado a nuestros Agentes a misiones y también las que sean jugables, iremos descubriendo documentos y grabaciones que luego podremos investigar en la sala de análisis. Y esto es un gran acierto, ya que verdaderamente te da la sensación de que vas uniendo las piezas del puzle para llegar a la información que tienes ante ti. Esto se muestra en forma de pared de corcho, donde con una chinchetas iremos colgando todas las pistas que vamos teniendo, abriendo documentos y descifrándolos palabra por palabra, nombres, fotografías, etc. Poco a poco con un hilo iremos encajándolo todo, y si lo conseguimos, trendremos acceso a más misiones, a descubrir la identidad de un Agente enemigo o incluso tener nuevos miembros para nuestra organización.

Fuera de toda gestión tenemos los trabajos de campo, donde enviaremos a nuestros Agentes a cumplir una misión que controlaremos nosotros mismos. Antes de comenzar podemos asignar a varios miembros para que por ejemplo, se sitúe en algún edificio cercano con su telescopio para poder tener visión de zonas que desde nuestra posición no podemos ver, o a alguien con un lanzagranadas para crear una distracción. Y es que este juego, pese a que tiene muchas similitudes con el ya nombrado XCOM, y su interfaz es muy parecida a este, cuando comenzamos a jugar vemos que, pese a que mantiene el mismo estilo, la forma de jugar es completamente diferente.

No dejamos de ser espías y la discreción es nuestra mejor arma, y aunque es difícil, la mejor manera de acabar una misión es siempre entrar y salir sin ser detectados, ya que, en combate, somos bastante vulnerables y una vez detectados los refuerzos no tardarán en llegar, haciéndonos muy difícil continuar con nuestra misión.

El sistema es por turnos como ya comentamos, y una vez acabado el nuestro será el turno del enemigo, y aquí la planificación será de vital importancia, al igual que las habilidades que iremos ganando conforme vayamos subiendo de nivel. Podremos acabar con enemigos acercándonos lejos de su sistema de visión y asestándole un golpe, para momentos después deshacernos de su cuerpo para que no sea visto. Además de eso, habrá cámaras por todo el mapeado y deberemos dar con la sala de control para desactivarlas. Pero no es todo tan fácil, pues si tardamos mucho, nuestros enemigos notarán algo raro, ya que hay agentes que no responden y comenzarán a buscar más concienzudamente e incluso volverán a activar las cámaras. También tenemos la opción de crear incursiones dentro de una sala, colocando a nuestros Agentes en todas las entradas de una habitación, y entrando todos a la vez para eliminar a todo el que haya dentro, aquí cobra mucha importancia la opción de silenciador, que no tendremos en un principio y será de gran ayuda. Hay momentos que, salvando las distancias, recuerda a la Saga Commandos.

Pese a todo esto, el juego no se libra de algunos bugs (que no son muy notorios) como por ejemplo que un enemigo te vea desde una posición que es imposible que lo haga, o algunos cuelgues en las animaciones de algunos personajes al hacer alguna acción que te obligan a cargar partida. Por suerte cada vez que se finaliza un turno se guarda automáticamente, haciendo que cuando pase esto no sea tan molesto.

El juego puede ser completado en unas 30-40 horas en dificultad normal, y aunque posee modo Online, a fecha de hoy no hemos podido probarlo, algo que comentaré cuando pueda en el Podcast de Guardado Rápido el día que lleve el análisis.

Gráficamente estamos ante un título correcto y pese a que no destaca, su ambientación es de 10, transportándonos a la época de los 80 en todo su esplendor. El juego está en inglés con subtítulos en español, y pese a que tiene algunos fallos en la traducción, no es algo que moleste ni evite entender lo que te quiere explicar.

Conclusiones:

Estamos ante un juego que bebe directamente del sistema jugable de XCOM, pero que sabe diferenciarse llevando la acción a algo mas pausado y estratégico. Además las opciones de la base e investigaciones le da un toque bastante original. Un título muy recomendable, pese a que tenga algunos fallos mínimos.

Sistema Requerimientos
Sistema recomendado:
  • OS: Windows 10
    Procesador: Intel Core i5-4670K / AMD FX-8320 o equivalente
    Memoria: 16 GB RAM
    Video: GeForce GTX 960 / Radeon R9 290X

Análisis
  • Analisis
    RecomendableVeredicto

    Estamos ante un juego que bebe directamente del sistema jugable de XCOM, pero que sabe diferenciarse llevando la acción a algo mas pausado y estratégico. Además las opciones de la base e investigaciones le da un toque bastante original. Un título muy recomendable, pese a que tenga algunos fallos mínimos.

    Lo bueno y lo malo
      • Lo bueno
        • La ambientación está muy conseguida
        • El sistema de gestión y análisis de pruebas
        • El sistema de juego al estilo XCOM le pinta muy bien
        • La historia, dura unas 40 horas y es muy entretenida
      • Lo malo
        • Algunos fallos en la traducción
        • Gráficamente podría estar mejor conseguido
        • Algunos Bugs menores
    Análisis Detalles
    Análisis Tapa
    Tapa
    Idiomas
    Ingresar
    Cargando…
    Regístrate!

    New membership are not allowed.

    Cargando…