video-juegos-y-sexismo-un-tema-que-busca-solucion

Desde los principios de los video juegos el sexismo ha estado presente en la industria del entretenimiento electrónico por excelencia. Como experiencia personal resultaba extraño ir a los fichines y ver una mujer jugando. Por lo general si había alguna, solo jugaban al wonder boy, o a algún jueguito de esos que un gamer hecho y derecho no consideraba “hardcore”. Sí señor, el gamer de ley jugaba final fight, double dragon street fighter y todos esos juegos que destilaban testosterona.

En realidad, tal vez haya habido mujeres que deseaban jugar estos juegos pero la verdad es que aunque suene un poco exagerado, era, para éstas, meterse en un territorio hostil. Cualquier mujer que osaba acercarse a un juego de peleas, digamos un street fighter, era presa de todas las miradas masculinas. Algunas incrédulas, algunas inquisitivas, la cosa es que para nosotros, una mujer jugando street fighter era algo “fuera de lo común” y como siempre, las cosas fuera de lo común no son bien recibidas por la mayoría de las personas. Tal es así, que con nuestras actitudes conservadoras ahuyentamos a cualquier mujer que haya tenido algún interés por estos juegos “de machos”. Incluso muchos llegaban a pensar que una mujer no era capaz de jugar correctamente estos juegos y lo único que podían hacer era presionar todos los botones como si tuvieran un ataque de epilepsia; lo cual es ridículo. Un par de testículos entre las piernas no es condición sine qua non para jugar correctamente un juego.

Y así, crecí con la creencia de que, “los video juegos son cosas de hombres”. Bueno, nada más alejado de la realidad. Lamentablemente la industria también lo vio y ve así, y a día de hoy la mujer sigue teniendo un papel lamentable en los juegos y la industria, salvo contadas y honradas excepciones.

La cosificación de la mujer es uno de los problemas más grandes que veo en la industria. Es un problema que no es nuevo y persiste a pesar de que en la actualidad el 48% de los gamers son mujeres. (fuente: publimetro)

Pensemos por ejemplo en un icono de los video juegos; Lara Croft. Cualquier gamer que se precie de tal, conoce a esta heroína que hizo su debut en 1996 con el primer Tomb Raider. Ahora, hagamos memoria de su imagen. Le dejo una foto para recordarlo:

TR1

MGSVheman

Claramente otro ejemplo de la cosificación femenina y el estereotipo de mujer fatal.

¿Cuántos años separan estos dos ejemplos? Nada más ni nada menos que 19. A lo largo de casi dos décadas, el público femenino ha crecido de forma astronómica, pero a la industria parece no importarle mucho y sigue sacando estas cosas que pueden resultar bastante ofensivas.

El año que acabamos de dejar atrás ha dejado muchísimo material para revisar acerca del sexismo en los video juegos. Veamos:

Comencemos por este comercial de PS4.

En el comercial aparece una “doctora” muy sexy haciendo un juego de palabras con la masturbación. El comercial luego la muestra jugando a la PSvita, dejando en claro la funcionalidad que tiene este dispositivo con la PS4 (similar a la wiiU) y cierra con un “This is for the players”

Me gustaría saber a qué jugadores hace referencia el aviso. No solo es insultante para las mujeres, nuevamente cosificadas, sino que es insultante para los hombres por igual, en donde somos tildados de onanistas empedernidos. Una sola palabra para este comercial, FAIL.

Quien desee ver el articulo original, dejo el link:

Tengan en cuenta que está en ingles.

Otro caso de sexismo en los video juegos es de Alanah Pearce, una periodista Australiana la cual hace videos sobre noticias, reviews, previews, etc.

Durante treinta días se dedico a documentar lo comentarios sexistas que recibía por su apariencia en el canal. La mayoría de los comentarios hacían referencia a sus tetas y dejaban deslizar que quienes escribían solo miraban sus notas para mirarle las tetas y todos salieron a quejarse cuando la periodista decidió cambiar su vestimenta a una que no le marcaba el pecho. Realmente patético. Link a la nota:

Esta periodista también recibió amenazas de violación en su facebook personal a lo que decidió denunciar a los perpetradores con sus madres. Link:

Dejo el caso mas emblemático que nos dejo 2014 para lo último, el escándalo del gamer gate.

Todo comenzó cuando Eron Gjoni acuso a su ex novia, Zoe Quinn, una desarrolladora de video juegos independientes, de haberlo engañado con gente relacionada a la industria de video juegos, incluso periodistas.

Aquel texto de novio despechado desató una campaña de acoso contra Quinn orquestada desde rincones oscuros de webs como Reddit y 4Chan. Se hicieron públicos sus datos personales y fotos íntimas y recibió amenazas de violación y muerte. También fue acusada de tener sexo con varios periodistas para que hablasen bien de su juego en desarrollo, lo cual resultó ser falso.

En este momento Anita Sarkeesian, una activista feminista, publica un video sobre la representación de la mujer en los video juegos y todos se volvieron contra ella.

La periodista se tuvo que ir de la casa tras recibir varias amenazas de muerte.

Luego la locura llego a niveles estratosféricos cuando la periodista Leigh Alexander publico una nota titulada Gamers dont have to be your audience. Gamers are over en gamasutra lo cual cayo muy mal en el núcleo duro de los jugadores.

Todo culmino a mediados de Octubre con una amenaza de tiroteo en una universidad del estado de Utah, dado que Anita Sarkeesian concurriría a dar una conferencia sobre el rol de la mujer en los videojuegos. Si desean mas información la pueden encontrar en este link:

No nos olvidemos tampoco de la humillación que tuvo que padecer la pobre Jade Raymond en 2007, que padeció tanto por parte de Ubisoft como por parte del idiota que hizo un comic porno con ella, satirizando el hecho que la compañía gala utilizaba su belleza para promocionar Assassins Creed. Link:

Todo esto habla muy mal de los gamers pero también de la sociedad en su totalidad. Demuestra lo cerrados y primitivos que podemos ser por momentos y cómo podemos convertir algo tan banal como un juego en algo que termina con amenazas de muerte.

¿Se puede revertir esto? Claro que sí, pero el cambio tiene que salir tanto de los desarrolladores como de los jugadores por igual. Como mencione antes la demografía del gamer cambio y hoy somos casi tantos hombres como mujeres jugando, pero a la industria parece no importarle. Y si a la industria le importara ¿cómo sería ese cambio recibido por los jugadores? Por todo lo que acabo de exponer, me atrevo a decir que no muy bien. . Se imaginan como termino eso. Creo que desde ese momento aprendí que a la mujer también le gustan los juegos con tiros, explosiones, monstruos, puzzles y demás yerbas.

Quiero agradecer a ella especialmente quien me ha ayudado con este y muchos otros artículos, haciendo las veces de editora y critica, jugando para hacer footages cuando yo no puedo o simplemente permaneciendo a mi lado cuando, luego de una larga jornada de trabajo y facultad, me tengo que sentar a jugar un juego para su análisis.

Espero que esta nota sirva para la reflexión, para que nos demos cuenta el rol que tuvo y tiene la mujer en los video juegos y que juntos podamos lograr un cambio, para que esta industria que amamos deje de lado de una vez los viejos vicios y se vuelva más grande que nunca.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…