Malicious Fallen- Análisis.

Malicious es una de esas franquicias que existen hace tiempo, tiene cierta fama en Japón, pero no la conoce nadie en este lado del mundo. El primer juego salió allá por 2010 para la PlayStation 3 exclusivamente para el país del sol naciente y no se distribuyó en el resto del mundo hasta 2 años más tarde.  En el 2012 se lanzó la primer remake, llamada Malicious Rebirth y fué exclusiva para Vita. Esta remake no saldría de Japón hasta 2013. Ahora, en 2017, el mundo conoce Malicious Fallen, otra remake que trae a PlayStation 4 el juego original, los cambios que hubo en Rebirth y dos capítulos nuevos llamados Pursuit y Demise.

¿De qué me estás hablando?

Malicious es un juego Hack and Slash que respeta muy bien la jugabilidad del género. Para avanzar dentro de la historia de este juego deberemos desarrollar nuestras habilidades como jugador, más que como personaje. Malicious nos ofrece una dificultad bastante intensa que nos pone a prueba constantemente. Como en todo buen Hack and Slash, la velocidad de reacción que tengamos y cómo usamos las distintas armas y comandos son fundamentales. También deberemos aprender a analizar el modo de pelea de nuestros rivales para poder plantear una estrategia, no ganamos nada con ir a los golpes sino sabemos cómo golpear.

Avanzar en la historia…

Hablar de la historia de Malicious es difícil, y no porque el plot sea super complicado, sino porque es más bien inexistente. Al comenzar el juego deberemos elegir a qué personaje controlaremos, si a Valeria o a Erika. La única diferencia entre estos personajes es el género, siendo Valeria el hombre y Erika la mujer. Una vez creado el Spirit Vessel nos encontraremos en un mundo neutro, hogar de los Antiguos Profetas que nos crearon. Uno de los profetas será el encargado de hablarnos sobre Malicious, esa fuerza maligna que atenta sobre toda la existencia. Intentando detener a Malicious los profetas armaron y le dieron poder a distintos soldados, pero ellos terminaron por ignorar a los profetas e ignorar la existencia de Malicious. Luego de terminar nuestro pequeño y poco útil tutorial impartido por un profeta, podremos empezar con nuestras tareas.

¿Cuáles son estas tareas?

El primer paso es entender el funcionamiento de The Mantle of Cinders, una capa creada por los profetas, la cual será la única arma que tendremos a los largo del juego. Esta capa tiene el poder de adoptar distintas formas, como puños o espadas. Cada forma tiene distintos tipos de ataques, algunos más poderosos y otros con más campo de daño. Con la ayuda del manto tendremos que derrotar a los soldados subversivos, los cuales se encuentran en distintos mundos a los cuales tendremos acceso desde la dimensión neutral en la cual nos encontramos. Estos mundos son 5 y podremos entrar a los distintos mundos en el orden que queramos. Todos los mundos son realmente pequeños pero con escenarios muy distintos, algunos son cuartos cerrados de alguna torre, tambíen hay una nave similar a un zeppelin y hasta un campo de batalla medieval. Apenas ingresamos a alguno de estos, seremos recibidos por uno de estos soldados rebeldes junto a un gran batallón de sus aliados. Cada soldado tiene una táctica única de pelea, la cual deberemos descifrar para poder ganarles. Sus esbirros nos serán útiles para recolectar puntos los cuales nos sirven para potenciar nuestro manto o incluso curarnos. Una vez derrotado uno de estos jefes, seremos devueltos a la dimensión neutra, pero ahora con nuevas habilidades desbloqueadas, que van desde nuevas formas para The Mantle, hasta habilidades como volar o saltar hasta 6 veces.

Termine los 5 mundos ¿Y ahora?

Ahora se viene lo divertido. Una vez finalizados los 5 mundos, podremos enfrentarnos a Malicious, ese jefe final del que tanto nos hablaron pero nunca vimos. Malicious se encuentra en un mundo nuevo, que no se parece en nada a lo que veníamos viendo hasta ahora. Este mundo es un espacio abierto, repleto de ruinas de lo que pudo haber sido una hermosa ciudad. Malicious ocupa un lugar en el centro de este mundo, habiendo adoptado la forma de un monstruo casi tan grande como un planeta, algo que me hizo recordar al final de Kingdom Hearts. Esta es por mucho la pelea más difícil del juego, ya que nuestro rival cuenta con ataques muy impredecibles y capaz de matarnos al menor contacto. Además para lograr empezar a dañarlo, primero deberemos viajar por ese espacio activando pilares puestos para poder limitar el poder de Malicious. Incluso con los pilares activados, lo que queda de la pelea no será nada fácil.

¿Qué le falta?

Aparte de guionistas, a Malicious claramente le falta un equipo de sonido. Ni la música ni los efectos sonoros acompañan a la epicidad que se logró con la jugabilidad y el encanto de sus escenarios y jefes. La banda sonora pasa completamente desapercibida a lo largo de todo el juego. Incluso podemos mejorar nuestra experiencia escuchando música de nuestra preferencia.

¿Tiene sentido dos remakes? 

Pareciera que no, pero si. Con su lanzamiento en PlayStation 3 Malicious enfrentó varios problemas técnicos, muchos de ellos relacionados en con los movimientos aleatorios de la cámara y con el rendimiento. Sinceramente los Hack and Slash son injugables si no contamos con una buena taza de frames per second. La llegada a PlayStation 4 ayuda a que mucha gente lo pueda jugar sin querer arrancarse los pelos por el estrés de lidiar con la cámara. Más allá de eso, lo mejor que nos puede dar Malicious es la historia principal que planteaba el primer juego, los modos de juegos que vinieron con las remakes son muy aburridos, ya que se basan en dejarnos solos en mundos plagados de enemigos sin ningún objetivo en particular. Los gráficos también se ven mejorados en la versión de Ps4. Si bien no llegan al nivel de los juegos creados para esta consola, la mejora gráfica permite agregar varios detalles a los escenarios, lo cual ayuda mucho a nuestra experiencia.

Entonces…

Entonces nos encontramos ante un juego casual, que nos permitirá entretenernos en nuestros minutos libres, contando con mundos rápidos de completar, una gran jugabilidad y casi nada de historia a la cual prestarle atención.

 

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…