The Crew 2 – Análisis

Tres años y medio después del lanzamiento de The Crew, la gente de Ivory Tower junto con Ubisoft nos trae su segunda entrega, abandonando el uso exclusivo de coches, en este multijugador masivo de conducción podremos liberar adrenalina por tierra, mar y aire.

En The Crew 2 lo primero que haremos será seleccionar a nuestro personaje de entre un elenco previo ya existente en el juego, no hay un editor de personajes como tal, las opciones de personalización de nuestro protagonista se reservan únicamente a aspectos estéticos como ropa o distintos cascos, los cuales compraremos desde nuestra casa, situada en la costa de Florida. The Crew 2 no se ha esforzado en elaborar una complicada historia para nosotros, lo que se nos propone es, empezando desde la base, llegar a convertirnos en todo un icono dentro del mundo de la conducción. Esto es, a priori, un buen planteamiento, pero el título no sabe comunicarse con el jugador y muchas veces se nos mostrarán cinemáticas inconexas que pretenden trasmitir algo pero que, desgraciadamente, no pasan de ser pequeños vídeos de menos de un minuto que solo amenizan un poco nuestro periplo entre las distintas carreras.

Todas estas carreras son accesibles de distintas maneras. Podremos acceder a ellas desde el mapa de los Estados Unidos donde, a través de distintos iconos y colores se nos muestran cuales de ellas podemos hacer, si lo preferimos podemos ingresar a través del menú viendo las actividades que tenemos disponibles con un simple vistazo o, por último y quizás la forma más orgánica en la que se quiere plantear el juego, viajando por la extensa y fiel recreación de los paisajes que la gente de Ivory Tower con tanto mimo ha realizado del país que preside Donald Trump.

Sin embargo, esta magnífica recreación del norte de América tiene una extensión bastante abultada, llevándonos unos 45 minutos recorrer mapeado de costa a costa y unos 30 de norte a sur, en este punto, la ausencia de incentivos o eventos aleatorios que nos pudiera llevar a perdernos en los distintos estados de la unión y lo escaso del argumento del juego, harán que nos decantemos fundamentalmente por el viaje rápido para acceder a las pruebas que el juego nos ha preparado.

Diferenciadas en cuatro disciplinas, The Crew 2 propone al jugador una experiencia de conducción arcade utilizando una gran variedad de vehículos, es en este punto donde el título hace gala de todo su músculo puesto que, esta extensa variedad dota de un gran dinamismo al juego, e invita a los jugadores a explorar las distintas opciones de conducción, por ejemplo, en la disciplina de Street Racing encontraremos 4 tipos distintos de pruebas o eventos como el juego los denomina, nos podremos batir en pruebas de Street Race o Drift al más puro estilo The Fast and The Furiouso poner nuestro coche a toda velocidad en una recta mientras cambiamos de marcha en el momento preciso en los eventos de Drag Race, los eventos de Hyper Car serán una de las pocas excusas que nos dé el juego para recorrer su extenso mapeado, proponiéndonos unas maratonianas carreras de costa a costa o de norte a sur, particularmente he disfrutado mucho de estas, por su dureza y por lo bello de la recreación de los paisajes y el buen trabajo que se ha hecho en los distintos efectos de iluminación.

En la disciplina de Offroad podremos correr a bordo de un 4×4 por paisajes naturales y eligiendo nuestra propia ruta en Rally Raid, o sentirnos como auténticos pilotos del circuito Red Bull en las pruebas de Moto Cross, por supuesto contamos también con el equivalente en coches donde “trataremos de arrancarlo” en las pruebas de Rally Cross.

Las pruebas de Freestyle ponen quizás el toque de color en el juego, a bordo de aviones de exhibición tendremos que conseguir la mayor cantidad de puntos realizando acrobacias en Aerobatics, navegaremos por estrechos canales a toda velocidad en pequeñas lanchas jet en Jetsprint y por último los Monster Truck. Estos últimos con un resultado un tanto dispar ya que se no se llegan a disfrutar demasiado en carrera y su manejo es algo tosco en las pruebas de habilidad.

En Pro RacingPower Boat nos ofrece otra opción acuática a bordo esta vez de lanchas fueraborda en entornos más abiertos, Touring Car es la pequeña dosis de Gran Turismo dentro de este título como Alpha GP lo es de la fórmula uno y, para completar el variado elenco de eventos tenemos las pruebas Air Race donde esta vez los aviones no serán utilizados para realizar rizos o toneles sino para batirse en pruebas de velocidad.

Todas estas disciplinas cuentan a su vez con pequeños minijuegos que encontraremos a lo largo del mapeado o accediendo directamente desde el menú. Denominados Habilidades, en estos minijuegos se nos van a proponer pruebas como SlalomEscapar recorriendo la mayor cantidad de metros posibles antes de nos alcance un gran orbe rojo, pasar por un punto determinada a una velocidad elevada es el objetivo en Trampa de Velocidad, mientras que pasar por encima de las boyas adecuadas nos otorgará más puntos en Destrozo de Boyas. Los aviones tienen su presencia en estos minijuegos en Baja Altitud y pruebas de acrobacias en Aerobatics. A todo esto, se le unen pruebas de fotografía, en las cuales se nos anima a capturar elementos del paisaje, animales o a nosotros mismo realizando una determinada acción. El juego dispone de un modo foto bastante elaborado y a un nivel muy alto, además, fotografiar el entorno o a nosotros mismos es algo que resulta muy apetecible y algo a lo que yo, personalmente, no me he podido resistir compartiendo en nuestras redes sociales alguna que otra imagen dando muestra de mi “pericia a los mandos”.

Todas estas disciplinas una vez se ha realizado al menos el 70% de sus pruebas, desbloquearán la posibilidad de enfrentarnos al “jefe” de cada una en un enfrentamiento definitivo 1vs1 y que nos otorgará una suculenta recompensa.

Pero entendemos que todas estas pruebas tienen un carácter más secundario, ya que es en los distintos eventos la Live Xtrem Series, donde entendemos que está el carácter y el desarrollo de la tan mal contada historia del juego. En estos eventos que iremos desbloqueando a lo largo vayamos consiguiendo los vehículos necesarios para participar en ellos, correremos en carreras multidisciplinares, llegando a utilizar tres vehículos distintos en cada una de ellas. La transición entre cada uno de los vehículos se siente como algo natural y bien llevado, no rompen el ritmo de la competición y en una animación bien ejecutada cambiaremos de una Jetsprint a una moto de Moto Cross en un solo segundo. Estas pruebas son, sin embargo, demasiado escasas, no desvelaré el número exacto a fin de no estropear la experiencia, pero sin duda se podía haber sacado más partido de este punto ya que, es aquí donde el juego tiene su mejor baza. Fuera de carrera, las transiciones entre vehículos también están bien ejecutadas ya que, en la versión analizada de PS4 con solo apretar un R3 se nos desplegarán los tipos de vehículos seleccionables pudiendo cambiar instantáneamente de uno a otro, el vehículo que aparezca dependerá de cual hayamos seleccionado previamente como nuestro favorito dentro de los de ese tipo.

Participar en todo lo mencionado anteriormente nos va a granjear varias recompensas, en primer lugar, obtendremos Bucks, dinero con el que comprar más vehículos y accesorios para nuestro personaje, además de este dinero, lo que también obtendremos serán seguidores en redes sociales, el número de seguidores en redes sociales es un eufemismo que se ha utilizado para nombrar a los puntos de experiencia, solo eso. Estos seguidores determinarán nuestra subida de nivel y nos llevarán de ser un mero entusiasta de las carreras a un icono reconocido en todo el mundo. Además de todo esto al finalizar un evento con éxito (conseguir la puntuación objetivo, quedar entre los tres primeros o ganar) se nos darán una cajas de loot, estas cajas de loot contendrán piezas de equipo para nuestros distintos vehículos, estas piezas a su vez están divididas en un sistema de colores agrupándolas según su rareza, de esta forma, ir equipando estas piezas en nuestros coches, motos o aviones nos darán un nivel de rendimiento mayor y por lo tanto mayores prestaciones en cuanto a manejo, velocidad, aceleración, amortiguación, etc… .

A todas estas recompensas hay que sumar las recompensas por subida de nivel, ya que si alcanzamos cierto nivel se nos desbloquearán cajas de loot especiales y algunos vehículos que no es posible comprar con dinero (la subida no se detiene en Icono, sino que después se nos añade un número a este, actualmente me encuentro en nivel Icono 38).

A partir del nivel Icono, cada vez que subamos uno nuevo, el juego nos otorgará un punto de Icono, estos puntos nos permiten sumar un plus a ciertas habilidades de apoyo, en nuestro vehículo o en el manejo de este, punto a punto no significan una gran diferencia pero cuando se tienen una gran cantidad de estos, agruparlos todos ellos en un rasgo determinado (el juego permite resetearlos) puede significar una importante ventaja en alguna de las 30 opciones que se nos permite mejorar, esto le da un toque rolero al juego que no le viene mal.

El título contiene más de 57 escuderías reales distintas entre las que se encuentran FerrariAston MartinBMW o Lamborghini por mencionar algunas, y por supuesto, con su buen grueso de vehículos por cada una de ellas, todo el contenido es cien por cien desbloqueable jugando, sin embargo, el juego nos da la posibilidad de adquirir Puntos de Equipo, estos puntos son otra moneda que se puede usar como opción de pago distinta a los Bucks y que nos permitirá comprar el vehículo que deseemos pasando, claro está, por caja. Afortunadamente, el nivel de ingresos que el juego nos otorga es bastante abultado y el loot nos permite hacer progresar nuestro vehículo de forma suficiente para ir hacia delante sin necesidad de gastar ni un euro de más en él.

En el apartado más estrictamente relacionado con el manejo The Crew 2 es un juego muy arcade, si se me permite ponerle el adverbio al género, se trata de un título de conducción sencillo de controlar e invita a los no iniciados en el género a introducirse en el género de conducción, resulta muy divertido manejar los distintos vehículos y además se notan diferentes entre sí a la hora de conducirlos, el estado de la pista también influye en como se siente el control de los mismos, teniendo sensaciones ligeramente distintas en mojado que en seco o en nevado. A pesar de las buenas sensaciones en este apartado, si que existen algunos problemas en las pruebas de Drift o Monster Truck donde el manejo está mal equilibrado y cuesta demasiado hacerse con el control de los vehículos siendo a veces cuestión de pura suerte conseguir vencer en la prueba.

La dificultad de las pruebas vendrá previamente determinada por un número que corresponderá a nuestros puntos de rendimiento y los exigidos para participar en la prueba, esto no quiere decir que no lo puedas intentar (y lograr), sino que el juego te sugiere estar en ese punto para participar en la prueba. Todas las pruebas y carreras que se disponen de The Crew 2 se pueden jugar en normal y en difícil, estableciendo así un reto mayor para los más avezados en el género de la conducción.

La IA de los rivales suele cumplir bastante bien, aunque he detectado en alguna ocasión un comportamiento un tanto errático (la IA no volvió a la pista tras una colisión) o que esta nos espera o nos aprieta según sea nuestro rendimiento, esto dentro del género arcade es para mí una decisión correcta que da a las carreras más dinamismo y sensación de competitividad.

Sin embargo, donde The Crew 2 saca su cara más amarga es el sistema de colisiones y las físicas del juego, la mayoría de los objetos que encontramos en nuestro camino son destruibles o traspasables, con excepción de los árboles que sea cual sea su grosor se convertirán en pilares de acero que no advertirán el menor signo de nuestra presencia, todo esto es hasta aquí entendible por el género en el que está situado este título. Sin embargo, he llegado a exasperarme bastante cuando un piquito de un muro o trozo de madera saliente se han convertido en obstáculos insalvables que han reducido la velocidad de mi vehículo de 300 a 0 kilómetros hora. Además de forma inexplicable, la colisión contra otros vehículos y turismos en carreras clandestinas no suelen tener mayores consecuencias a determinada velocidad, pero si nos lanzamos a ellos a una velocidad alta el juego nos reencarrilará en la carrera pantalla de carga mediante y con la consecuente penalización en puestos dentro de la competición.

Por supuesto, dentro de un género no realista nuestros vehículos no sufrirán daños en la carrocería y contarán todos ellos con un sistema de nitro por defecto, en ocasiones he tenido la sensación de que en algunas curvas es mejor irse contra el muro y darle al nitro que frenar y trazarla correctamente.

The Crew 2 nos permite jugar con amigos forman grupos de 2 a 4 jugadores, pudiendo competir en las pruebas de forma cooperativa y por supuesto competitiva entre nosotros, para formar estas escuadras podemos invitar a amigos a unirse o unirnos a una cercana. Todos los marcadores y récords de los distintos eventos están actualizados a tiempo real y son un acicate para picarnos con los rivales y amigos, el juego se encarga de recordarte de forma recurrente quien de tus amigos hizo esta o aquella marca, invitándote a superarla constantemente. Sin embargo, este modo online no nos permite acceder a partidas rápidas de enfrentamiento online, un modo de juego que alguno que otro va a echar de menos.

En apartado gráfico The Crew 2 es una bestia, la recreación de Estados Unidos y todos sus paisajes explorables a tiempo real y sin cargas es un trabajo magnífico. Se ha conseguido un gran resultado en los efectos de iluminación en las distintas horas del día y los vehículos muestran un gran acabado. Los cambios meteorológicos a tiempo real y como se plasman en el escenario son también excelentes. Más frío me deja el apartado de las animaciones de los personajes y sus movimientos, habiendo descuidado bastante este aspecto, supongo que, por considerarlo poco relevante, pero olvidando que es en estos pequeños detalles donde un juego logra su excelencia.

En la versión de PS4, no tenemos opciones gráficas que podamos tocar, las versiones Pro y X, el juego utiliza una resolución dinámica que alcanza los 2816×1584 y 3200×1800 respectivamente, siempre con una tasa 30 fps estables.

La banda sonora pese a ser licencias de canciones reales y ofrecernos una buena cantidad de emisoras de radio distintas no consigue estar a un gran nivel, fundamentalmente porque los temas elegidos no tienen la suficiente fuerza y se echa de menos haber podido disfrutar de algún que otro tema más reconocible. Los efectos de sonido están brillantemente trabajados teniendo gran variedad en estos dependiendo de nuestro motor o nuestro vehículo, aunque en muchos casos dudamos de si son totalmente fieles al sonido real le dan una buena variedad al título en este caso. The Crew 2 se encuentra completamente traducido y doblado al castellano como viene siendo norma en todos los juegos editados por Ubisoft.

En definitiva, The Crew 2 en un juego de conducción arcade bastante notable que quiere dar la contrapartida a otras sagas como Horizon, con una gran propuesta en cuanto a su variedad de eventos y gran solidez en lo gráfico, el título no consigue llegar al sobresaliente por algunos fallos puntuales que lastran en ocasiones la experiencia y que pueden hacernos perder la paciencia. Un título no obstante muy recomendable que con una duración de hasta 40 horas para los completistas es la puerta de entrada perfecta para aquellos que quieran iniciarse en el género, sin duda una buena propuesta que no podemos dejar de recomendar.

Si lo prefieres, puedes escuchar este análisis en nuestro podcast semanal  Guardado Rápido.

Análisis
  • Analisis
    AdrenalinicoVeredicto

    The Crew 2 en un juego de conducción arcade bastante notable que quiere dar la contrapartida a otras sagas como Horizon, con una gran propuesta en cuanto a su variedad de eventos y gran solidez en lo gráfico, el título no consigue llegar al sobresaliente por algunos fallos puntuales que lastran en ocasiones la experiencia y que pueden hacernos perder la paciencia. Un título no obstante muy recomendable que con una duración de hasta 40 horas para los completistas es la puerta de entrada perfecta para aquellos que quieran iniciarse en el género, sin duda una buena propuesta que no podemos dejar de recomendar.

    Lo bueno y lo malo
      • Lo bueno
        • La recreación de Estados Unidos es algo de admirar
        • Gran variedad de disciplinas, eventos y vehículos.
        • El diseño de los trazados en las pruebas especiales, muy logrado
        • Su duración, y la posibilidad de elegir entre niveles de dificultad nos dan juego para rato.
        • Muy sólido en su apartado gráfico, reseñables la climatología y la iluminación
        • Modo multijugador cooperativo y competitivo a través de las tablas de puntuación
      • Lo malo
        • Se echan de menos las partidas rápidas en modo online
        • El sistema de colisiones mal diseñado en algunos puntos nos puede hacer perder la paciencia.
    Análisis Detalles
    Análisis Tapa
    Tapa
    Idiomas
    Ingresar
    Cargando…
    Regístrate!

    New membership are not allowed.

    Cargando…