TERA: True Action Combat – El vicio definitivo

Los chicos de Bluehole Studio, más conocidos ahora mismo por Playerunknown’s Battleground, han decidido que su MMORPG TERA: True Action Combat, que ya lleva unos años en PC (desde 2012), pegue el salto a consolas aprovechando la potencia de la actual generación.

Debo decir que tuve la oportunidad de jugar a la versión de PC unos meses después de su salida, pero lo tuve que dejar debido a las altas exigencias gráficas que tenía el juego y que me impedían jugar con fluidez, cosa que con la PS4 FAT (consola con la que hemos podido probar el juego) no sucede.

El juego se sitúa en el mundo ficticio de Tera, que es el resultado del sueño de dos titanes, Shara y Arun, de estos sueños crearon los dos continentes que llevan sus nombres. También soñaron con 12 criaturas inmortales, los dioses, que acabaron peleando entre sí, dando origen a la Guerra Divina.

Mientras los dioses peleaban los titanes siguieron soñando, y entre los sueños de estos y los propios Dioses aparecieron las razas mortales que actualmente pueblan el mundo. Durante la guerra los dioses hicieron también uso de estas razas mortales para que les ayudasen en la guerra.

En la actualidad del mundo de Tera apenas quedan dioses vivos o libres, la mayoría murieron o fueron atrapados en la Guerra Divina, y aquellos que todavía sobreviven solo poseen una fracción de su antiguo poder.

a
Para poder hablar de los cambios que trajo consigo Tera allá por 2012, hay que remontarse un poquito más hacia atrás en el tiempo, debido a que es necesario conocer en primer lugar la historia de la jugabilidad de los MMORPG, desde su “boom” hasta TERA: True Action Combat.

El género consiguió dar su explosión de popularidad gracias a Ultima Online en 1997 y su jugabilidad, aunque poseía enormes opciones, se limitaba a usar el ratón para dirigir al personaje y el uso de habilidades con el teclado. Esta jugabilidad se perpetuo casi durante una década con juegos como Lineage 2 y Ragnarok entre otros, hasta la llegada de Blizzard al mundo de los MMORPG con World of Warcraft, que consiguió dar una vuelta de tuerca a la jugabilidad permitiendo que el usuario pasase a utilizar el ratón como un apoyo para controlar al personaje añadiendo el sistema de control de un shooter al juego. Aunque parezca una tontería, esto obligó a muchísimas compañías a adaptarse o morir a los cambios que trajeron.

Y, volviendo al juego que estamos analizando, TERA: True Action Combat consiguió dar una nueva vuelta de rosca al género en su salida para PC con dos sistemas nuevos, por un lado, el uso de combos enlazando habilidades de manera automática, y por otro, obligando a utilizar el ratón como puntero para dirigir los ataques y quitar el ataque automático del sistema, por lo que ahora, es el jugador el que debe golpear y estar atento al objetivo y al entorno sin dejar de infligir daño.

a
Esta nueva jugabilidad añadida, como podréis imaginar, es muy portable a consolas ya que recuerda el sistema de combate de los RPG o los hack and slash. Debido a esto y aprovechando la experiencia obtenida con la portabilidad al mismo soporte de su juego actualmente más famoso, Playerunknown’s Battleground, es obvio que hayan decidido dar el salto a un soporte que no es el habitual del género de los MMORPG.

Aunque el juego es gratuito, tanto en formato PC como en el de consolas, se ha tenido la oportunidad de poder disfrutar el juego con un el pack Fundador que nos da en primer lugar una montura exclusiva similar a un chocobo de magma, 10 llaves de cajas fuertes, 1000 EMP que es la moneda de pago del juego y una mascota que se puede utilizar como banco y que podrá cargar objetos.

Aunque ninguna de estas cosas te permite subir antes de nivel ni hacer más daño tenemos la seguridad de que podremos abrir los 10 primeros cofres que consigamos, escribo seguridad de abrir porque las llaves se podrán obtener como premio por subir 5 niveles y por recompensas de batallas a nivel 60. También se pueden vender las propias llaves si se prefiere el oro a las recompensas de los cofres (el contenido es aleatorio).

Además con los 1000 EMP se pueden comprar objetos visuales, mascotas, monturas y algunos consumibles que permiten ganar más experiencia o reputación durante un tiempo limitado, por lo que no se está hablando de un P2W (pay to win), sino simplemente de poder subir más rápido.

Luces y sombras

Como se ha comentado ya, el juego en su origen en PC era altamente portable a consolas gracias a su sistema de combos y manejo, que permite no necesitar barras de habilidades infinitas ya que se van encadenando. Lo que sí que se ha podido ver es que aunque no son necesarias mil habilidades para realizar daño, no son suficientes los botones de los que consta un mando para controlar todas las acciones (golpear, habilidades, movimiento, consumibles, saltar, llamar a montura, interactuar/hablar/coger…) teniendo que recurrir a la opción de utilizar el L1 más otra tecla para añadir más botones y acciones, lo que en ocasiones resulta engorroso y poco práctico. Como punto positivo decir que se pueden modificar y reubicar todas las acciones y habilidades al gusto de cada jugador.

El sistema de juego está muy bien implementado para personajes de corte melee o cuerpo a cuerpo, permitiendo enlazar los combos con esquivas de manera natural y fluida, el contrapunto llega con los personajes de rango ya que se tiene que apuntar de manera similar a los melees con el R3, pero que al añadir el inconveniente de la distancia se puede volver muy difícil. Se puede seleccionar un objetivo apuntando al enemigo y haciendo presión sobre el botón R3 lo que tanto a melee como a distancia ayuda mucho a no fallar ataques ni habilidades, pero es un problema a la hora de enfrentarte a múltiples enemigos o curar a aliados.

a
Visualmente el juego está muy bien portado y posee unos escenarios enormes y muy cuidados, pero, por lo menos en mi caso, al llevar un rato jugando la consola se calienta bastante.

También he podido apreciar que aunque cuando jugué con el personaje melee los audios estaban desfasados con las cinemáticas varios segundos, cuando jugué con un personaje rango las mismas cinemáticas se ajustaron de manera excelentemente con el audio.

Lo que es una pena es que un juego que salió hace ya 6 añazos todavía no tenga una traducción, siquiera de texto, al castellano. Todo el audio y todo el texto están en inglés, que aunque sea el idioma estándar a nivel mundial, una traducción de los textos a distintos idiomas a lo largo de 6 años es más que factible.

Conclusión

El juego es muy agradable de jugar en consola y resulta muy natural para ciertos personajes, lástima que no se haya simplificado un poco más el sistema de juego para que sea más natural para todos los personajes. Personalmente espero que sirva de punta de lanza para que el resto de grandes MMORPG se plantee el salto de soporte a consolas y se pueda disfrutar del género de manera más normalizada.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…