Tower 57 – Análisis

Desde este año y con los mismos años que uno va acumulando de experiencia se va dando cuenta el esquema que algunos juegos van tomando, todos intentando innovar pero cayendo en la misma premisa con elementos “diferentes” pero al final sin  revolucionar y es que se entiende, uno no puede pedir maravillas a todo el mundo. Entonces aparecen esos juegos de relleno, esos que también son el comienzo de algo, porque todos hemos empezado en algún momento por ese primer paso. Hacer esto bien depende enteramente de cada uno  para llegar correctamente al público y en Pixwerk su inicio arranca con Tower 57, un juego de acción puro que invita a un amigo a sumarse en cualquier momento para desparramar cuanta bala encontremos.

Lo primero que sorprende al arrancar es elegir entre tres personajes para iniciar la aventura, cada uno como si fuese una vida diferente y que si perdemos debemos  resucitar con un ítem particular. Pero aparte de esto cada nuevo guerrero está equipado de manera diferente y con diferentes características respectivas como habilidades, armamento y estadísticas. Esto hace al gameplay mucho más variable y dinámico que va de la mano con las mejoras, ya que al ir todo por separado seremos nosotros los que decidamos equilibrar el coste de cada uno o ir aumentando todo a uno solo.

 

Otro apartado destacable es la composición de cada uno de los escenarios que visitemos. Todo repletos de cosas para usar, esquivar o destruir. Todo posee una función para crear vida y dinamismo ante nuestro paso. Las habitaciones secretas están por todos lados al igual que cosas secundarias para ir completando sin terminar siendo abrumador. Minijuegos o acertijos aparecen en todo momento para recolectar mejoras, dinero o armamento. Todo bien predispuesto para atraer la atención aún en medio de toda la acción que se va presentado.

Su apartado más fuerte sin duda es su jugabilidad. Un sistema de movimiento y disparo que ayuda al dinamismo y todo el frenetismo que los enemigos pueden ocasionar. Jugar de a dos a veces resultado algo abrumador por todo lo que esta apareciendo en el mapa pero encaja en muchos aspectos para dejarnos movernos, esquivar o atacar mientras pensamos nuestra siguiente acción. Del otro lado nuestros enemigos son bastante repetitivos y aunque están los diferentes sumado a los jefes finales únicos sobre una línea general la repetición está presente pero sin entorpecer el resultado final.

Su diseño ochentoso y su música de jazz que va mutando a algo más dinámico y animado son aspectos bastante bien tratados de principio a fin. Logrando una inmersión satisfactoria desde las partes más pacíficas hasta las de acción sin control.

Sin embargo quedan por hacer unas acotaciones generales y me pareció dejarlas aparte ya que todo lo contado anteriormente hacen referencia a un trabajo con mucho cariño y entusiasmo que durante todo nuestro recorrido se pueden apreciar fuertemente.

El juego termina de una manera muy rápida, sin vueltas y sin preámbulos. Al final del viaje todo se siente apresurado y como si hubiese mucho más por mostrar. Pero por sobre todo hay muchos errores claros desde la mitad de la aventura hacia adelante, errores que van desde cuelgos de pantalla, paredes invisibles cosas que no se activan o simples bugs que desembocan en tener que reiniciar la partida que de alguna manera lo salva su sistema de guardado automático.

Por encima de esto su dificultad parece difícil de manejar, en ciertos momentos todo es extremadamente fácil, como si de un recorrido por el parque fuera. En otras ocasiones el juego se empeña por bloquear el paso por caminos que en base a la aparición de enemigos en manada y la composición de la pantalla se convierte en un desafío tanto estratégico como demencial.

Esto dependiendo del caso puede arruinar una composición muy bien pensada, veremos que depara el futuro según actualizaciones o nuevas incorporaciones.

La recomendación va para aquellos jugadores que quieran pasar un buen momento con su compañero o amigo. Ya que el apartado de un jugador deja bastante que desear y quedando como un simple casual para arrancar cuando no tengamos otra cosa parecida.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…