Opinión – Kingdom Hearts III: las consecuencias de esperar un juego muchos años y…¿terminado a las apuradas?

Antes que nada, aclaro que esta nota no va a tener spoilers de la trama en lo absoluto. Una versión con spoilers estará disponible por separado en los próximos días. Ah, y también aclaro, esto no es propiamente un review/análisis.

Kingdom Hearts es definitivamente mi saga favorita de videojuegos. Llegó a mi vida a eso de los 12-13 años, la etapa en la que uno va dejando de lado la niñez para entrar en la adolescencia. Dicho eso, el cruce entre Disney y las mentes japonesas de Square Enix eran lo justo y necesario para llamar la atención de alguien con esa edad. Me estaba despidiendo de lo que sería el “veo Disney porque son películas lindas para nenes/as como yo”, y además estaba entrando en “esto de la acción, la violencia y las espadas es divertido”. Por eso mismo es que creo que alguien jamás podría disfrutar la saga al 100% si la empieza ahora, pero es un tema para otra publicación.

Pasaron los años, y Kingdom Hearts mantuvo lanzamientos cada año y medio o cada dos años, reuniendo así un total de 7 entregas y 2 remakes, hasta que un día atacaron los HD Remasters. En cierto modo, los remasters fueron un acierto. No por el hecho de que sean los mismos juegos pero más bonitos, sino porque reunieron a todos en una única consola. Hasta ese entonces, para jugar la saga había que tener PlayStation 2, PSP, Nintendo DS y Nintendo 3DS, sin contar GBA y un celular japonés para dos juegos que fueron posteriormente redesarrollados en forma de remake, así que realmente vino bien para el fanático promedio que no tenía ganas de comprar 4 consolas diferentes por uno o dos juegos.

Sin embargo, el desarrollo, la promoción, y el eventual lanzamiento y relanzamiento de las tres colecciones demoró mucho, pero mucho, el esperado Kingdom Hearts III. Kingdom Hearts Dream Drop Distance, el último pre-III, salió en el 2012, y desde ese entonces hasta el 2019, no hubo casi nada. Con “casi” me refiero a que se vieron pequeños pedazos de data aquí y allá (0.2 y UX), pero no juegos completos a la altura de los demás. Ojo, entiendo que a nivel desarrollo los remasters no tomaron mucho tiempo, pero desde mi punto de vista, Square Enix no quiso comenzar la producción/promoción de Kingdom Hearts III hasta después de tener todo junto en un lugar. Quisieron planear con muchos años por delante para hacerlo lo mejor posible, y viendo los números actuales, les salió bien, puesto que Kingdom Hearts III vendió nada más ni nada menos que 5 millones de copias en su primer semana de vida, convirtiéndose así en el más vendido de la saga, incluso superando al original. Si hay algo que les salió bien, fue atraer nueva gente. Si hay algo que les salió mal, fue mantener contentos a los de siempre.

Los fans de siempre pasaron 7 años esperando. 7 años en los que pensamos situaciones, diálogos, interacciones, mundos, gameplay, etc. La construcción de Kingdom Hearts III se volvió, de a poco, en el juego ideal de todos. Tantos personajes increíbles, tantas cosas por hacer, todo se fue transformando en el “ojalá que X cosa pase en KHIII” constante. Eso no está mal, hay teorías y especulaciones en cada serie/película/juego/libro que exista. El asunto es que 7 años fueron tiempo suficiente como para imaginar cada futuro posible, y no hay manos mortales en el mundo que puedan satisfacer a un fan después de eso. Esto sea relacionado al gameplay, a la historia, hasta a elementos como el opening y la música. Inevitablemente, cada elemento que se sumó siempre fue para mejor (menos Skrillex, que fue super polémico pero volvemos al gran “tengo que llamar la atención de gente nueva”), pero nunca fue suficiente. ¿Es algo que Square Enix hizo mal? No, es decir, la historia pasa por el autor y nada más, ahí puede gustarle a uno o no. Fue el tiempo lo que generó expectativas muy, pero muy altas, a tal punto de que nada podría reflejarlas. Lo que estuvo mal de parte de ellos, en tal caso, fue lanzarlo después de tanto tiempo con una trama tan abierta y con tantas preguntas sin respuestas que “aseguran” ser respondidas. Recordemos que se anunció en la E3 del 2013.

Cuidado. El juego me encantó, me parece uno de esos juegos super esperados en el que los devs  cumplieron con entregar un producto de calidad en todo sentido. Hubiese sido muy triste que sea malo o polémico como Final Fantasy XV o Duke Nukem Forever después de estar añares en desarrollo, pero no lo fue. Gráficamente es excelente, es muy divertido (fácil, pero divertido), hay mucho para hacer, mundos con conceptos muy variados, nunca se vuelve repetitivo (gran problema de Kingdom Hearts hasta este), la música es increíble, es largo, buena selección de escenarios, etc. El único punto flojo es, lamentablemente, la historia y su ritmo. Nomura, el director y mente maestra detrás de todo esto, hizo lo que pudo. Tenía tanto para hacer que simplemente fue por la opción más lineal y “correcta”, por así decirlo, que no me parece mal, pero sí fue bastante flojo cómo llegó a eso y lo que hizo después.

Los primeros 3/4 del juego (hablamos de 20-25 horas aprox. dependiendo de qué tanto recorrió el jugador) es puro Disney, con muy poca información de la trama principal entre medio de los mundos. La historia recién retoma después de terminar el último mundo, que diría que es un punto un poco tarde para que comience. De ahí y hasta el final son 4/5 horas que buscan concluir todo lo que comenzó en las otras siete entregas. Son casi 20 personajes sumamente importantes que necesitan un desenlace digno, bien explicado, etc, todo en pocos minutos. De más está decir que no quedó bien. Algunos tienen su minuto de fama, pero realmente necesitaban mucho más que eso. Se nota que está todo muy “tirado de los pelos”, como se dice en Argentina. El protagonista tiene actitudes que no son propias del personaje con tal de que la trama avance más rápido, sumamente cuestionable, y algunos de los otros 19 parecen que estuvieron solo de adorno para aparecer en pantalla. Ni hablar de que algunas apariciones ignoraron reglas impuestas por el mismo universo solo para que la historia cuadre.

Varios de estos factores -y algunos más- me llevaron a pensar algo bastante extraño. Al menos, suena extraño, y hasta gracioso. Estoy bastante seguro de que Kingdom Hearts III, en un momento avanzado de su desarrollo (post disney/mecánicas), fue apurado/rusheado para cumplir una fecha. Esto no tiene que ver con el único delay oficial que tuvo (que fue apenas de pocos meses), sino a uno más grande. Diría que haciendo esto adelantaron aproximadamente su lanzamiento unos 6 o 7 meses. Dentro de los archivos del juego hay modelos 3D de personajes que no aparecieron en ninguna cinemática, y si revisamos trailers viejos podemos encontrar mundos y zonas que no llegaron al producto final. Además, algo que también refuerza esto es que la mayoría de las boss battles finales son bastante simples, tanto a nivel dificultad como atmósfera general, como si se pensaron para aparecer en otro lado y no llegaron a ubicarlo. Todos los enemigos están detalladamente armados con sus movimientos originales de otros juegos, que es excelente, pero son presentados en contextos pobres y con muy poca relevancia que no les hace justicia para nada. En KH anteriores, los antagonistas importantes tenían al menos dos peleas por juego, acá se limitaron a una sola y muy corta, algo que no es proporcional al tiempo de desarrollo y trabajo que hicieron, lo que es bastante raro, puesto que Square Enix suele reutilizar esas cosas varias veces en un mismo título.

Ojo, no me refiero al final boss, sino a todos los jefes del último tramo del juego. Por dar un ejemplo, mi pelea con Ansem no superó los 3 minutos, y creo que Ansem es un personaje que merece mucho más que eso. Lo mismo pasa con el resto de los antagonistas, menos con el último, que obviamente sí tiene más de una forma/batalla. Además, no puedo evitar pensar que hubo un time lapse/time skip planeado en algún momento. El tercer diseño de sora (mostrado arriba) no es más que un cambio de ropa con respecto al segundo, o así lo dicen en el juego, cuando claramente luce mayor en cuanto a edad. Fijense que hasta el colgante le queda cada vez más chico, dando a entender que creció. Lo mismo pasa con Riku. En conclusión, todo indica que hubo bastante contenido recortado.

En conclusión, Kingdom Hearts III es tremendo, realmente es un buen juego, pero sufre de dos cosas muy importantes: oportunidades desaprovechadas y decisiones raras tanto a nivel historia como en  gameplay en la parte final, que es la más importante de todas. A esto se le suma lo que yo asumo que fue un desarrollo apurado del último tramo, lo que impactó directamente en el avance de la trama. Hasta el último mundo de Disney es un digno 9.5/10, con pequeños errores de cámara y cosas así. Después, pasa a ser un 8/10.

Se sabe que va a haber DLC de algún tipo, y ya hemos visto actualizaciones de Kingdom Hearts que solo agreguen cinemáticas, así que algo de esto al menos puede ser solucionado. Por otro lado, me gustaría que los DLC aprovechen un poco más los personajes que no tuvieron suficiente tiempo en pantalla.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…