Shadows: Awakenig – Análisis

Hace un tiempo que no jugaba un título que tocara el rol clásico como este Shadows: Awakening, y la verdad que no creía que consiguiera entretenerme como años atrás sí lo hicieron los Diablo, por poner un ejemplo. Tampoco soy el mismo jugador que era, ni por edad, ni por experiencia ni mucho menos por el tiempo que uno puede dedicarle a este tipo de juegos. Shadows: Awakening tiene cosas buenas y cosas no tan buenas, pero sobre todo no deja de ser un juego de rol con mucha acción, y eso precisamente es lo que agradezco. La versión del título desarrollado por Games Farmy publicado por Kalypso Media Digital analizada en esta ocasión es la de PC.


En el menú podemos seleccionar los diferentes niveles de dificultad del juego: Fácil, normal, difícil y extremo. Pero aún a un nivel más y es el Vieja Escuela. Todos los niveles anteriores varían en la vida de los enemigos, su fuerza, cantidad de ellos y en la disponibilidad de armas, objetos y recompensas. Pero en ese nivel Vieja escuela lo que encontraremos será la eliminación de las guías de las misiones y los marcadores de pantalla, haciéndolo muy interesante y dándole un toque añejo para los más experimentados. En el apartado visual comenzamos con la vista, algo muy importante aunque no lo parezca. Shadows: Awakening usa la vista de perspectiva isométrica, muy extendida en el género, además de incluir un pequeño zoom in/out usando las teclas “+” o “-” de nuestro teclado. Esto en ocasiones es interesante, ya que nos puede dar una vista más amplia del combate cuando estemos frente a muchos enemigos y así poder pensar la estrategia a más amplio nivel.


El apartado técnico es como comentaba al principio. A nivel gráfico es cumplidor. Escenarios detallados y vistosos, con una paleta de colores acorde a cada momento, lugar y modo del juego. Pero el uso del motor Unity parece que le hace tener algún que otro congelamiento aleatorio y puntual durante las partidas. No es muy pronunciado, pero sí que me ha hecho perder varios puntos de vida innecesarios en enfrentamientos que de otro modo no hubiese perdió. Lo dicho, cumplidor y vistoso en líneas generales.  La banda sonora está en nivel de calidad alto, pues acompaña perfectamente la acción y las diferentes localizaciones como son los poblados, ciudades, catacumbas, desiertos, pantanos y bosques, reinos demoníacos y posadas o mercados. Hace un buen uso de los tempos altos y de la orquestación, llevando al jugador a sentirse en plena acción o lugar.

La historia que conduce nuestra aventura nos comienza hablando de un grupo secreto de la Orden del Velo llamado los Penta Nera. Estos tienen como fin eliminar todas las religiones y el mundo actual. Tras esta presentación un encapuchado nos invoca y vemos aparecer a nuestro personaje principal que es El Devorador, un demonio que absorbe almas para obtener sus recuerdos y los materializa en los Reinos Mortales en forma de Marionetas. Este Devorador que controlamos quiere seguir consumiendo almas para aumentar su poder y así conseguir la inmortalidad. Para conseguir esto tendremos que hacernos con algunas Marionetas, esas almas que absorbemos y que materializamos en los Reinos Mortales. Estas nos darán la posibilidad de cambiar entre ellas, aprovechar todas sus habilidades y así salvar o no el mundo que conocemos. Sí bien la historia parece tanto novedosa o poco manida como interesante, pero el desarrollo de la misma no está bien llevado, y se va diluyendo dejándola como una mera compañera de lo que realmente brilla en este título, que es la acción. Esto se debe a que las decisiones que tomas en la aventura no tienen peso específico ni trascendencia alguna, y a que los personajes principales no transmiten carisma ni empatizan en casi ningún momento con nosotros. En el comienzo es en el único momento que logré interesarme por los personajes, ya que después de los tutoriales, escasos pues te deja varias mecánicas y funciones del teclado sin explicar, llegamos a esa encrucijada de elegir a nuestra primera Marioneta, donde se nos presentan 3 clases diferentes como son el GuerreroArquero y Maga. Esto parece importante, pero no lo es, ya que a lo largo de la partida podremos encontrar un notorio número de ellos, aunque recordad que aunque no son carismáticos, sí están bien diferenciadas entre si sus habilidades ya que tendremos para cada personaje tres habilidades activas y hasta 10 pasivas, por lo que necesitaremos usarlos bien y tener variedad para derrotar a todos los enemigos. Un aviso para navegantes, y es que solo podemos usar una ranura de guardado, por lo que no tendremos la posibilidad de comenzar otras partidas con los personajes restantes en esa elección inicial.


Los controles son clásicos, un puntero para darle órdenes a nuestro personaje y navegar por los diferentes menús, atacar utilizando el botón izquierdo y las habilidades asignadas a diferentes teclas como la “Q” y que tienen tiempo de recargas. Hay que comentar que podemos cambiar de personaje con la rueda del mouse, aunque las teclas principales son “ASDF”. Una mecánica fundamental y que dota a este título de originalidad es el cambio entre dimensiones, pues es una parte fundamental de nuestra aventura, pues interactuaremos con otros personajes y enemigos o tendremos acceso a nuevas rutas que en la otra dimensión está bloqueado o cortado. Incluso tendremos que usar ambas dimensiones para terminar con algunos enemigos, ya que estos tienen una barrera mágica que solo se puede eliminar desde un lado para luego poder atacarlo en el otro.

La amplitud de los escenarios es escasa, no hay muchos caminos diferentes o variantes para llegar al mismo lugar. Por el lado bueno tenemos los puzles, que aunque no son muy complicados, nos harán pasar uno momentos diferentes para alternar con la exploración y acción. El sistema de experiencia es básico. Cuantos más enemigos matamos y más misiones hacemos exitósamente, más puntos obtenemos, por lo tanto antes subimos de nivel. Esta subida de nivel nos da acceso a nuevas armas, armaduras, y demás objetos que encontremos en el viaje o compremos, ya que el uso de estas está sujeto a un determinado nivel de experiencia mínimo que habilite su uso. Un punto positivo es que la experiencia no se da solo en el personaje que estemos usando, ya que todos suben, dando así una facilidad para que todos nuestros personajes suban a la par y puedan usarse por igual.


Sí bien su duración no es extremadamente larga, unas 20 horas la historia principal sin dedicarse a misiones alternativas o secundarias en demasía, he de decir que se me han hecho amenas. Como decía al principio, hacía tiempo que no me enfrentaba a un ARPG y la verdad que ha sido una grata experiencia. Además es en cierta medida rejugable por los personajes que no elegimos tanto al principio como en el transcurso de la aventura, aunque no varía en demasía la historia, sí lo hace la experiencia de la aventura.



Shadows: Awakening
 es un título interesante, directo en su acción y honesto en lo que plantea. Da momentos muy interesantes para jugadores que no requieran de una profundidad extrema. Tiene fallos a nivel gráfico que trastocan un poco las partidas, pero seguro en un corto periodo de tiempo se solucionarán. Música excelente, acción de la buena, personajes muy variados y la posibilidad de rejugarlos, hacen que sea un título muy recomendable para ese tipo de jugador de juegos de Rol.

Análisis
  • Shadows: Awakening
    DirectoVeredicto

    Shadows: Awakening es un título interesante, directo en su acción y honesto en lo que plantea. Da momentos muy interesantes para jugadores que no requieran de una profundidad extrema. Tiene fallos a nivel gráfico que trastocan un poco las partidas, pero seguro en un corto periodo de tiempo se solucionarán. Música excelente, acción de la buena, personajes muy variados y la posibilidad de rejugarlos, hacen que sea un título muy recomendable para ese tipo de jugador de juegos de Rol.

    Lo bueno y lo malo
      • Lo bueno
        • Muchos personajes con habilidades muy diferenciadas
        • Combates tácticos y muy logrados
        • Banda sonora de altísimo nivel
        • El cambio entre dimensiones da mucho juego
        • Duración de historia principal 20 horas
      • Lo malo
        • Congelaciones durante el juego que te sacan de la experiencia
        • Poco carisma de los personajes
        • Inexistente peso de las elecciones en la historia
    Ingresar
    Cargando…
    Regístrate!

    New membership are not allowed.

    Cargando…