Thimbleweed Park – Analisis

Thimbleweed Park es una caricia al corazón del jugador de antaño. Vos que extrañas Maniac Mansion y que jugaste Zak McKracken buscando esa lata de gas, de la mano de Ron Gilbert y Gary Winnick llega uno de esos proyectos de Kickstarter que atacaron directo la nostalgia. Toda su aventura y recorrido me terminaron provocando elogios y buenos recuerdos, debo decir que este proyecto supero todas mis expectativas.

El amor  en tiempos de la Next Gen

Si sos muy joven en el mundo de los video juegos alguna vez escuchaste algo llamado ” La edad dorada de las aventuras gráficas ” y sino googlealo, porque estamos hablando de la era donde el rey fue LucasArts, gracias al conocido motor SCUMM que dio vida a algunos de los títulos mas importantes. Uno de los artífices de esta maravilla fue Ron Gilbert quien junto a Gary Winnick dieron vida a Maniac Mansion y desde allí todo cambio.

(Si, tenes una opcion para cambiar el sentido en que esta puesto el papel higienico)

Thimbleweed Park es una aventura gráfica hecha y derecha que se da el lujo de ponerse a la misma altura que Maniac Mansion, Zak Mckracken, Loom, Simon The Sorcerer y cualquiera que se te venga a la mente.

Ron Gilbert en su condición de programador se dio el lujo de crear un nuevo motor para esta nueva aventura, luego del financiamiento en Kickstarter dedico su esfuerzo en llevar Thimbleweed Park un paso mas allá en lo que se refiere a juegos financiados. Si bien hay millones de referencias a las viejas aventuras de Lucas, el juego tiene una historia, personajes, sitios y espacios totalmente fuera de lo convencional.

Thimbleweed Park comienza con la historia de un hombre extranjero convocado a una reunión por la noche en un lugar remoto y termina asesinado. Los federales Angela Ray y Antonio Reyes son enviados a la escena del crimen a investigar lo ocurrido y desde aquí comienza nuestro recorrido por esta singular aventura.

Los cameos y guiños abundan pero mas alla de esta dupla similar en apariencia a Mulder y Scully muestran ser todo lo contrario, ambos tienen motivaciones internas completamente diferentes y la falta de tolerancia se deja ver en cada conversación. 

A diferencia de los viejos juegos, los personajes hacen gestos, ademanes y dan indicios de su conformidad o incomodidad en expresiones, sumado a que cada uno, incluyendo los PNJ, tienen voces propias. Aunque estamos en el 2017 y con tantos detalles sobresalientes no pareciera ser un video juego de esta época, ni tampoco un port, es la magia del programador y el diseño que le dan ese toque mágico e inconfundible que por momentos pareciera que nos transportaron a los 80 con un look & feel digno de los 90, es sencillamente maravilloso que sea algo que se pueda percibir y no se pueda contar.

Maniac Mansion fue un juego clave, cuando salio en el 1987, año donde transcurren los hechos de Thimbleweed Park, revelo que los caminos muertos no conducían a nada bueno y que los jugadores de aventuras terminaban frustrados, ellos quieren conocer la historia, el lugar, los personajes, resolver los misterios y darle un cierre. Los protagonistas no podían ser meros títeres, el jugador siempre estaba en primer lugar pero no por esto los personajes debían obedecer, sino, generar empatia, una proyección, un lugar digno de un recuerdo que pueda motivar a seguir adelante resolviendo misterios tontos y extravagantes.

Thimbleweed Park nos sorprende al entregarnos 5 personajes jugables totalmente diferentes entre si, un Payaso agresivo y mal humorado que por culpa de su ineptitud perdió su fortuna, fama y fue condenado por un maleficio, un Federal que intenta salvar el honor familiar, una Agente dispuesta a no revelar sus deseos oscuros mas íntimos, un personaje del cual no voy a dar spoilers y por ultimo Delores, una joven entusiasta programadora decidida a conseguir trabajo como creadora de aventuras gráficas. Todo este mundo de clichés se combinan de una manera casi exquisita en el juego, donde todo tiene que ver con todo y donde la mínima conexión es útil para llevar a cabo el trabajo en equipo.

Las ordenes que podemos establecer para interactuar en la pantalla son las clásicas que ya conocemos, Hablar, Empujar, Tirar, Dar, Tomar, etc, este sistema no se ha cambiado ni simplificado, si queremos combinar objetos lo hacemos a través del inventario y podemos llevar miles de cosas inútiles con nosotros solamente porque si.

Dentro de los detalles para los que financiaron el proyecto, uno de los pedidos que hizo el programador a los Backers, fue que escriban un libro con 2 hojas donde contaramos algo, recibieron miles, por no decir al menos unas 100.000 solicitudes las cuales TODAS fueron incluidas en las diferentes bibliotecas del juego, esto quiere decir que puede ir y tomar un libro creado por los backers y leer sus dos hojas.

Asi como tambien, aquellos que habian donado 50 Dolares, fueron incluidos en guia telefonica, puedes ir tomar la guia y llamarte y para sorpresa de todo el mundo escuchar tu propia voz y el mensaje que dejaste en la contestadora. Este tipo de interaccion con el publico es lo que hace que el juego tome mas importancia, desde hace años, por no decir que jamas, vi una interacción tan intensa entre programadores/consumidores.

El diseño del mapa, de la ciudad, las locaciones y objetos esta muy bien lograda. No es que Thimbleweed Park sea una joya de arte o la 5ta maravilla en diseño pero recrear un juego en el 2017 con la apariencia de los 80 sin que sientas diferencias no es una tarea facil. La ciudad como tal es bastante amplia y recuerda al mapa de la isla de Monkey Island donde puede ir recorriendo cada lugar y notar como cada habitación y espacio tienen un estilo propio. Lo mismo podemos decir del diseño básico de personajes a los cuales se les agrego todos los detalles necesarios y suficientes para que podamos diferenciarlos sin necesidad de agregar complejas texturas o efectos de luz, nuestra imaginación siempre fue una poderosa herramienta.

El juego presenta dos modos, uno casual para los que no quieren devanarse los sesos y otro un poco mas complicado. Como nobleza obliga termine el juego en el modo difícil y probé unos capítulos en el modo casual para ver las diferencias. Creo que este pequeño agregado no esta mal pero tampoco era algo necesario. Sin dudas fue agregado porque esperan seguir vendiendo el juego ya para muchos el modo difícil puede dar algunos dolores de cabeza.

Otro punto que me dejo muy impresionado fue la composición musical, no me esperaba algo de tan buena calidad, correcta en cada lugar y escena, me esperaba algo mas caricaturesco y gracioso como en Day of Tentacle, pero no, aquí la música acompaña un ambiente bastante oscuro y hostil, digno de una sombra que cubre toda la ciudad lo cual me da lugar al otro gran miedo que tenia, la historia.

Todos somos parte de todo

Cuando jugué Maniac Mansion tenia 9 años y el gran problema fue que tenia muchos personajes para elegir los cuales 2 eran casi obligatorios y no podía simpatizar con ellos. En Thimbleweed Park los cinco personajes tienen una historia que podemos poner casi al mismo nivel de importancia, Reyes es un claro ejemplo de un personaje que mas allá de mostrarse como una persona con buena disposición solo tiene la intención de perseguir su objetivo y terminarlo sin importar el costo y a medida que conocemos al resto de los personajes nos damos cuenta que todos tienen una pelea personal por sus intereses, luchando por su sueños o motivaciones, sin importar lo que tengamos por delante, sin embargo y a riesgo de equivocarme Delores es la joya que brilla desde lo mas profundo de toda la historia.

En la actualidad el rol de la mujer en los video juegos es tema de debates y en Thimbleweed Park las mujeres tienen vital importancia, aunque solamente podemos jugar con 2 interactuamos con muchas y todas tienen un rol  funcional y fundamental. Este hecho a conciencia  muestra que el viejo ideal del “hombre rescatando a la princesa” también se puede representar en una aventura, revivida, de video juegos ya que Maniac Mansion, Zak Mckracken o Quest For Glory donde siempre el heroe fue el hombre, en cierta forma, un buen homenaje a Roberta Williams.

Cerrame la 4 

No te voy a convencer de lo bueno y lo malo que tiene Thimbleweed Park porque es un juego Indie financiado por dos genios que le ofrecieron a sus backers el producto que buscaban. Este hecho, de trabajo entre programadores y nosotros, los jugadores, se deja ver todo el tiempo. Estamos en un año donde los indie financiados y con interacción directa y sincera entre jugadores y programadores ESTA FUNCIONANDO BIEN. 

No veo ninguna razón para no recomendar este juego, si no jugaste Maniac y Zak puede que te pierdas muchos gags pero tal vez sean una excusa para que te des una vuelta por le vScumm y esos locos juegos de los años 80 y 90.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…