mi-historia-con-los-videojuegos

barra1

Cuál es la idea esta vez?, bueno… seguramente el título del artículo ya te dijo todo. Quiero traerte… o más bien contarte, mi experiencia personal, lo que yo viví… lo que fueron los videojuegos para mí, como llegaron, en que momentos de mi vida estuvieron o no presentes, como influyó el entorno en poder tener o no acercamiento a ellos… bue, la vida misma.

Que es lo lindo de todo esto?, que seguramente te puedas sentir identificado al menos en algunas cosas, en otras te habrá pasado completamente lo contrario a mí y para eso esto es, además de un portal de videojuegos, UN FORO donde podés contar tu experiencia más abajo, decirnos en que cosas nos parecimos en todo este proceso y en cuales otras los tantos fueron completamente diferentes de tu lado.

OK, sin más, allá vamos!!!.

barra2

Y si, como tantos acá, lo primero que guardamos en la retina son las viejas y queridas MAQUINITAS!!!. El ruido y el ambiente del salón de videojuegos eran muy particulares, los sonidos de los Flippers (a los que solo jugaban los más grandes, era prácticamente su zona), la música de los juegos en stand-by esperando por nuestras monedas, el olor a pucho y encierro, y las fichas quemándonos en las manos y bolsillos… QUE TIEMPOS!!!. A que jugar?, depende… había de todo y para todos, futbol, lucha, aventuras… cuantas fichas quemadas en Double Dragon!!!, pero algo que siempre recuerdo son los grandes momentos frente al RAIDEN con un amigo de mi infancia que compartía la misma pasión, ya sabíamos que poder tomaba cada uno, que armas, en fin… nos entendíamos a la perfección. Después la vida nos fue llevando por caminos separados, ya no nos vemos tanto como nos gustaría, pero cada tanto nos cruzamos y nunca olvidamos las horas y horas… perdidas(?) en aquel lugar, de las que hoy son testigos nuestras mujeres a las que les contamos la historia como si de la mejor película se tratara.

Obvio, como creo que a casi todos nos pasó, la vieja no quería que uno vaya… no era un lugar de fiar, era un ambiente que se prestaba a muchas cosas que de chico uno no veía, no imaginaba, y creía que eran puras exageraciones. Ya de grande pude entender muchas de esas cosas que de pibe se me escapaban, y comprendí a mi mamá y sus preocupaciones… sabía bien de que hablaba, pero uno igual se escapaba con esas monedas que lograba de algún vuelto y se iba a los fichines, y hasta sin plata!!!… no había vueltas… por un rato, ahí uno era feliz.

No me vas a decir que, si al menos rondás mi edad, no era así???

barra3

Nunca voy a olvidar el día que mi vieja me dijo: “Andá a buscar a tu hermana, está en lo de Gabriel con los amigos”… refunfuñé un rato, pero fui… Gabriel era un pibe de la cuadra, amigo de mi hermana de chiquitos, familia amiga de mi familia. Al entrar a la casa, me dice la madre: “Pasá, están jugando al Atari”… y para mis adentros me dije: AL QUE????, pero ahí lo vi… en una tele en blanco y negro, IMPOSIBLE OLVIDARLO… era EL. Esa imagen nunca se fue de mi cabeza, una locura poder tener eso en tu casa!!!, todo un sueño, pero un sueño difícil de alcanzar por aquellas épocas para los que, como yo, venimos de una familia “común”… humilde, laburante. 

En casa la cosa estaba “peluda” como se dice normalmente… mi viejo se nos fue joven por un problema de salud complicado que arrastraba de años, y la vieja paso a cubrir ambos papeles. Si bien gracias a Dios y a su esfuerzo a mi hermana y a mí nunca nos falto nada, está claro que tampoco sobraba y que este tipo de cosas eran lujos algo lejanos.

Pero la vida tiene estas cosas lindas… no?, esas que te hacen acordar que arriba hay alguien que cada tanto tira una soga… que salen de la galera, y es así que un día mi vieja cayó con una caja “prestada” (aclaro luego como es esto) a casa… que tenía? una Atari 2600 “Slim”!!!, IMAGINENSE COMO ESTABAMOS CON MI HERAMANA!!!. El tema venía de una amiga de ella que se la sacó al hijo porque le había ido mal en el colegio… bue, la cosa es que terminó en casa y se quedó como 1 año y medio. Le saqué el jugo a esta maquinita, y pasé momentos espectaculares de mi niñez frente a ella… momentos que nunca voy a borrar.

barra4

Y claro, el Atari volvió a su dueño original, y la tele en casa se sentía algo sola… y continuó de esa forma por un buen tiempo (que obviamente uno mitigaba en los Arcades, claro está), pero como dije antes, la vida tiene siempre esos momentos fantásticos que cuando tocan son inolvidables… de hecho tan inolvidables, que es el día de hoy que tengo la escena en la mente como si la estuviese viviendo ahora mismo… ya te la voy a contar.

Venía hace tiempo pidiendo un Family Game en casa… pero claro, había que esperar, y mientras tanto me sacaba las ganas en casa de mis amigos pasando tardes alucinantes, disfrutando como esos 8-Bits llenaban de color las pantallas, presentando juegos que para la época eran espectaculares, y que rara vez nos dejaban dormir de noche pensando en cómo pasar ese nivel, o matar ese jefe final que nos volvía locos!!!.  Pero como dicen muchos, TODO LLEGA, y aquí es donde vuelvo a lo que dejé picando antes, esa escena que nunca, pero NUNCA se va a borrar de mi cabeza. Fue para mi cumpleaños (1 de Febrero), un par de días antes en realidad, mi mamá y mi abuela estaban en casa y salieron un rato, sin decir nada… a la hora aproximadamente volvieron con un paquete ENORME… la premisa antes de abrirlo?: “mirá que es por tu cumple y Reyes eh?”, y si… en casa los regalos grandes se negociaban, la economía no daba para mucho más… Mi respuesta?: “SI!!!”, pero no un SI cualquiera… respondí convencido de cumplir mi parte y lleno de intrigas. El papel duró muy poco en su estado original, y bajo los huecos que dejaban mis manos nerviosas se podían leer las palabras mágicas: Family Game!!!

El día de tenerlo en casa llegó, y de ahí en más dio miles de horas de diversión!!!. Hoy por hoy no lo tengo en mi poder, obviamente me gustaría conservarlo… pero me deja contento saber que en su momento pasó de mis manos a alguien que lo necesitó y que no tuvo mi misma posibilidad. No dudo que siguió sumando horas y horas de felicidad a las que a mí ya me había dado, y que para el destinatario (hijo de una familia amiga), ese seguramente sería uno de esos momentos fantásticos donde Dios tira una punta.

barra5

O no tan ausentes, pero eso sí… tampoco tan presentes. De que estoy hablando?, básicamente de las 3 generaciones que continuaron (mas allá de que 2 de ellas se dieron casi en simultáneo). Los 16, 32 y 64 Bits fueron las grandes ausentes en mi infancia y adolescencia, ya que no pude tener ninguna propia. Ahora, me perdí de todo este mundo fantástico???, CLARO QUE NO!!!, sobre todo de la primera de las nombradas, y en ambas versiones: SEGA y NINTENDO con sus Mega Drive/Génesis, y SNES respectivamente.

Más allá de tener amigos con consolas de estas y pasar horas y horas sentados frente a la tele juntos, también existía un localcito de videojuegos en la cuadra de casa que las alquilaba, así que los fines de semana, siempre se venía una conmigo y algún amigo a dormir el sábado. La verdad que es algo que me pone muy feliz, porque si hay una época que no me hubiese agradado perder, es la de los 16-Bits. No la viví tal vez como más me hubiese gustado, pero si me gustó la forma en la que la pude vivir.

Ahora bién, posterior a esto, ni Saturn, ni PSx (PSone), ni N64… máquinas que alguna vez “toqué de oído”, pero que no pasaron de ser alguna mera incursión en algún momento puntual. Todo esto, igual, fue en su tiempo reemplazado por la llegada (algo tardía, pero llegada al fin) de la primera PC a casa… un gran esfuerzo en conjunto (todos pusimos un poquito), que valió la pena sin lugar a dudas, ya que en materia de videojuegos, la “compu” se convirtió en mi plataforma de juegos por varios años.

barra6

Si, si, ya se… suena raro el título no?, pero no enloquecí (o si?), te aseguro que tiene una explicación, no te preocupes!!!.

Varios fueron los años donde la PC fue la estrella de la casa en materia de videojuegos, pero pocas las remasterizaciones y actualizaciones, por lo que los últimos juegos se escapaban de mi alcance. Esto trajo en algún momento la duda: sigo actualizando?, o me compro una consola?… duda que duró un par de años, ya que para ambas opciones, iba a tener que invertir prácticamente lo mismo, y la verdad no me decidía por hacer el gasto, o siempre aparecía algo en el medio que estiraba una vez más la decisión.

Una de esas “pequeñas” cosas que estiraban la decisión, era nada más y nada menos que MI CASAMIENTO, que como imaginarán absorbía prácticamente el 100% de los pequeños ahorros que se podían hacer al mes entre mi (en ese tiempo) novia y yo. Pero un día de esos, donde uno no sabe porque llegamos a esa situación, paramos en la puerta de un local de videojuegos, vi la PS2 Slim y le dije: “mirá amor, esa es la que quiero”, a lo que la dulce respuesta llenó mis oídos: “Y COMPRALA!!!”.  Será este otro de esos momentos fantásticos que te nombré antes?, puede ser… la cosa es que la consola ya no era solo mía, ERA DE LOS 2, porque la plata para la compra salió sencillamente del ahorro del casamiento!!!. Obviamente que la frase: “y comprala” fue genial, pero aún mejor fue la que vino después: “mirá que a mí me gustan los juegos de autos y de peleas eh?”… ALELUYA!!!!!.

Compartiendo posesión, unos días en mi casa, otros en su casa, esa PS2 nos dio millones de buenos momentos… y claro está, siguió haciéndolo en la que es hoy nuestra casa como marido y mujer. Lamentablemente, tuvimos que decirle adiós para llegar a la generación actual, y se fue del hogar (ya casados como dije) con 235 JUEGOS!!!. Fue la que originó ese vició de mi esposa llamado God of War.

No les dije?, como ven, una verdadera historia de amor!!!.

barra7

La verdad que la actualidad en materia de Videojuegos me trató bastante mejor que las épocas pasadas, de las que igualmente no me quejo para nada. Suele ser como le pasa a la mayoría, lo que no pudiste tener de pibe, si ahora tenés la posibilidad de hacerlo, no la dejás pasar. Claro está que los sacrificios siguen (por ejemplo, como conté que para pasar a esta generación tuve que desprenderme de la anterior, y juntar algún que otro billete más con el esfuerzo que eso conlleva), pero las opciones son un poco más amplias. Aún así, soy de los que llegaron un poco tarde a esta gen, comprando la Xbox 360 (Go Pro 60GB – Jasper) allá por mediados del 2009, y la PS3 (Slim – 160GB) a mitad del 2012.

Cuantos juegos tenemos (sumo a quien comparte el vicio en casa conmigo) en Xbox?… unos 150 (contando  DVDs de la época del flasheo, más los que ahora están en el HDD después del RGH). En el medio pasó de todo, actualizaciones, parches para los juegos, actualizar el flash de la lectora, los XGD2, XGD3, truncados, etc., etc., etc., sumado a HORAS Y HORAS de grandes momentos. Centro de todas las juntadas con amigos, la 360 es y espero que siga siendo parte de la familia.

Pero claro, comenté anteriormente cual era una de las sagas predilectas de mi esposa… y me es imposible no recordar su primer pregunta después de enchufar la 360 en la tele (en ese momento, una de tubo de 29”)… fue simple: “me bajás el God of War?”, y si,   . Esto, sumado a mi “niño antojado interior”, dio como resultado la llegada de PS3 a casa, la cual además de correr juegos usamos mucho para ver películas. Obviamente, en la biblioteca están God of War Collection (I y II en HD) y God of War III para deleite de la patrona.

Bueno, eso fue un poco lo que quería compartir con vos… contarte al menos una parte de como fue MI historia con los videojuegos… esos momentos que por diferentes cuestiones y de diferentes formas, acompañaron mi vida durante todos los años hasta hoy, y que realmente espero que me acompañen por siempre. SI, QUIERO SER UN VIEJITO JUGON!!!, y que nunca se apague esta pasión… lo dudo, pero al menos tengo el deseo de seguir en este mundillo, y tal vez poder compartirlo el día de mañana con mis hijos (si Dios me los da).

Seguramente algunas cosas de las que leíste te hagan recordar tu propia infancia, o tu presente… más que nada si rondás mi edad. Tal vez las plataformas fueron otras, pero las vivencias han sido las mismas… o es posible que en tu caso la vida haya sido totalmente diferente… como sea, no dejes de contarnos que te pasó A VOS, cual es TU historia.

Lo que queda por delante es prometedor, la tecnología avanza a pasos agigantados, y ya estamos prácticamente olfateando las consolas de la generación que viene, y espero que esta misma historia que nació allá por mi infancia, pueda seguir su curso. No se a que más podré acceder, de momento puedo citar una frase que me encanta: “ <strongNo tengo todo lo que quiero, pero quiero todo lo que tengo”.

Lo que viene, como dije, ya está prácticamente entre nosotros, es solo cuestión de esperar… lo que ya pasó?, quedará para siempre en mi memoria y en mi corazón, destacando 2 características fundamentales: los grandes momentos vividos, y lo principal, el esfuerzo enorme de mamá…  .

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…