Wolfenstein II: The New Colossus (Switch) – Analisis

Wolfenstein II: The New Colossus“, continuación directa del reboot de la IP que la desarrolladora Machine Games lanzó en 2014 bajo el paraguas de Bethesda con el subtítulo de “The New Order”, llega a Nintendo Switch con casi un año de diferencia respecto a sus versiones de PC, Playstation 4 y Xbox One.

B.J Blazkowicz, popularmente conocido entre los nazis como “Terror Billy”, vuelve a la acción en una realidad alternativa en la que los alemanes ganaron la II Guerra Mundial, viviendo el mundo entero bajo el yugo fascista. Este Wolfenstein II es un título magistral que para el que no lo conozca puede descubrirlo escuchando el análisis completo que expusimos en el programa 2×15 de nuestro podcast Guardado Rápido. Aquí toca centrarse en las bondades y defectos de este “port” llevado a cabo por Panic Button, quienes ya demostraron con DOOM su competencia a la hora de llevar estas bestias técnicas a una plataforma técnicamente menor.

Lo primero que hay que dejar bien claro es que estamos ante el mismo juego en su totalidad. Mismos niveles, mismas cinemáticas, mismo gameplay, mismas armas, misma disposición de enemigos y elementos… Todo es igual. Esto parece una obviedad decirlo, pero debemos recordar el hecho que no hace tanto tiempo, grandes títulos que triunfaban en plataformas mayores eran llevadas a portátiles cambiando el título de forma radical. Por ello, que un juego de tales dimensiones haya sido capaz de salir en la híbrida de Nintendo, ya es toda una celebración.

Evidentemente el hardware es el que es, y recortes tienen que haber. Panic Button conocen muy bien como exprimir al máximo el potencial de Switch, y aún más tras la experiencia vivida con DOOM; lo que le has llevado a utilizar dos recursos imprescindibles a la par de inteligentes.

Por un lado, los frames por segundo (FPS) han disminuido de 60 a 30, lo que resulta totalmente necesario para que el título fluya sin ningún tipo de ralentización. Y lo consigue sobradamente, ya que durante toda mi experiencia he podido acabar con los nazis con el mismo placer que en sus versiones más potentes.

Por otro, esta experiencia fluida se consigue también gracias a una bajada de resolución. Con carácter general, los fondos se verán ligeramente borrosos, efecto que por otro lado empiezas a ignorar y que no molesta en cuanto lleves 10 minutos de juego. Sin embargo, en momentos de saturación en pantalla, en entornos más abiertos, y en algunas cinemáticas hechas con el gameplay del título (no en las cinemáticas normales, que se han trasladado de forma soberbia) es donde esta resolución baja a un gran nivel, haciéndose realmente incómodo. Por poneros un ejemplo, en los primeros compases del juego, en una escena donde se produce el primer encuentro fatal con la general nazi Frau Engel (la mujer que aparece en la portada repleta de cicatrices) la pantalla estaba tan borrosa que era imposible ver la cara de la general, sin poder apreciar ni sus cicatrices ni sus expresiones.

Esto ocurre en determinadas ocasiones, y para nada es la tónica general de la experiencia, pero cuando sucede lastra el momento. Hay que decir además, que estas bajadas bruscas de resolución son más tendentes en el modo portátil que jugando con la Switch acoplada al dock (donde la resolución es algo mayor). Sin embargo, en términos generales la experiencia la he disfrutado más jugando con la pantalla portátil, ya que la práctica ante el televisor hace que toda la carga gráfica se vea peor, acercándose más a un título de Playstation 3 que de actual generación. Aún con estos necesarios pormenores, hay que alabar el gran trabajo realizado por Panic Button, que ha sabido utilizar los recursos disponibles para traernos el mejor resultado posible.

En cuanto a términos propios de jugabilidad, de cómo se vive la experiencia de masacrar a los centenares de nazis que encontraremos en pantalla con el colosal armamento del que dispondremos, los controles han sido inteligentemente adaptados a los joy-con con una sabia decisión en la utilización del giroscopio que servidor ya alabó en el análisis de Splatoon 2 (Guardado Rápido 2×02). Los sticks de los mandos de Switch no son tan precisos para shooters como los de, por ejemplo, un DualShock 4. Por ello, sienta realmente bien la posibilidad de utilizar el giroscopio integrado en la consola para apuntar con el movimiento de nuestras manos apoyándonos en el stick derecho y en una ligera asistencia de auto-apuntado nada molesto (que en cualquier caso podemos desactivar). Al final la experiencia en este sentido es muy similar a la de las versiones mayores.

Y para los que como yo, quieran jugar con el título en modo portátil, podéis estaros tranquilos en términos de duración de batería. El consumo de esta es equiparable al de otros títulos del catálogo de Nintendo durando por sesión continua entre las 3 y 4 horas (dependiendo de cómo tengáis configurada la consola en efectos de iluminación, conectada a internet…)

Un aspecto que sí debo criticar es que si aceptamos un lanzamiento tardío respecto al resto de plataformas, y encima nos lo cobren a precio de novedad (54,90 €), que menos que hubieran incluido los 3 DLC que ya fueron lanzados para las otras versiones, o al menos algún modo exclusivo para la plataforma de Nintendo. Y más aún cuando tengamos que recurrir a la compra adicional de una tarjeta Micro SD al ocupar la nada despreciable capacidad de 23 GB (la memoria interna de Switch es de 32 GB).

Esto último me obliga a recomendar para la mayoría de jugadores cualquiera de las versiones de las plataformas mayores, ya que además de ser claramente mejores a nivel técnico, podéis encontrarlo a precios mucho más económicos. Para el resto, para los que solo posean una Nintendo Switch o busquen un triple A de calidad para jugar estas vacaciones de verano sin necesidad de televisores, cables y armatostes; es algo que irremediablemente tendréis que probar.

Análisis
  • Wolfenstein II: The New Colossus (Switch)
    DankeVeredicto

    Sienta realmente bien la posibilidad de utilizar el giroscopio integrado en la consola, para los que quieran jugar en modo portátil, pueden quedar tranquilos en términos de duración de batería. El consumo de esta es equiparable al de otros títulos del catálogo de Nintendo durando por sesión continua entre las 3 y 4 hora. Debo criticar que si aceptamos un lanzamiento tardío respecto al resto de plataformas hubieran incluido los 3 DLC que ya fueron lanzados para las otras versiones, o algún modo exclusivo .

    Lo bueno y lo malo

    Un nuevo port ha llegado a la portátil híbrida de Nintendo y aquí lo que tenemos que decir al respecto.

      • Lo bueno
        • Maldita sea ¡Es el mismo Wolfenstein en portátil!
        • El uso del giroscopio para apuntar con apoyo del stick derecho.
      • Lo malo
        • Las comprensibles bajadas de resolución a veces lastran la experiencia
        • El precio y que no incluya los DLCs.
    Análisis Detalles
    Análisis Tapa
    Tapa
    Idiomas
    Ingresar
    Cargando…
    Regístrate!

    New membership are not allowed.

    Cargando…