Through the Woods. Terror Nórdico en PS4.

Disponible desde octubre de 2016 en Steam, el pasado 9 de Mayo llegó el port de Through the Woods a PS4 de la mano de la distribuidora rusa 1C Publishing EU . En este título desarrollado por Antagonist, nos veremos en el papel de una madre desesperada por recuperar a su hijo tras el rapto repentino de este. La mitología y el folclore nórdicos se dan cita en este juego que hace un repaso a los principales símbolos de la tradición escandinava en un contexto de terror que por momentos nos ha recordado a Alan Wake.

Muy de moda en el último mes gracias a God of War, las figuras mitológicas escandinavas cobra forma en este juego de una forma muy distinta a como lo hacen en el título de Sony Santa Mónica, cuentos populares, leyendas, dioses y el Ragnarok se encarnan en Through the Woods para componer una historia que, de forma inconexa, nos va relatar la historia de una familia, y a su vez ahonda en aspectos puramente fantasiosos.

El relato nos sitúa en una cabaña en la costa de Noruega donde viven Espen y su madre Karen, como bien se nos da a conocer a lo largo del juego la relación entre ambos no pasa por su mejor momento debido a que Karen no presta toda la atención que debería a su hijo. Durante el tiempo que estamos en esta cabaña veremos como Karen pasa largos periodos de tiempo trabajando o durmiendo mientras que Espen deambula de un sitio a otro sin demasiada atención por parte de un adulto. Esto desemboca en que Espen es raptado por un misterioso individuo, a partir de este momento es cuando da comienzo nuestra aventura.

En un entorno oscuro y nocturno nos vemos expuestos a los peligros de las historias nórdicas sin ningún tipo de defensa más allá de una linterna que nos servirá para orientarnos y ahuyentar a según que criaturas (de aquí la comparación con Alan Wake, que no va más allá). Desprovistos de cualquier otro elemento, Through the Woods se constituye así en un juego que se puede enmarcar dentro de las experiencias más puramente narrativas siendo un walking simulator en tercera persona.

Las criaturas que nos acechan en la noche serán aquellas tales como trolls, el espíritu del bosque Huldra e incluso los lobos Sköll y Hati que también tendrán presencia en nuestro periplo, es a través de estos seres mitológicos donde se introducen las mecánicas jugables en Through the Woods ya que, en según que caso deberemos de usar el sigilo, la linterna para ahuyentar a nuestros perseguidores o incluso, en un momento dado, hacer uso de una antorcha para paralizar a algún enemigo, de no conseguirlo seremos devorados de inmediato y devueltos al último punto de guardado. Para conseguir que esta mecánicas jugables surtan efecto, el título se ambienta en los bosques noruegos en una profunda noche que tiene como propósito desorientarnos o hacernos pasar terror, si bien no lo consigue en demasía ya que estas figuras que se han elegido a tal fin no son, ni muchos menos, espectros terroríficos en el imaginario colectivo y por lo tanto existen elementos claramente disonantes entre lo que se quiere contar y los instrumentos que se usa para ello.

Afortunadamente, la recreación de los escenarios y la ambientación de los mismos están mínimamente conseguidas en la búsqueda de hacernos sentir algo de miedo ya que, en un primer momento, al primer contacto con el juego constataremos el pobre resultado que se ha conseguido en las recreaciones de Espen y Karen que, tanto en sus modelados como en sus movimientos pueden recordarnos a títulos de principio de la generación de PS2 y XBOX. Sin embargo, todo el esfuerzo se dirigió a recrear de la mejor manera posible las sombras y luces dentro de esta ambientación de terror consiguiendo aquí sí un resultado bastante aceptable dentro de las limitaciones de un estudio pequeño que consiguió financiar su juego a través de Kickstarter.

Con una duración de unas 2 a 3 horas en una partida normal, el juego puede lograr alargar su duración un par de horas más si intentamos recoger todos los objetos propios de la cultura vikinga que vamos encontrando en los escenarios y que harán las veces de coleccionables. A estos objetos, se suman diversas notas y textos que servirán para ir rellenando los huecos que la narración va a ir dejando y que serán fundamentales para entender la auténtica naturaleza del mundo que nos rodea y por último comprender bien que se nos quiere contar, desgraciadamente ni recogiendo todos los textos el juego consigue establecer una narración demasiado coherente cruzando de forma inconexa relatos de la desgarradora vida de los protagonistas y el relato mitológico que se nos quiere contar.

En su apartado sonoro es donde quizás el título logre sus mayores resultados ya que, los efectos de las pisadas y de la naturaleza que nos rodea consiguen que nos adentremos un poco más en la experiencia, sin duda es recomendable jugarlo con auriculares si se le quiere dar un plus de intensidad a un juego que, por otro lado, la necesita.

En conclusión, Through de Woods no consigue ser la experiencia terrorífica que se propone y se queda en tan solo una aventura narrativa ambientada en una atmósfera oscura que, por otro lado, infrautiliza su elección de las figuras mitológicas escandinavas como elementos terroríficos y no consigue la empatía necesaria por parte del jugador para con Karen y su hijo, por lo tanto solo si eres un fanático de los walking simulator y tienes un par de horas libres se te puede recomendar acercarte a este título que solo tiene de especial la elección de su trasfondo, por lo demás, prescindible.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…