Moonlighter – Análisis

Es sabido que en los últimos meses y años hemos tenido varios títulos con tintes de RogueLike (RPG’s con mazmorras que se generan aleatoriamente) y el “mundo” indie tiene una predisposición a este género bastante arraigada. Digital Sun Games, un estudio español, consiguió financiar con 40.000 dólares en la plataforma Kickstarter Moonlighter, pero… ¿Qué tiene este que no tengan los demás?

Encarnamos a Will, un mercader que ha heredado la tienda de su abuelo, afianzada en un poblado cerca de cinco mazmorras, las cuales cuentan que tienen vida propia, pues cada vez que se entra en una es completamente diferente.

Will con sus ansias de aventuras se interna en la primera de estas mazmorras, pero sin descuidar su tienda, ya que como mercader irá recogiendo objetos valiosos para luego poder poner a la venta y con el dinero conseguido mejorarse el equipo para ir accediendo a las siguientes en un ciclo vicioso que, como meta, tiene poder abrir la quinta mazmorra, la cual nunca ha sido abierta.

La historia no va mucho más allá, se habla de Pete el Loco, un aventurero que se perdió en una de estas mazmorras y realmente hasta el final, no sabes ni cómo ni porqué estos lugares yacen aquí a la espera de que algún aventurero se atreva a cruzarlas.

La premisa jugable de este título es sencilla, cada mazmorra tiene tres plantas y deberemos bajar hasta esta para encontrarnos de cara con el Boss final para desbloquear la siguiente, aunque no todo queda ahí, pues al generarse cada vez que entras de forma aleatoria, se deberán explorar de nuevo si quieres encontrar el camino correcto.

Por suerte, tendremos dos amuletos que nos ayudarán, uno de ellos, nos teletransporta fuera al lado de nuestra tienda estemos donde estemos (siempre que no haya enemigos cerca) y el otro hará lo mismo, pero dejará un portal abierto para que podamos volver. ¿Y por qué necesitamos ir y volver? Pues, porque nuestro amigo Will lleva una mochila encima, donde irá recogiendo los objetos que irán dejando los enemigos, y solo tiene un total de 20 slots en esta, obligándonos a ir y venir continuamente (hacerlo vale dinero y cuanto más avanzados estemos más caro será) para descargar toda la mercancía.

Y aquí viene unos de los atractivos del juego, pues, después de una ardua aventura acabando con innumerables enemigos (cada uno adecuado al tipo de mazmorra), será la hora de poner a la venta todo lo que hayamos conseguido o no necesitemos.

En este caso, tiene una premisa, sencilla pero adictiva, pues, no sabremos nunca el precio inicial de los objetos que vamos encontrando y dependiendo de la reacción de los clientes sabremos si estamos vendiendo un objeto demasiado caro, o demasiado barato, y así ajustar el precio lo más óptimo posible.

También tendremos la oportunidad de mejorar nuestra tienda y llamar a otros mercaderes a la villa (incluso un banquero) para ayudarnos, como por ejemplo el herrero que nos forjará equipo desde armas (no muy variadas) hasta armaduras, como la boticaria que nos encantará el equipo y  nos venderá pociones. Todo esto aparte de dinero costará materiales, así que hay que gestionar muy bien lo que guardamos y vendemos.

El sistema de control se hace algo tosco, queriendo emular a rpg’s antiguos, y se hace bastante incomodo que solo puedas moverte en cuatro direcciones, dándote más de un disgusto ya que al morir en una mazmorra te expulsará de esta y perderás todos los objetos que hayas conseguido.

Y esto puede acabar siendo frustrante, ya que el juego es divertido y se hace agradable de jugar, pero si le dedicas demasiado tiempo seguido, le empezarás a ver las costuras, salas que se repiten una y otra vez, idas y venidas por temor a perderlo todo y una sensación de repetición que al cabo de unas cuantas horas ya no te sorprende.

El título carece de puzles, haciendo la experiencia un “avanza y mata todo lo que veas” hasta la siguiente puerta.

Gráficamente tenemos un estilo que recuerda a The Binding of Isaac con una vista aérea donde cada mazmorra es de un estilo diferente, aunque no deja de ser “una Skin” para que parezca algo nuevo cuando no lo es.

A nivel sonoro cumple con las expectativas aunque no destaca notoriamente, siendo algo mas bien anecdótico sin nada reseñable.

Conclusiones

Estamos ante un título bastante original, donde nos pone en la piel no solo del aventurero, si no del mercader que pueblan este tipo de aventuras, siendo una experiencia divertida, aunque a la larga algo repetitiva, echándose en falta más complejidad jugable y algún puzle, donde el título podría haber destacado

Análisis
  • Puntos Positivos
    OriginalVeredicto

    - La mezcla entre mercader y aventurero es original
    - La curva de dificultad es aceptable
    - Cada arma y/o armadura tiene sus diferencias pudiendo afrontar la aventura a tu gusto

    • Puntos Negativos

      - Puede hacerse algo repetitivo
      - Se echan en falta algunos puzles
      - El control en cuatro direcciones se hace algo tosco

      Ingresar
      Cargando…
      Regístrate!

      New membership are not allowed.

      Cargando…