Mothergunship – Análisis

La industria de los videojuegos está evolucionando y cada vez más seguido podemos encontrar géneros más populares ser mezclados con otros para lograr nuevas sensaciones inyectando cualidades para que nosotros jugadores empecemos a tener que estar pendientes de otras cosas a la hora de abordar la jugabilidad. Mothergunship toma elementos del género Roguelike y los va introduciendo en este juego de disparo en primera persona en el cual la base es por medio de la experimentacion ir creando nuestro propio armamento, como si piezas de Lego se trataran. Tal vez sea que en este caso, podamos encontrar mejores exponentes de cada género, pero Grip Digital va más allá logrando una fusión sacando lo mejor de cada uno.

Mothergunship se basa en la creación de armas, como hacíamos de niño cuando jugamos con ladrillitos. Su elaboración es sencilla rápida e intuitiva, de manera que cualquiera puede ponerse manos a la obra para ir superando niveles para crear de manera eficaz armas cada vez más fuertes, rápidas y grandes. Las piezas pueden ser de tres tipos y cada una se va conectando mediante propia imaginación pero con limitaciones funcionales. Antes de comenzar cada nueva misión podremos seleccionar limitadas partes de nuestro inventario bajo la advertencia de poder perderlo si llegasemos a morir en el camino, todo un sistema que pone a prueba nuestra confianza y predisposición para pensar que es lo que vamos a arriesgar para tener nuestra victoria y tesoro.

Este aspecto invita a la rejugabilidad, con misiones secundarias que se van generando sin fin y ofreciendo constante experiencia, créditos y componentes para nuestras armas. Misiones que dan variedad de beneficios, ya que muchas veces las armas van a poder sacarnos de problemas de manera eficiente y justificada gracias a la gran variedad de opciones según como queramos jugar en cada nueva ocasión.

Pero no todo es perfecto, ya que el punto más debil aquí es el más fuerte. Debido a la composición de los niveles y el tiempo en el que conseguimos las partes de la armas en la gran mayoria de los casos no seremos capaces de fabricar más de 4 veces. Lo cual significa que no solo haremos armas de fuegos relativamente simples, sino que en contadas ocasiones lograremos algo realmente inmenso o lo suficientemente bizzarro como el juego se vino vendiendo este último mes. Algo que corta nuestra imaginación y a la vez la perspectiva que uno podia llegar a tener del juego.

En todo momento Mothergunship mantiene la vara de dificultad alta, la curva de aprendizaje va tomando bruscas empinadas que pueden sofocar nuestra mente entre tanto caos y frenetismo. Todo se desarrolla sobre rieles mientras tengamos el arma necesaria, la supervivencia es gratificante debido a todo los componentes que uno puede encontrarse, pero en ciertos momentos donde todo es llevado a cabo se siente que el mismo juego no se soporta a sí mismo y todo empieza a perderse confundiendo nuestro movimiento, los enemigos y nuestro objetivo de mantenernos con vida.

En cuanto al apartado puramente jugable es receptivo y rápido. La carga de las armas es automática medido en cargas que tendremos que ir controlando. Esto junto a un movimiento ágil con saltos y deslizamientos controlados logran una experiencia roguelike en primera persona para que la acción no concluya hasta que seamos el último en pie. Ahora bien, es verdad que podremos ir aumentando nuestras habilidades, pero se siente vacío sin un correcto y profundo arbol de posibilidades para darnos más libertad a la hora de elegir una estrategia de movimiento.
Por otro lado Mothergunship no pide una historia para funcionar, sin embargo, las risas están aseguradas gracias a delirantes chistes y charlas de nuestra tripulación, intentando darle un fin a nuestra mera existencia y hasta la del enemigo llegado el caso.

Visualmente o sonoramente no hay mucho para destacar, aunque todo funciona correctamente aún en los momentos de mayor acumulación de enemigos nada queda demasiado en la memoria como para recordar. Nada más allá de los repetitivos niveles, modos o enemigos. La escusa puede ser que al ser de una misma nave los niveles sean así, pero nada logra emocionar y más aún cuando los tiempos de cargas a veces duran más que lo que tardaremos en limpiar ciertas habitaciones, algo contraproducente para un juego que debería por norma “moverse rápido”.

Mothergunship es un sorprendente e ingeniosos tumulto de diálogos y sentido del humor. Su premisa de construir armas funciona, es simple, innovador y con un excelente sistema nervioso lo cual hace el juego rápido y adictivo… cuando la nave lo permite. Su “mundo” es repetitivo, monótono y bastante lento. La cantidad de niveles, enemigos y contenido histórico es más que aceptable para ser esta una primer obra. Lo cual lo deja como una buena película de clase B, de esas que dejan a uno añorando y con las cuales sueña encontrar nuevamente pronto.

Análisis
  • RecomendadoVeredicto
    Mothergunship en 5 oraciones

    -Innovador
    -Jugabilidad rápida y adictiva
    -Gran sistema de re-jugabilidad
    -Dificultad algo incongruente
    -Humor e historia atrapante

      Ingresar
      Cargando…
      Regístrate!

      New membership are not allowed.

      Cargando…