PES 2018 – Análisis

Se va acercando fin de año y como ya estamos acostumbrados es momento de cambiar de número en todos los juegos deportivos. El calendario va quedando flaco llegando al final de sus hojas y eso nos va preparando para lo inevitable: ver como todos los “17” se van transformando en “18” en las tapas de nuestras sagas deportivas preferidas y claro, junto con esto comienza la locura y la competencia desenfrenada para acaparar nuestra atención y convencernos de que “el mío, es el mejor”.

Claro que algunas disciplinas no tienen tanta competencia (o directamente es nula), como la Formula uno que solo cuenta con un título anual al que acceder, o el Football Americano con su mítico Madden, pero en otros terrenos la cosa se pone más peliaguda… y en lo que respecta al deporte más hermoso del mundo creo que todos estamos de acuerdo en que es donde se da la batalla más cruda. EA y Konami se dan duro y parejo en el clásico FIFA vs PES, donde el ganador de la pelea SIEMPRE somos nosotros.

Toca hoy el turno de analizar al que podemos llamar “el retador”, el que busca nuevamente conseguir el trono de rey, cuyo esfuerzo lo está llevando por buen camino y que nos trae en esta ocasión un contrincante MUY entrenado y preparado.

 

 

Verdaderamente no quiero caer en la clásica historieta de rememorar los tiempos de gloria y la caída del juego de Konami, y como intenta resurgir de las cenizas, bla, bla, bla… pero no puedo dejar al menos de decir que sinceramente me alegra ver como PES vuelve a retomar la calidad que alguna vez supo tener. Es que en los últimos años fue realmente notorio el crecimiento y los esfuerzos que ha hecho la desarrolladora por refinar su juego de Futbol para entregar un producto redondo que logre acaparar nuevamente el mercado.

¿Te estás preguntando si lo logrará algún día?, yo también y la respuesta no creo tenerla, pero si te puedo asegurar que PES cambió MUCHISIMO y vale la pena al menos darle una oportunidad. Ya de por sí hace 2 o 3 años que cada vez que lo juego me digo a mi mismo: “es mejor que el del año pasado”, y esto no es algo que uno pueda decir de muchas sagas anuales. ¿Alcanza para superar a su rival?, no lo sé… el tiempo lo dirá, de hecho no probé la demo FIFA a propósito como para no hacer ningún tipo de comparación (tampoco probé la demo del PES, aclaro), y poder llegar a este análisis lo menos influenciado posible.

 

 

Como te venía contando, fueron varios los puntos altos en las últimas entregas que hacen que PES sea cada vez más competitivo, tanto a nivel técnico como jugable, y merecen ser destacados.

Lo primero y principal, y que obviamente es lo más importante para un juego deportivo, son los cambios en la JUGABILIDAD, uno de los valores más altos en este nuevo PES 2018. Claro que ya se venía trabajando duro, pero en esta entrega queda claro que los movimientos robóticos de los jugadores ya son realmente parte del pasado. Las animaciones son fluidas y se sienten muy reales (mas allá de algún imprevisto, que siempre hay), y a esto se suma un GRAN trabajo sobre la física de la pelota que está mejor balanceada que nunca, sintiéndose esta más “pesada”, lo que aporta mucho realismo a la hora de manejarla.

Los tiros al arco ya no son misiles aire-aire, y si se hacen en MANUAL son una verdadera delicia!!!. Los pases ahora deben ser más exactos, el juego no perdona la falta de precisión a la hora de elegir el receptor. Ya no se trata solo de apretar el botón y ver como la pelota corre de pie a pie como si nada, y todo esto se ve mucho más acentuado cuando se trata de pases al pique o a la carrera.

Yendo a la IA del juego, se mejoró mucho tanto para los jugadores de nuestro equipo (mientras no son controlados por nosotros mismos, obviamente) como para los rivales. En el caso de nuestros compañeros, ahora intentan ubicarse mejor a la hora de esperar la pelota o de acompañarnos en la jugada, y en lo que refiere a quienes nos enfrentan, hay que decir que las marcas son más duras que en entregas anteriores, obligándonos a jugar más en equipo y no mandarnos a lo Rambo, solos contra el mundo.

Punto a parte tenemos que dejar para hablar de los arqueros, que año tras año siguen mejorando y esta vez no son la excepción. No solo reaccionan de manera más efectiva ante un tiro al arco, sino que también se ha mejorado mucho su accionar en la segunda o tercera jugada. ¿Que significa esto?, que ante un rebote o desvío, no se quedan parados sin saber cómo reaccionar, si no que intentan tomar la mejor posición para remediar cada situación y sumar al equipo en la defensa. OJO, no son perfectos y más de una vez te van a hacer insultar como un champion!!!, pero en líneas generales están realmente muy bien.

 

 

Como todo videojuego de deportes que se precie de tal, PES 2018 se encuentra obligado a dar al jugador un buen puñado de opciones a la hora de sentarse frente a la pantalla con el Joystick en la mano. Ciertamente en lo que respecta a opciones y modos de juego, no presenta grandes cambios en comparación con entregas anteriores dejando pocas novedades que comentar.

Por el lado del juego en solitario, como siempre el modo insignia es el viejo conocido Liga Master donde nos hacemos cargo por completo del equipo, no solo haciéndolo jugar los partidos, si no también fichando nuevos jugadores, definiendo el estilo de juego, controlar el presupuesto, etc. Si ya disfrutabas de esto en entregas anteriores, obviamente no te va a defraudar pero lo cierto es que tampoco te vas a encontrar con grandes cambios o novedades. Otro de los modos que se suele jugar bastante offline es Ser una Leyenda, básicamente el modo carrera donde encarnamos a un solo jugador del equipo, pero carece de profundidad a la hora de enganchar. Por último, cabe destacar algunos de los torneos disponibles totalmente licenciados, en donde sobresale obviamente la posibilidad de jugar la Champions League o la Europa League, con todos sus premios incluidos.

En la faceta Online como siempre el modo que destaca es el ya conocido myClub donde la idea es ir armando el equipo IDEAL, similar a lo que ofrece FIFA con su clásico FUT, donde además podes ir incorporando leyendas del futbol de todos los tiempos entre las cuales se encuentra el Diego!!!. ¿Te imaginas tener en tu equipo a Maradona, Beckham, Romario, y una buena lista de monstruos del futbol?, bueno, PES te lo permite y es una verdadera locura!!!

Una de las novedades en cuanto al apartado en línea de este PES 2018 es un modo llamado Cooperativo que consiste en enfrentar en partidas 2 vs 2 o 3 vs 3 a diferentes jugadores en línea, donde lo importante no es solamente ganar, sino además funcionar bien tanto en lo individual como grupalmente para generar el mejor rendimiento posible. Una vez finalizado el partido, el juego hará las evaluaciones correspondientes asignando valorizaciones y definiendo al mejor jugador… realmente es divertido probarlo por su mezcla entre cooperativo y competitivo, donde queda claro que se disfrutará mucho más si los que nos acompañan son nuestros amigos y no completos desconocidos.

 

 

Es realmente grato decir que a nivel técnico el juego acompaña este crecimiento del que te vengo hablando en materia jugable, haciendo que todo fluya en un mismo sentido.

Cuando se tomó la decisión de cambiar su motor gráfico al FOX Engine del estudio de Kojima, se esperaba un cambio más que positivo, pero lo cierto es que los primeros intentos dejaban las cosas a medio camino. Hoy, siendo este el quinto título de la saga en utilizarlo, el motor ya se encuentra bastante asentado y aceitado en las manos de la desarrolladora y esto SE NOTA. Tenemos que decir que es al día de hoy el PES que mejor jugo le sacó al FOX Engine en lo que va de su utilización, y no solo hablo del aspecto de los jugadores, sino también de sus animaciones, que han crecido no solo en cantidad, sino también en calidad. Los movimientos y las reacciones son un verdadero placer (más allá de algún que otro caso puntual).

Aún falta mejorar ciertos aspectos como la cancha en sí, el pasto, y los estadios y equipos no licenciados que en algunos casos pecan de simples, pero la verdad es que el resultado general es realmente muy bueno. Cabe aclarar que todo lo que vemos en pantalla se mueve a 60 FPS, lo cual se agradece mucho en este tipo de juegos.

Por el lado del sonido, tal vez no esté a la misma altura de la evolución visual, pero cumple muy bien en lo general. Se agradece que la banda sonora esté nuevamente conformada por canciones de bandas y grupos conocidos de todo el mundo, dejando a un lado la BSO sosa y aburrida del año pasado (punto que en el análisis anterior remarqué como negativo). Si bien no son muchos los temas incluidos, al menos son de calidad y no dan ganas de poner la tele en MUTE mientras estamos en el menú. Lo que se encuentra un escalón por debajo, y bastante marcado, son los relatos que nuevamente desentonan con la calidad del partido en sí… es horrible escuchar cómo se intentan pegar los textos al nombrar las acciones de uno de los equipos o de un jugador, que para acomodarlo a la frase del relator cambia el tono tal cual pasa cuando llamás a la línea de tu tarjeta y te dice los montos disponibles.

Por último, es para destacar la simplicidad y facilidad con la que uno se puede mover por el menú del juego, el cual es súper intuitivo y fácil de seguir. Atrás quedaron las épocas de tener que recorrer todo de punta a punta para encontrar lo que estabas  buscando.

 

 

Una vez más tenemos que decir que el mayor lastre de la entrega futbolera de Konami viene del lado de los licenciamientos que son REALMENTE POBRES. La diferencia con la competencia en este apartado es bestial y puede ser a hoy uno de los mayores causantes de que muchos jugadores no decidan cruzarse de vereda.

Es triste entrar a ligas importantes como la de Inglaterra o España y ver que solo 2 o 3 equipos tienen sus nombres, escudo e indumentarias reales… tristísimo. En algunos casos, realmente CUESTA darse cuenta de que equipo se trata, y se hace difícil buscar el que te gusta. Al menos para los equipos más grandes se respetan las características de los jugadores, pero las camisetas en muchas ocasiones dan lástima. Un tema similar se da con los estadios, teniendo solo algunos más de 10 que podremos disfrutar en su totalidad, el resto serán genéricos e irreconocibles. Otro punto en contra es que, al menos de entrada, las plantillas no están actualizadas… arrancando por ejemplo con Neymar en el Barcelona (de hecho, está en la foto del dashboard),  pero confío en que Konami lance un parche para las modificaciones correspondientes.

El lado “bueno” de todo esto, es que como siempre están disponibles las herramientas de edición de las que podemos echar mano siempre que tengamos tiempo y ganas (es realmente un trabajo pesado). Si no querés ponerte vos a editar este tipo de cosas, en las versiones de PS4 y PC se pueden descargar y subir contenido editado por las diferentes comunidades, ahora si lo jugas en Xbox One la cosa cambia, Microsoft dijo NO. Una buena para los amantes del futbol local es que la liga Argentina de primera división está completamente licenciada, pudiendo contar con todos los equipos que la conforman… al menos tenés la superliga papá!!!

 

 

Como conclusión final se puede decir, sin lugar a dudas, que estamos ante la mejor entrega de la saga en lo que corresponde a la generación actual. Más allá de la gran cantidad de cambios que se hicieron para acercar el juego a la realidad, PES 2018 no es aburrido ni pesado, por el contrario es muy divertido de jugar y sabe premiar al buen jugador así como también  multar los errores.

Más allá del tema de las licencias, que lastran bastante al título de Konami, estamos ante un fuerte contrincante que, ahora más que nunca, está dispuesto a pelearle el título a EA Sports cara a cara. Resta ver como viene FIFA 18 para tomar una decisión y dar el veredicto final, pero todo es posible. EA lo sufre con su saga de Basquet (donde el dominio absoluto lo tiene la gente de 2K) y sabe muy bien lo que es pelearla desde atrás, así que no se puede dormir en los laureles porque este PES 2018 tiene mucho que ofrecer y está más que dispuesto a darle pelea.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…