Sniper: Ghost Warrior 3 – Analisis

Bajo la premisa de Sniper: Ghost Warrior 3 se esconde un título algo controversial, presentándonos a un individuo que mantiene una paciencia inconmensurable e inquebrantable como francotirador, que crea una sensación de inquietud como fantasma y que a la vez rebosa de toda la valentía y el poder de un guerrero. Si bien estas pueden ser cualidades en un individuo, no es el caso de lo que pasa en el último juego de CI Games, donde en realidad lo que se pone a prueba es la tolerancia y paciencia del jugador. Iremos analizando los diferentes apartados de este título que se aferra al AAA, pero que termina siendo una mezcla de ideas al azar, repetitivo y decepcionante.


a
Conforme nos adentremos en la historia del juego iremos descubriendo un argumento lleno de huecos vacíos, de premisas básicas y que no logran nunca producir alguna sorpresa. Nuestro deber como Jon North es derrotar a un gran grupo de insurgentes que tienen como objetivo causar todo tipo de inconvenientes entre los Civiles y el gobierno local. En medio nos encontramos en la búsqueda de nuestro hermano, el cual fue tomado como rehén por un enemigo desconocido, por lo cual hacer este tipo de misiones suicidas una atrás de la otra sin parar tiene una justificación aceptable. Desafortunadamente, las vueltas que puede llegar a tener la trama son tan claras como el agua apenas durante la primer hora del juego y las situaciones en las cuales podemos lograr encontrar revelaciones aparecen como situaciones decepcionantes atrapadas por un actuación de voces realmente pobre y trabajadas como si fuera un programa de radio, ya que no parece a ver entornos o ambientes, solo se escuchan voces llanas y sin ningún trabajo de adaptación al plano de todo lo que envuelve a las situaciones.

a
Sniper 3 Ghost Warrior
crea un escenario totalmente diferente a sus demás apartados cuando se trata de jugabilidad, pero más específicamente cuando nos disponemos a jugar como francotiradores. Ante nosotros tendremos elementos a tener en cuenta como velocidad del viento, caída de bala, estado del silenciador o hasta el movimiento que puede provocar la bala al penetrar los cráneos de los objetivos. Para lograrlo, tendremos un abanico amplio de armas, utensilios y artilugios, desgraciadamente como sucede en muchos títulos de este tipo, terminan quedando como simple relleno y como una suerte de “complementos” a la vista, por lo menos para pasar la historia del juego.
Durante cada una de nuestras misiones el título se encarga de dar a entender el apartado “fantasma”, ya que la parte de sigilo es realmente necesaria, no somos Rambo, somos un máquina de matar pero a distancia, porque rápidamente cualquier situación se vuelve en nuestra contra al ser detectados, sobre todo en las dificultades más elevadas, donde hasta el ruido de nuestro movimiento o el impacto de las balas revelaran nuestra posición.


a
Delante nuestro se desprenden amplios terrenos y escenarios diferentes los cuales contienen la vida justa y necesaria para moverse, un mapa basto pero que no sabe valerse por sí mismo para presentarnos curiosidad de exploración. La historia ocurre en locaciones diminutas, conlugares encerrados en bucles que se repiten hasta el artazo y que cambia únicamente en su clima, donde la lluvia es el más significante elemento en la jugabilidad. Junto a esto nos acompaña una interfaz compleja y que pueden llegar a confundir a más de un jugador por su cantidad, como dijimos más arriba, de elementos que sirven de relleno. Un árbol de habilidades sin motivación y que uno elige solamente para no dejar los puntos tirados, ya que no hay nada realmente útil en ellos que no podamos conseguir por nosotros mismos con algo de saña.
Pero la peor parte es la optimización del juego, si es que hubo alguna en su desarrollo, donde nos encontramos con errores de mando, pantallas de carga eternas, errores que hacen cerrar el juego y tener que volver a repetir una misión nuevamente si no todo el viaje también, movimientos robóticos y caídas de cuadros casi en la totalidad del juego. El resultado es un mundo que está lleno de aparente contenido pero que muestra muchos errores dejando una experiencia mediocre con ganas replantearse la compra.

a
Sniper Ghost Warrior 3
fue promocionado como un juego de mundo abierto, pero sin contar ciertos momentos en la historia con mapas nevados, por ejemplo, el ambiente es idéntico en muchos aspectos, lleno de objetivos repetitivos y casi inútiles a lo que hace jugabilidad. Para aquellos que hayan jugado la renovada saga Far Cry encontraran aquí una especia de Mod de los títulos de Ubisoft que no pueden ni llegar a los talones ya que no crea una necesidad de juego sino rechazo. CI Games a convertido la saga en un viaje en auto por paisajes monótonos para llegar a ubicaciones separadas por 1000 metros para disparar 2 tiros, lo cual equivale a una total y completa pérdida de tiempo en un mundo que esta cuidadosamente detallado, pero sin vida inteligente.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…