Strange Brigade – Análisis

Durante el caluroso verano de 2018 nuestros cuatro intrépidos y muy británicos héroes no han dudado en dejar sus vacaciones aparte y ponerse su tweed para luchar contra el mal desatado por el espíritu maligno de Seteki. ¿Podrán sobrevivir sin té y salvar al mundo de esta terrible amenaza? Lo veremos en el siguiente análisis…

Antes de saber si esta excéntrica brigada nos ha salvado del aburrimiento estival, decir que es el nuevo título de la desarrolladora Rebellion Developments que viene a España de manos de Badland Games. Los que ya nos trajeron los Sniper Elite y el Zombie Army Trilogy experimentan en esta ocasión con un juego revestido de aventuras, pero en el que va a primar el gatillo fácil y las avalanchas de enemigos, sin tomarse demasiado en serio. Va a ser raro el que no sea capaz de pasar un buen rato con Strange Brigade, lo profundo que quieras sumergirte en el juego ya será cosa de gustos.

La premisa del argumento es la existencia hace 4.000 años de una tirana reina del Sahara llamada Seteki. Después de someter al pueblo con su reinado, sus súbditos la derrocaron y la encerraron en una tumba sin nombre. Ya en 1930, el arqueólogo Edgar Harbin descubre su tumba y, al abrirla, libera su espíritu desatando el caos. Seteki formará un ejército de muertos vivientes para defender su poder, pero no contaba con un grupo de dos hombres y dos mujeres enviados por el Imperio Británico conocidos como La Extraña Brigada. Como podéis comprobar el argumento no es para nada excepcional, ni lo pretende. Lo original viene con la forma en que se enfoca esta narrativa, con mucho humor británico y un narrador que salpicará con frases “ingeniosas” cada paso que demos durante los 9 niveles en los que se desarrolla la historia. Es un tipo de humor muy blanco, que no ofenderá a nadie y que se basa en gran parte en clichés británicos.

La jugabilidad la podríamos describir como una mezcla entre el gunplay Fortnite, con esa cámara en tercera persona que hace zoom cuando apuntamos con el arma, los puzles facilones de Uncharted y la diversión de los juegos de oleadas de enemigos. Rebellion se preocupa en diversificar durante todo el juego e ir alternando momentos de acción frenética con resolución de puzles, dándonos la posibilidad cada cierto tiempo de cambiar de armas para probar a machacar zombies de distintas formas. Podremos llevar un arma principal, una secundaria, un objeto explosivo que tendrá cuenta atrás para volver a usarlo, y un ataque especial que podemos usar al cargar un amuleto con las almas de los muertos. La munición no será un problema, ya que podremos encontrar puntos de aprovisionamiento en cada escenario. A raíz de ir controlando el juego vamos a saber usar con eficacia decenas de trampas disparables que hay dispersas por todos lados: cuchillas que se activan y rebanan cabezas, suelos de donde salen fuego o pinchos, piedras gigantes que descolgamos y arrasan enemigos, o los clásicos barriles explosivos. Atraer zombies a estas trampas para usarlas estratégicamente y sumar el mayor número de muertes va a ser una de las cosas más divertidas de este juego. Conforme avanzamos iremos ganando monedas, ya sea acabando con enemigos, abriendo cofres del tesoro o explorando, que nos servirán para desbloquear nuevas armas más potentes. El catálogo de armas consta sobre todo de escopetas, ametralladoras y pistolas, mejorables a través de unas runas que encontraremos dispersadas en cofres.

Los tres grandes modos de juego que nos encontramos son: campaña, horda y contrarreloj. El modo campaña es en el que se desarrolla la historia del espíritu maligno de Seteki que acabamos de contar. Cada nivel tiene la apariencia de un capítulo de un serial de los años 30, con su introducción y su trama propia. Al principio de cada episodio podremos elegir entre uno de los cuatro miembros de la brigada:

  • Nalangu Rushida: una guerrera espiritual de una tribu africana.
  • Gracie Braithwaite: una dura trabajadora de una fábrica inglesa, a la que esta se le quedaba pequeña. Se unió a la brigada buscando acción.
  • Profesor Arquimedes de Quincey: la parte cerebral del equipo. Un arqueólogo, siempre bien vestido como buen inglés, se unió a la brigada tras un desastre en una expedición arqueológica.
  • Frank Fairburne: “el hombre con la mirada más fría de todo el imperio”. Uno de los mejores soldados del Imperio no podía faltar en un equipo de élite.

Con el personaje elegiremos las armas entre las que tengamos seleccionadas, el modo de dificultad (fácil, normal o difícil) y la cantidad de enemigos entre predeterminado o “forzar al máximo”. Esto en mi opinión es un acierto porque habrá gente que no quiera que sea una experiencia difícil pero le gustará acabar con más cantidad de enemigos, teniendo más posibilidades de sacar partido a las trampas. Con todo seleccionado nos lanzaremos a la aventura solo o con amigos si decidimos jugar en cooperativo online. Todos los episodios se pueden jugar en cooperativo de hasta 4 personas, lo que da rejugabilidad y una experiencia ligeramente distinta.

Recorrer y completar transversalmente uno de estos episodios nos ocupará entre 45 minutos y una hora, pero lo que merece la pena de este juego es pararse a buscar todas las rutas alternativas para encontrar los máximos coleccionables posibles. Hay de varios tipos: las típicas cartas opcionales de leer que nos ponen en contexto con la historia y la época, 12 juegos de reliquias al estilo del último GOW que al completarse nos desbloquearán un amuleto y seis gatos egipcios azules en cada episodio los cuales, si los encontramos todos, desbloquearán una sala con tesoros al final de cada nivel. Como veis hay muchas cosas que hacer en Strange Brigade, no solo acabar con cientos de muertos vivientes, y aquí incluimos los acertijos, que a pesar de no ser muy originales son variados: disparar a varios interruptores escondidos, descifrar una secuencia de símbolos egipcios, etc. Le dan al título la pausa que a veces necesita y la variedad para no hartarnos de pegar escopetazos a diestro y siniestro. La pena de estos nueve episodios es que no hay suficiente variedad en los escenarios, son todos muy parecidos con vegetación selvática, grutas subterráneas y la misma temática egipcia, además de que a nivel narrativo no nos interesa mucho lo que está pasando. Más variedad en los episodios y los escenarios, aunque hubieran sido mini historias diferentes sin un nexo común, le hubiera sentado mejor al juego.

Los otros dos modos son algo menos profundos: horda y contrarreloj. En horda tendremos que ir superando, otra vez solo o en cooperativo online, oleadas de enemigos en diferentes rondas. Empezamos con las armas base y con el dinero que vayamos ganando desbloquearemos mejores armas y salas con objetos como pociones o puntos de reabastecimiento de munición. Los escenarios son los mismos que encontramos en la campaña readaptados a este modo y se nos guardará la ronda a la que hemos llegado para poder empezar en otra ocasión desde ahí. Es un modo muy divertido, sobre todo para jugarlo con compañeros y crear estrategias para atraer a los enemigos a las trampas cooperando entre nosotros. El modo contrarreloj consiste en jugar los mismos niveles que en campaña con un cronómetro que nos medirá el tiempo y un contador de puntos para compararnos en un ranking con el resto de jugadores del mundo.

Para mí el mayor fallo que presenta Strange Brigade, y que es común a todos los modos de juego, son los personajes. Tienen muy poca profundidad jugable, siendo skins distintas para el mismo tipo de personaje;  todos pueden usar prácticamente las mismas armas y movimientos, sin tener nada claramente diferenciado entre ellos. Esto es un aspecto que podrían haber trabajado mucho más y habernos ofrecido personajes realmente distintos con armas propias y una personalidad marcada. También la narrativa es simple y carece de interés. Tiene gracia el estilo del narrador graciosete y las presentaciones de los enemigos a modo de serial de los años 30, pero puede llegar a cansar y no sostiene para nada el interés del jugador en la historia. Los enemigos sí que son variados, la mayoría relacionados con temática egipcia, pero también nos encontramos piratas, así que el popurrí es importante. Dado que vamos a desconectar de la historia del juego casi en el primer capítulo, no nos va a importar mucho y vamos a agradecer la diversidad.

Sin ser del nivel de un triple A, gráficamente el juego es muy sólido, con muchos detalles en los escenarios y sin fallos. Los movimientos de los personajes son precisos y, aunque la variedad de animaciones no es su fuerte, nos vamos a sentir cómodos. Gran parte del escenario es destruible y esto nos va a animar a encontrar caminos secretos donde menos los esperamos. En el apartado sonoro lo más destacable es el doblaje de marcado carácter British, ya que la banda sonora pasa totalmente desapercibida. El juego no está doblado al castellano pero sí incluye subtítulos, los cuales adolecen del síndrome del subtítulo enano y nos será muy difícil leerlos mientras estamos centrados en la acción.

Para finalizar, Strange Brigade es un título que puede darnos una buena cantidad de horas de diversión pura, sin pretensiones más allá de tener la satisfacción de matar la mayor cantidad de enemigos posibles y descubrir secretos ocultos. El juego mejora en diversión si tenemos la oportunidad de jugarlo con amigos. Las risas en este caso están aseguradas. Una propuesta fresca para desengrasar de cara a los títulos que nos llegan a partir de septiembre y un título a tener en cuenta para los amantes de los juegos de oleadas y aventuras.

Análisis
  • Strange Brigade
    DivertidoVeredicto

    Strange Brigade es un título que puede darnos una buena cantidad de horas de diversión pura, sin pretensiones más allá de tener la satisfacción de matar la mayor cantidad de enemigos posibles y descubrir secretos ocultos. El juego mejora en diversión si tenemos la oportunidad de jugarlo con amigos. Las risas en este caso están aseguradas. Una propuesta fresca para desengrasar de cara a los títulos que nos llegan a partir de septiembre y un título a tener en cuenta para los amantes de los juegos de oleadas y aventuras.

    Lo bueno y lo malo
      • Lo bueno
        • Diversión asegurada y variedad entre acción y acertijos.
        • Gráficamente sólido.
        • Posibilidad de cooperativo online
      • Lo malo
        • El tamaño de los subtítulos es demasiado pequeño.
        • Historia sin ningún interés.
        • Personajes poco profundos y muy parecidos entre si.
    Análisis Detalles
    Análisis Tapa
    Tapa
    Idiomas
    Ingresar
    Cargando…
    Regístrate!

    New membership are not allowed.

    Cargando…