Portal Knight – Análisis

Al arrancar Portal Knight mi mente veía un Minecraft con gráficos más pulidos y objetivos más claros. Durante las primeras horas de juego un puede claramente ver que hay bastante a la vista para degustar. Por desgracia, debo informar que en un resumen de pocas palabras: Portal Knights no es tan increíble.

El intento de Keen Games por intentar extraer oro de la mina llamada Minecraft es innegable. Pero a pesar de este intento sin culpa, hay un gran esfuerzo de desarrollo y elaboración en Portal Knights. A mucho pesar debo decir que estamos ante un juego de nivel de dificulta para niños, lo cual envuelve una cantidad mínima de retos, una historia fácilmente olvidable y un diseño correcto pero sencillo.


a
A lo largo de diferentes niveles generados al azar, deberemos ir limpiando zonas mientras mejoramos nuestro equipo, subimos de nivel y armamos una “base”. Este lado del juego nos propone un viaje interesante, con un temática atractiva pero que sumado a un sistema de combate monótono e insulso, se convierte en un complejo de ideas lineales y con falta de contenido. Más directamente, nada que no se haya visto ya hace años en otros títulos del género. Tal vez al momento de enfrentar a algún jefe es cuando más desafío presenta este juego en lo que a combate respecta. Un abanico de nuevas posibilidades y peligros en donde realmente se puede presenciar el resultado de nuestro progreso, lastima que sea tan poca la cantidad que encontraremos en nuestro viaje. Por encima de estas grandes peleas, cabe destacar, que se necesitan varias horas de puro farm dentro de un típico hack and slash recto, simple y super repetitivo.


a
Por otro lado, desde el momento en que entramos al primer nivel se puede presenciar un gran nivel visual y sonoro. Esta una de las causas por la cual cuesta pensar en Portal Knights como un juego fofo y sin grandes exponenciales a remarcar. El trabajo de luces, colores y sonidos es exquisito, uno puede fácilmente perderse unos cuantos momentos solamente explorando por el simple hecho de ver que hay más allá. La atmósfera que genera en todos los mundos es casi hasta caprichoso en llegar a niveles pocas veces vista. La fidelidad con la que cambiamos de ambiente y el sonido puede hacernos viajar por los oídos es realmente impresionante. Sin lugar a duda este a sido el punto más fuerte y el cual nos enreda para seguir jugando.


a
Para ir cerrando esta nota se podría decir que Portal Knights plantea muy bien todos sus elementos y también sabe dar uso de los mismos, sin embargo, no los explota. Esto lo convierte en un juego cutre de medio pelo que no destaca en nada en cuanto a jugabilidad y mecánicas. Se beneficia mucho de su trabajo en lo visual y sonoro, lo que produce sensaciones raras al jugador en cuanto a en que momento dejar de explorar exactamente y en cual enfocarse en el juego constate. A pesar de estos puntos bajos, por así decirlos, el juego ofrece una experiencia interesante y comprometida a llevarnos por diferentes locaciones, explorando nuestros alrededores e intentando ir mejorando tanto nuestro personaje como su equipo.

Por último y como agregado les dejo un video de uno de los stream que estoy empezando de algo de todo lo que estamos analizando en la página.

https://www.twitch.tv/videos/148390430

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…