The Council | Episodio 1: la reunión en la que quieres estar pase lo que pase [Análisis]

¿Y si te dijeran que este fin de semana estás invitado a pasarlo a una mansión en una remota isla en Inglaterra, acompañado de personajes como Donald Trump, Putin,el papa Francisco o Bill Gates? ¿Y si además no te dieran explicaciones de por qué te invitan? Llamadme loco pero yo iría sin pensarlo, aunque haya alguna posibilidad de no salir vivo de allí.. Pues eso es lo que le pasa al protagonista de The Council, Louis de Richet, solo que más de doscientos años atrás.

El estudio francés Big Bad Wolf nos sitúa en este contexto en una aventura narrativa muy particular, que innova en su jugabilidad y nos hace más dueños de nuestro destino que nunca. Dividida en 5 episodios, esta historia al más puro estilo Agatha Christie, intentará engancharnos para que nos quedemos pegados al mando decidiendo el destino de nuestro personaje y descubriendo todos los secretos de la mansión. Nosotros ya hemos podido jugar el primer episodio.

Corre el año 1973 y Louis de Richet, miembro de de una sociedad secreta, es invitado por el misterioso Lord Mortimer a su mansión privada en una isla inglesa. Te acompañarán en tu estancia miembros distinguidos de la sociedad mundial como George Washington, Napoleón o el cardenal de Roma. Más allá de de lo extraño de la invitación y de los invitados, hay algo que Louis debe hacer en la isla: encontrar a su madre desaparecida. Con esta interesante premisa comienza The Council.

Nada más empezar el juego nos damos cuenta de que el juego no solo quiere contarnos una historia dándonos diferentes opciones, quiere que nosotros creemos la personalidad de Louis de Richet a nuestro gusto. Para esto nos dará a elegir entre tres tipos de personalidades: diplomático, ocultista o detective. En base a la que elijamos se nos abrirá un árbol de habilidades con puntos preasignados en las características más relacionadas con nuestra especialidad. Yo elegí ocultismo y comencé la historia con habilidades de ciencia, erudición, ocultismo y manipulación. Durante la historia vamos a ir ganando más puntos de habilidad que usaremos para ir adquiriendo otras habilidades, al más puro estilo The Witcher, Horizon o AC Origins entre otros. Así que no nos encontramos ante una aventura conversacional tradicional, sino que el roleo va a formar una parte muy importante de la historia.

¿Para qué y cómo vamos a usar estas habilidades en el juego? La historia se irá desarrollando y nos enfrentará a conversaciones en las que en un momento determinado tendremos que elegir entre varias opciones, las cuales estarán desbloqueadas o no según las habilidades que tenga en ese momento nuestro Louis de Richet y que nos costarán puntos. Por ejemplo, no podremos dar una respuesta correcta a una conversación sobre el estado actual de la Revolución Francesa si no tenemos activa la habilidad “política”. La forma en la que avancemos sobre nuestro árbol no sólo va a afectarnos en conversaciones, sino que en las fases en las que tengamos que explorar la mansión también algunas opciones estarán vetadas si no tenemos ciertas facultades.

Para los que les aburra la aventura conversacional, decir que algo que me ha gustado mucho en este primer episodio, y que espero que se mantenga en los siguientes, es que el juego combina muy bien las conversaciones con las fases de exploración y los puzzles. En ningún momento se hace pesado con largas cinemáticas, sino que estamos constantemente participando en la historia, tomando decisiones o buscando un objeto para avanzar. Este dinamismo en las conversaciones se da con “oportunidades” entre respuesta y respuesta que vamos a poder tomar con una barra de tiempo y que nos podrá revelar debilidades y fortalezas de nuestro interlocutor, las cuales podremos usar más tarde para obtener la información deseada.

Lógicamente la historia avanza en una dirección, recayendo sobre nosotros la elección en ciertos momentos de acompañar a un personaje u otro, indagando más en su historia o ayudándolos, y así conseguir pistas para sabes qué le ha pasado a nuestra madre y encontrarla. Habrá momentos clave en la historia llamados “batallas conversacionales” en los que tendremos un objetivo claro (por ejemplo, que un personaje nos de un sobre con información) y según las respuestas que demos nos dirá si son fallidas o acertadas, teniendo un número limitado de fallos. Ganar estas batallas será más fácil si sabemos las debilidades de nuestro rival, por lo que finalmente todo se complementa y es lo que hace al juego tan dinámico y rejugable.

Pero el roleo no acaba en elegir nuestras habilidades, ya que querremos investigar toda la mansión en busca de distintos tipos de consumibles que nos van a dar ventajas durante las conversaciones, poniéndolo todo algo más fácil. Este primer capítulo está dividido en 4 partes, al final de las cuales se nos dará puntos de experiencia por las acciones que hayamos tomado. Con esta experiencia subiremos de nivel a nuestro personaje y nos asignarán 4 puntos de habilidad por cada nivel con el que mejorar a Louis de Richet en un sentido u en otro.

En cuanto al apartado gráfico The Council no es tan innovador. La recreación interior de la mansión si está cuidada al detalle, repleta de obras de arte y de pinturas reales repartidas por todas las salas. Donde falla más es en la física de los personajes, ya que sus expresiones faciales y movimientos nos dejarán un sabor a la pasada generación, ya que no están a la altura de otros títulos que hemos visto de estas características, como por ejemplo The Until Dawn. En los planos cercanos de las conversaciones vamos a echar un poco en falta un mayor realismo en las expresiones de los personajes, pero esto no hace para nada que desconectemos de la historia, de la cual no quiero desvelar ningún detalle pero te mantiene interesado hasta el final del capítulo y te deja con ganas de más.

En Conclusión:

Esta primera entrega del juego me ha dejado muy buenas impresiones en lo jugable y tengo ganas de continuar la historia. Si eres fan de las aventuras conversacionales, pero también te gustan otros géneros como el rol este es tu juego. Si, sin embargo, lo único a lo que juegas son las aventuras conversacionales tienes que acercarte a este The Council con paciencia, ya que puede agobiarte en un principio la cantidad de posibilidades de desarrollo que te da para el personaje y los otros elementos que entran en juego en la historia, como los consumibles. En definitiva, un juego que innova dentro del género, al que muchos van a copiar sin duda y que merece que le deis una oportunidad.

Guardado Rápido
Estamos en Vivo!
Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…