The Count Lucanor [Nintendo Switch] – Análisis

Hace no mucho mas de 3 semanas nos llego el código de un juego, que pronto vería la luz en Nintendo Switch de la mano de un pequeño estudio español llamado Baroque Decay.

El estudio nos propone un juego de terror con un arte combinada entre 8 y 16 bits, logrando un apartado visual interesante. En el juego nuestro principal objetivo es descubrir como se llama un Personaje. Si, parece que la historia no es muy buena, pero todo lo contrario, si algo bueno tiene este juego es su historia pese a ser muy corta.

Antes de comenzar hay que aclarar de que el juego no tiene ninguna relación con el Libro que lleva su mismo nombre.

[thb_gap height=”20″]
[thb_gap height=”20″]

Un niño y una nueva aventura:

[thb_gap height=”20″]

Bueno comencemos, el juego nos pone en la piel de Hans un niño de 10 años que el día de su cumpleaños numero 10 decide irse de su casa debido a que esta cansado de vivir en la pobreza y nunca recibir regalos, con lo cual decide comenzar una aventura fuera de su casa con el principal objetivo de buscar riquezas.

a
Ni bien comenzamos nuestra aventura, terminamos en un mundo muy distinto al nuestro, donde veremos un gran castillo y nos cruzaremos con el personaje mas importante del juego. Este personaje es un pequeño duende, el cual nos comenta que esta en busca de un heredero para el tesoro del famoso Conde Lucanor.

Frente a esto, Hans se ofrece a ser ese heredero que anda buscando, pero todo no es tan fácil como parece. Ya que el pequeño duende nos dice que debemos demostrar que somos un gran caballero, digno de heredar todo, para esto nos pondrá una pequeña prueba que será descubrir su nombre.

a
Para llevar adelante esto, tendremos que investigar el castillo y buscar las letras que forman el nombre del duende. Todo parece fácil, pero se nos complicara mas de la cuenta dado que tendremos que tener cuidado con los encargados de la seguridad del castillo, los cuales expulsaran a cualquier intruso que detecten en el edificio.

La mecánica son muy simples, pero parecen funcionar de maravilla en el juego. A lo largo de nuestra aventura tendremos que superar diferentes pruebas dentro del castillo así como evitar ser atrapado por los guardias y por un centenar de enemigos. Esto de evitar lo digo dado a que nuestro personaje Hans no tiene la habilidad de combatir, con lo cual nuestro scope de acciones es limitado.

El ambiente del castillo genera una atmosfera muy buena, dada a la poca iluminación cuando se debe y combinado con lo antes mencionado hacen que el juego genere una tensión en nosotros que no sabemos que pasara.

[thb_gap height=”20″]

El entorno y el Castillo:

[thb_gap height=”20″]

Como bien comente mas arriba, nuestra aventura se basa en adivinar el nombre de este duende y hacernos herederos del suculento tesoro, para ello investigaremos todo el castillo y en cada habitación nos encontraremos con diferentes pruebas que nos harán acercarnos a nuestro objetivo de adivinar el nombre del duende.

Recuerden de que esto no será fácil y mas contemplando que la metodología de guardado en el juego es bastante malvada jeje digo esto dado que para guardar una partida debemos utilizar un NPC con forma de cuervo, el cual nos guardara nuestra alma en caso de morir y poder empezar de nuevo desde ese punto de guardado.

Pero el principal problema de esto es que NO es gratis, esto nos costara monedas de oro, las cuales son bastante escasas en todo el juego, con lo cual debemos cuidarlas y evaluar cuando debemos guardar nuestra partida.

[thb_image alignment=”center” lightbox=”true” image=”52366″][thb_gap height=”20″][thb_image alignment=”center” lightbox=”true” image=”52367″][thb_gap height=”20″][thb_image alignment=”center” lightbox=”true” image=”52368″][thb_gap height=”20″]

Como vemos, el juego tiene una mecánica interesante y bien aprovechada, consiguiendo lo que busca, causar miedo o tensión sin los típicos screamers, sonidos chirriantes, u otros métodos ya muy vistos en los juegos de miedo. El juego a su vez es muy rejugable, aunque tiene una duración cortita, aunque eso sí, el juego tiene finales diferentes o con pequeñas variantes, cosa que se agradece mucho.

[thb_gap height=”20″]

El arte audiovisual:

[thb_gap height=”20″]

Hablando del apartado audiovisual, ya habíamos mencionado al inicio del juego que observaremos una combinación de 8 y 16 bits, logrando un estilo gráfico similar a un 16 bits moderno, con algunos detalles muy buenos que hacen del mismo una buena obra de arte.

Con respecto a la parte del sonido, la banda sonora es la adecuada para un juego de este tipo y lo que hace muy bien es no poseer esos trillados sonidos utilizados en los juegos de terror de una manera muy abusiva. En este caso no tendremos chillidos, gritos ni nada de eso, pero sin duda la música de este juego nos hará seguir sintiendo la tensión de cada paso que demos.

[thb_gap height=”20″]

Ser o no Ser?:

[thb_gap height=”20″]

El juego peca en algunas mecánicas y en la duración del mismo. Pero la rejugabilidad que tiene hacen que esto antes mencionado quede no tan presente en la cabeza de cada jugador. El juego a nivel argumental esta bien logrado y como dije antes la rejugabilidad del mismo hace opacar un poco esos puntos negativos que tiene.

En la balanza se podría decir que el juego en su todo supera ampliamente a los aspectos negativos del mismo.

Sin duda recomiendo este juego, si tienen la oportunidad de comprarlo no lo duden.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…