Marvel VS. Capcom: Infinite – Análisis

Los juegos de pelea no suelen recibir la atención que tuvieron este último año. Injustice 2, el anuncio de Dragon Ball FighterZ, Tekken 7, Guilty Gear Xrd Rev 2, Pokken Tournament y muchos más están dejando muy bien visto al genero y cada vez hay más para disfrutar en todo tipo de consolas. A todos esos títulos sumemos Street Fighter V, KOF XIV y por qué no, Smash Bros., que si bien tienen un tiempo más de vida también son grandísimos juegos. Ayer salió a la venta la última adición a la saga Marvel VS. Capcom, legendaria por donde se la mire, llamada Marvel VS. Capcom: Infinite. ¿Está Infinite a la altura de los viejos clásicos? Veamos.

Empecemos con lo que realmente es bueno en este juego: las peleas, las mecánicas y la libertad con la que el jugador se encuentra. Es por mucho uno de los juegos de peleas más libres a la hora de crear combos por la sencilla pero increíble mecánica de TAG, es decir, cambiar un personaje por otro en pleno golpe para que el nuevo siga pegando en la combinación que el otro empezó. Se implementó en varios juegos, pero nunca se sintió tan cómoda como en Infinite. Realmente hace sentir al jugador que tiene muchísimas posibilidades en todo momento, incluso hasta los más nuevos podrán hacer buenos combos al principio. Por las dudas, si, hay auto-combos y un más opciones para principiantes, pero como en todo Fighting Game es recomendable descubrir el potencial de cada personaje de forma tradicional y no automática.

La distribución de botones vuelve a ser como en Marvel VS. Capcom 2, es decir, Puño Débil, Puño Fuerte, Patada Débil y Patada Fuerte, esto es un botón más que en Marvel VS. Capcom 3, así que varios elementos fueron incorporados a los personajes que regresan de este último. Sin embargo, a diferencia de estos dos, ya no hay personajes de apoyo (assists) y los equipos vuelven a ser de solo dos integrantes, como en el Marvel VS. Capcom original. Después hay un quinto botón para el cambio de personaje, y un sexto para usar las gemas del infinito.

¿Qué son las gemas del infinito? El “comeback factor” que reemplaza al X-Factor. Hay 6 gemas distintas, cada una cuenta con dos habilidades para usar en combate: una que puede activarse en cualquier momento, y otra que se puede ejecutar después de recibir cierta cantidad de daño. Para dar un par de ejemplos, la primer habilidad de la gema del tiempo permite al personaje teletransportarse de un lado a otro en cuestión de milésimas, mientras que la segunda hace que la mayoría de los golpes no tengan tiempo de recuperación, es decir, permite hacer combos “infinitos” por unos segundos. Por otro lado, la gema de la mente permite hacer agarres que dejan al otro si poder moverse, lo que es un combo gratis, mientras que su gran efecto es que carga con el paso de cada segundo barras de super, lo que le da la posibilidad al jugador de hacer supers a más no poder.

Dejando de lado la jugabilidad, lamentablemente, el juego no brilla mucho más. Los personajes disponibles son uno de los temas que más polémica causa. Son 30 personajes, 15 de Marvel, 15 de Capcom, con 6 DLCs ya anunciados y confirmados. Solo 6 de estos 30 son personajes nuevos, los otros 24 están directamente sacados del MVC3, algunos tienen hasta el mismo modelo 3D y exactamente las mismas animaciones. ¿Está mal? Tanto Capcom como Snk como la empresa que se te ocurra abarata costos reciclando material anterior. Lo que está mal es que dejen tantos personajes fuera, es decir, si van a reciclar personajes, reciclen todo. Algunos personajes super queridos como Amaterasu, Wesker, Viewtiful Joe o Phoenix Wright no llegaron del lado de Capcom, mientras que, gracias a todo el tema de derechos de X-Men, luchadores como Wolverine, Storm, Dr. Doom, Deadpool y varios más no llegaron por el lado de Marvel. Algunos personajes se sienten completamente fuera de lugar y cuesta entender por qué los eligieron en lugar de otros, como por ejemplo, Spencer de Bionic Commando o Frank West de Dead Rising. Los 30 son inferiores a los 36 que tenía la primer versión del MVC3, lo que habla bastante mal de ellos como desarrolladores. Juegos como Marvel VS. Capcom 2 eran un conjunto de reciclaje increíble, no entiendo por qué acá no hicieron lo mismo. Dejando esto de lado, afortunadamente los personajes son verdaderamente únicos y todos se sienten completamente diferentes con respecto a sus estilos de lucha, lo que es bárbaro para cualquier juego competitivo serio.

Tanto los gráficos, como la interfaz y la presentación general del juego, como la música y algunos de sus modos tienen una gran falta de atención, ni hablar de amor por el juego o pasión por los personajes.

La música, a excepción de muy pocos temas, es súper genérica. Algunos personajes directamente cambiaron su música icónica por una nueva. Otros recibieron remixes de los temas de siempre pero todos muy parecidos, todos tirando a una onda electrónica que lejos está de cualquiera de las bandas sonoras -épicas- anteriores.

Los gráficos dejan mucho que desear. Más allá de que el estilo artístico que eligieron es feo de por si, los modelos 3D y muchísimas animaciones están hechos así nomas. El MVC3 no se destacaba exactamente por tener buenos gráficos, pero el estilo artístico tipo cómic le quedaba muy bien. Acá ése estilo no está y todos parece muñecos de plástico. Algunos, como Ultron o Iron Man, se ven muy bien, pero Dante, Spencer y Chris pasaron por lo peor de lo peor. Captain Marvel es un modelo 100% nuevo y, sin exagerar, parece extraído de un juego de la época de la PlayStation 2.

La interfaz es simple, fácil de entender, pero carece completamente de personalidad. Los portraits de cada personaje son estáticos, las barras rectangulos sencillos y las fuentes que usan en cada menú es de lo más genérico.

Los modos, como por ejemplo el arcade, no muestran indicio alguno de historia previa o posterior, algo muy parecido a lo que vimos en Tekken 7. Son 7 niveles, un final boss, y listo, créditos y por ahí algún que otra cosita mínima desbloqueable. No son todos malos, ojo, hay 10 misiones (buenas) para cada personaje, tutoriales básicos fundamentales, training mode muy útil, versus, colección (arte, música, descripciones, etc), historia e online, la mayoría de ellos bastante completos y bien pensados. Si, estamos mirandote a vos, Street Fighter V.

Sin spoilear, el modo historia es muy Marvel. Muchas cosas simplemente no se explican, como por ejemplo cómo se juntaron ambos mundos y cómo se conocieron, o por qué personajes de Marvel conocen de antes a otros de Capcom que no tienen nada que ver. La mayoría de las cinemáticas sufren de animación pésima y el doblaje de voces (solo inglés) no es el mejor, pero no puedo negar que hay un par de momentos pochocleros buenos. La trama no es lo mejor, pero son 3 horas llevaderas. Me hubiese gustado que lleven a fondo a más personajes, al tener 27 personajes buenos y 3 malos, el rol protagónico nunca quedó muy en claro más que “los buenos”. Los antagonistas si se lucieron.

El modo online está bastante bien. Hay partidas por puntos y amistosas, ambas con la posibilidad de pedir revancha y jugar al mejor de 3. También hay una liga especial para principiantes, lo que me parece una idea buenísima para los que quieren adentrarse al mundo de MVC y están en 0. Los lobbies/salas privadas también están bien. Falta un botón de revancha rápido, pero se perdona porque las pantallas de carga no son largas, aunque estaría mejor que con un simple update lo agreguen. Finalmente, el netcode (el funcionamiento del online) es bastante bastante bueno. Siempre y cuando no juegues contra alguien del otro extremo del planeta, probablemente no sufras de lag.

En resumen, Marvel VS. Capcom: Infinite es un buen juego de pelea, muy divertido, pero deja de brillar cuando agregamos el resto de sus aspectos más allá de las mecánicas. Música, presentación y gráficos regulares tirando a malos. Recomiendo su compra si realmente piensan explotar las peleas y los combos.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…