Wolfenstein 2: The New Colossus – Análisis

Ante unas semanas cargadas de declaraciones de que los juegos de un jugador están muriendo y que la industria se está encaminando a la inclusión de multijugadores sin sentido o la inclusión de micro pagos en juegos AAA pagos, vienen varias empresas y te demuestran que esto está lejos y que aún existe el gusto por los juegos con buenas historias y/o incluso con jugabilidad clásica. Bethesda es una de ellas que aposto a 2 empresas desarrolladoras para sacar 2 grandes juegos en el mismo mes. La primera fue Tango Gameworks con The Evil Within 2, el cual ya hemos dejado nuestro análisis en la página y la otra es MachineGames que desarrolló Wolfenstein 2: The New Colossus, secuela de Wolfenstein: The New Order, que llega para ofrecernos un FPS distinto ante la saturación de los Call of Duty y los Battlefields. Cabe recordar que en el medio, MachineGames nos ofreció The Old Blood, que actuaba como precuela de los sucesos de The New Order.

 

Si no has jugado Wolfenstein: The New Order, primero, deberías jugarlo porque vale la pena, y segundo, evitar las siguientes líneas porque tiene algo de spoilers de ese juego.

Wolfenstein 2: The New Colossus empieza inmediatamente donde nos dejó Wolfenstein: The New Order. Si no estás muy fresco con esos sucesos, al inicio del juego, se nos ofrece un “Previously on Wolfenstein” que nos cuenta de forma muy resumida, los hechos acontecidos en The New Order. Incluso en dicho resumen debemos volver a elegir a quien de 2 de los compañeros de lucha salvaremos del Dr. Calavera.

En esta entrega, el cuerpo de B.J. Blazkowicz (B.J para los amigos o Terror Billy como lo llaman los nazis por su brutalidad en contra de su ejército) está a punto de sucumbir pero aparecen su amada Anya y sus compañeros de la revolución para rescatarlo y escapar de la guarida del Dr. Calavera (Dr. Wilhem Strasse). Una vez de regreso en la guarida, y haciendo lo posible de mantener con vida a un moribundo Blazkowicz, este queda en una especie de coma por 5 meses. Es el año 1961 y más allá de los esfuerzos de B.J., los nazis siguen teniendo el control del Mundo en este Universo paralelo donde los alemanes ganaron la 2da guerra Mundial. El plan que le queda a B.J. y compañía es unirse a la resistencia de Estados Unidos para poder seguir dándole pelea a los Nazis. Y es donde la guerra nos lleva. A distintas partes de Estados Unidos como a una Manhatan completamente destruida y contaminada radioactivamente como en ciudades donde el terrible Ku Kluz Klan tiene el control estando  aliado con el ejército alemán. Es por eso que ya de por sí al lenguaje sensible que nos tenía acostumbrado The New Order crece y se ve un gran lenguaje discriminatorio ya sea por religión o por el color de la piel. Cuando se lo propone, la historia es muy dura, pero a veces este lenguaje se disfraza un poco con el humor.

 

La historia no nos deja de sorprender con cada misión. Primero por la carga emotiva. Por momentos nos mostrará la terrible infancia del One Man Army Blazkowicz y en su condición de convaleciente lo veremos más vulnerable que nunca en cuanto a lo emocional.

Si bien el Dr Strasse era un gran antagonista, es en la General Frau Engel (la misma de la escena del tren en el primer juego) donde vemos a una antagonista capaz de generar un gran odio hacia su persona por su forma de ser vil, cruel, irónica y de cumplir con su objetivo sin importarle nada salvo la victoria del Fuhrer y su ejército.

 

Pero también tendremos por otro lado un humor que lo generan nuestros compañeros. Porque, la resistencia es un rejunte de personas de distintas personas, cada una con sus historias, sus personalidades y sus problemas. Nos sentimos como si estuviésemos viendo “Bastardos Sin Gloria” por momentos.

La duración de la campaña ronda las 12 horas en una dificultad normal pero que puede elevarse si elegimos las mayores dificultades donde ciertos sectores requerirán mucha destreza, sigilo y paciencia.

 

En un mercado actual donde los shooters no necesitan elementos para recuperar energía y nos curamos en segundos como por arte de magia, MachineGames vuelve a apostar por su sistema con una energía  limitada donde la forma de recuperarnos es agarrando botiquines y reforzarnos con escudo como en toda la saga Wolfenstein y otros FPS Old School. Es por eso, que más allá del tipo duro que parezca B.J. no es indestructible y está lejos de serlo, más con las mayores dificultades donde unos pocos disparos nos pueden matar. Para ayudarnos en este sentido, nuevamente se incluye un sistema de cobertura que podemos aprovechar para defendernos de los disparos y de un sistema de sigilo para poder ser silenciosos y derribar nazis sin generar ruido, y así, no ser detectados. Muchas veces, sobre todo cuando estemos en zonas donde haya comandantes que puedan activar alarmas es donde más vamos a necesitarlo.

Hasta acá la jugabilidad parece no tener agregados de los anteriores juegos e incluso por momentos se siente algo repetitivo pero aun así, uno no se aburre ya que si lo jugamos en bastante difícil, nos hace pensar bastante cómo encarar las batallas después de muerte tras muerte.

 

Tendremos un arsenal interesante que van desde pistolas, escopetas, machine guns hasta las armas más pesadas como un láser capaz de desintegrar a los enemigos con básicamente darles en su cuerpo. Y si el poder destructivo de una escopeta te parece poco, que mejor forma de mutilar nazis (Sí, vas a ver mucha sangre en el juego) con 2 escopetas, 1 en cada mano disparando al mismo tiempo. Aunque la precisión al usar 1 arma en cada mano al mismo tiempo disminuy, aumenta de forma devastadora el daño que podemos generar.

Las armas pueden mejorarse obteniendo Kit de mejoras explorando bien los mapas. Podemos poner un silenciador a la pistola para que el sigilo sea más fácil, aumentar la capacidad de las municiones, ponerle descargas electromagnéticas a las granadas para afectar a los enemigos mecánicos por un breve tiempo, etc.

 

Vuelven las ventajas que se desbloquean depende las acciones que hagamos en el juego. Estas ventajas se dividen en Sigilo, Destrucción y Táctica. Si vamos eliminando enemigos deforma sigilosa, va desbloqueando ventajas para facilitar aún más el sigilo. Es decir, cada objetivo para desbloquear ventajas está directamente relacionado a la forma de jugar que decidimos seguir.

Para no caer en lo repetitivo, a partir de la segunda mitad luego de un giro inesperado de la historia, nuestro ingeniero nos dará una de 3 opciones para mejorar nuestro cuerpo. Un arnés constrictor que hace que nuestro cuerpo pueda pasar por lugares muy estrechos aumentando el sigilo. Otra opción a elegir es una coraza que permitirá derribar puertas que antes no podemos y usar como ataque antes enemigos y por último unos zancos de combate que nos permitirá hacer un salto doble y llegar a lugares que antes no podíamos por la altura. Es una novedad que permite diversificar más nuestra forma de eliminar a los nazis y avanzar en historia.

 

Juguemos como juguemos The New Colossus, vamos a encontrar una IA muy inteligente. Ya sea con el sigilo o durante enfrentamientos, la IA demuestra no hacernos las cosas fáciles ya que no siguen patrones definidos y en combate se siente que si no cuidas todos los francos, donde te puede atacar, te rodean para atacar. Simplemente, una de las mejores virtudes de este juego.

 

El juego nos ofrece más contenido una vez que hayamos terminado con la campaña. Además de poder volver a ciertos lugares y conseguir los coleccionables que nos ofrece el juego como diarios ficticios, bocetos, tarjetas coleccionables, cartas y discos con música reversionada debido a este mundo alterno. Incluso durante el juego nos ofrece jugar al Wolfenstein 3D, a diferencia de The New Order donde revisitábamos ciertos niveles durante los sueños de Blazkowicz, en esta entrega nos ofrece jugarlo entero vía una maquina arcade que se encuentra en el submarino que es nuestra guarida. Tendremos la oportunidad de realizar algunas misiones secundarias con algunos personajes y por último a medida que vamos avanzando por la historia podemos conseguir de los comandantes nazis unos códigos enigma con los que podemos descifrar, al finalizar la historia, las locaciones para cazar a los Ubercommandos, que son los comandantes más fuertes del ejército nazi.

 

El motor gráfico Id Tech 6 reemplaza al antiguo Id Tech 5 que se usó para las anteriores entregas. Se notan las mejoras en el modelado de los personajes en las texturas, y sobre todo en la sangre, y en las partículas cuando desintegramos metales con el láser. El juego corre a 1080P y 60FPS en PS4 que rara vez le notamos caídas considerables y en PS4 Pro con gráficos 4K y un framerate aún más estable.

La banda sonora, es muy fiel a la época y suena como tal. Las voces en inglés son soberbias, sobre todo en las voces de un Blazkowicz que siente que llegó a su límite desde el comienzo del juego. Lo malo es que si ponemos la consola en Latinoamérica, no solo las voces vienen en inglés sino que también el texto y si seteamos la consola con el Español de España, tendremos el texto en español pero con el doblaje hecho en España. No tenemos una posibilidad de configurar por separado los idiomas tanto del audio como del texto, algo que puede restar para nuestra región.

 

Wolfenstein 2: The New Colossus es una de las tantas joyas que tiene este año 2017 que en mi consideración es uno de los mejores de los últimos tiempos. Llega para demostrar que las buenas historias se pueden conseguir aun en los videojuegos y que queremos seguir disfrutándolas, que los juegos no necesitan forzosamente un multijugador. En una industria donde muchas empresas están empleando políticas abusivas y poco amigables para el gamer, este juego, con una rica historia llena de momentos emocionantes, sensibles y sorpresivos,  es muy bien bienvenido y celebrado.

Ingresar
Cargando…
Regístrate!

New membership are not allowed.

Cargando…