My Hero Academia: One’s Justice – Análisis

Que hoy todo el mundo fanatico del manga y del anime hable de la serie My Hero Academia (Boku No hero Academia), remarca el éxito que tiene la serie creada por Kohei Horikoshi. En la Argentina, se está editando el manga y se puede comprar en muchas comiquerías. En diciembre, se estrena la película en cines de Argentina con muchas funciones completas. En el ámbito de los videojuegos, no podía faltar tampoco el Hype. My Hero Academia: One’s Justice es el primer juego basado en el manganime en el occidente. Previamente, hubo un juego para 3DS pero que no salió de Japón.

Desde la saga Ultimate Ninja Storm de Naruto, ningún juego basado en manganime del estilo Battle Arena ha estado a la altura y por fin puedo decir que este juego, si bien tiene fallas, piso fuerte para futuros lanzamientos.

My Hero Academia se sitúa en un presente ficticio donde el 80% de la población tiene habilidades especiales. En este mundo, el protagonista es Izuku Midoriya que, fanatizado con ser un Heroe bajo la imagen del héroe N°1, All Might, nace sin poderes. Pero por cuestiones del destino, el se va a cruzar con su héroe y su vida va a cambiar.

El juego no arranca con la historia desde cero, si, con este resumen. Pero inmediatamente, se salta todo hasta el comienzo de la 2da mitad de la 2da temporada en el arco de las pasantías desarrollando todo el modo historia has el final del arco del campamento de verano, donde a través de combates, reviviremos prácticamente todo lo que ocurre sin perdernos de ningún momento. También al finalizar, se incluye como recuerdos, los combates del festival deportivo.

El material del modo historia es correcto, porque si bien no arranca desde el principio, no hay muchos combates que justifiquen agregar lo que ocurre en la primera temporada.

Lo que me pareció un poco pobre es el catálogo de personajes. Se podrían haber agregado un par de personajes de la clase 1-B, considerando los combates del festival, y también, se podrían haber agregado los villanos o personajes extras para no tener que tener que duplicar el modo historia, o casi duplicarlo. Es que el modo historia cuenta los arcos mencionados desde el lado de los héroes y desde el lado de los villanos, si bien hay momentos particulares de cada uno, muchas peleas se repiten. Poniendo mas personajes y más peleas, podrían haber unificado todo en una única historia eliminando las peleas duplicadas.

El juego es un buen Battle Arena pero no el mejor. El juego es muy fácil y no tiene distintos nivele de dificultad que exijan a aquellos que quieren más.

Los combates son en escenarios medianamente amplios pero repetitivos. Cada personaje, puede realizar golpes normales, usar habilidades especiales y 2 especiales que dependen de la cantidad de barras que dispongamos para realizarlas. En ciertas batallas, hay personajes (hasta 2) que asisten a los combatientes. Y en los combates con 2 asistidores, se puede realizar una especial con los 3, pero que requiere 3 barras de energía. Los movimientos son más realistas, que por ejemplo, un Ultimate Ninja Storm, los arranques son lentos por el hecho de que normalmente, deben serlo. Se pueden realizar picadas para acercarnos rápidamente a los rivales o huir de ellos.

Uno de los mejores atributos de este juego es que entre todo el catálogo de personajes se ve con sus movimientos un método de jugar distinto. Hay personajes donde los golpes comunes son más fuertes que los de otros, pero sus poderes especiales más débiles. También a la hora de asistir, hay personajes que tardan más en habilitarse para utilizarlos. Hay poderes de corto alcance, largo alcance y otros que potencian los combos comunes.

Hablando de combos, el juego nos deja elegir entre 2 formas de pelear. La primera es el modo normal, donde los combos se puede hacer automáticamente con el cuadrado (PS4), pero para aquellos que quieren a animarse a hacer los combos por su cuenta, está la opción manual. Cada uno puede elegir la opción que más guste.

Siento que, si bien los combates son dinámicos y divertidos, a la larga en el modo historia se tornan repetitivos y aburridos porque no tiene tanta variedad a la hora de pelear. Tampoco hay elementos externos que afecten la pelea, salvo algunos escenarios donde se puede sacar de ring a los oponentes.

El modo historia no es lo único que trae el juego. Disponemos de un modo competitivo tanto local (offline) como uno online. Así que no hay excusa para no fajarnos con amigos XD. Es lo que nos da bastante rejugabilidad.

También existe un modo con misiones, donde en distintos mapas tendremos que realizar, con un grupo de personajes elegidos previamente, una serie de combates, con la misma energía con la que quedan al finalizar los combates, o sea, son combates de resistencia, y que, a su vez por cada victoria, nuestros personajes reciben experiencia para subir el nivel y hacerse más poderosos para que pasar estos mapas se hagan cada vez más fácil. Los combates tienen condiciones especiales para obtener la victoria, algo que hace de este modo algo más variado y divertido por momentos que el modo historia.

Por último, tenemos un modo arcade donde podremos combatir y desbloquear más elementos de personalización. A diferencia de los demás modos de un jugador, los combates son al mejor de 3 rounds.

No, no es que vayan a desfilar, pero si tendremos un gran catálogo de trajes para darle nuestro estilo a los personajes, y no solo con trajes del mismo personaje. Podremos vestir por ejemplo a Midoriya con el traje de All Might, o con los guantes explosivos de Kacchan. Esto lo podremos ir desbloqueando a medida que se avanza en los modos historia y misiones, cumpliendo objetivos en las peleas, o comprándolo con dinero que se va consiguiendo al ganar cada pelea.

La parte visual tiene mucha calidad, los personajes están hechos con un gran diseño. Los movimientos parecen duros a la hora de arrancar, pero de alguna forma tiene sentido que los arranques no sean instantáneos, es algo más realístico. Los escenarios son pocos, pero con buenas texturas, además se van destruyendo a lo largo del combate, algo que no se veía en ningún juego de este estilo. Las animaciones de los poderes especiales es extraordinaria cabe aclarar. La historia básicamente no tiene animaciones salvo muy contadas situaciones, sino que se cuenta como viñetas de manga con imágenes del anime. La música no deslumbra, pero cumple, por momentos es muy buena, y por momentos no. Las voces son lsa originales del anime y el juego vienen subtitulado y con textos en español.

Toda serie con gran éxito merece un juego igual. Si bien, My Hero Academia tiene fallas, como primer juego de la serie cumple haciéndonos acordar un poco a los Ultimate Ninja Storm. Una historia bien contada, animaciones que nos dejan conforme, sin demasiados personajes como uno quisiera, pero si con una buena diferenciación en los movimientos y poderes. Con modos que dan horas de juego y personalización de personajes, cumple como fanservice y hasta puede llegar a gustar a personas ajenas al género o que no conocen mucho la serie.

Análisis
  • My Hero Academia: One's Justice
    PLUS ULTRA!!Veredicto

    Toda serie con gran éxito merece un juego igual. Si bien, My Hero Academia tiene fallas, como primer juego de la serie cumple haciéndonos acordar un poco a los Ultimate Ninja Storm. Una historia bien contada, animaciones que nos dejan conforme, sin demasiados personajes como uno quisiera, pero si con una buena diferenciación en los movimientos y poderes. Con modos que dan horas de juego y personalización de personajes, cumple como fanservice y hasta puede llegar a gustar a personas ajenas al género o que no conocen mucho la serie.

    Lo bueno y lo malo
      • Lo bueno
        • Historia fiel y bien desarrollada
        • Buen catálogo de personajes
        • Personalización de personajes
        • Gran apartado gráfico
      • Lo malo
        • Muy fácil
        • Pocos modos a pesar de la cantidad que nos den cada uno
    Ingresar
    Cargando…
    Regístrate!

    New membership are not allowed.

    Cargando…