Yoku’s Island Express – ¿Cómo no se le había ocurrido a nadie antes?

En esta industria, que hace no muchos años era prácticamente virgen y en la que prácticamente se inventaba un nuevo género por año, cada vez es más complicado innovar. Las ideas se van agotando y muchas veces nos quejamos de que este juego es como aquel otro, o de que nos dan más de lo mismo. Pero hoy estamos de enhorabuena, porque el equipo de Villa Gorilla ha cogido dos géneros que a priori eran incompatibles, como son el pinball y el plataformas con toque metroid para asegurarnos unas cuantas horas de diversión. Que yo sepa es una mezcla que no se había intentado nunca y que yo nunca habría pensado que funcionara tan bien: un pinball con historia.

Nosotros llevaremos a Yoku, un escarabajo pelotero que trabaja para correos y que es destinado a una remota isla para encargarse de repartir la correspondencia. Cuando llega descubre que la isla no pasa por su mejor momento, ya que un monstruo al que llaman “God Eater” ha devorado ya tres cuartos de la isla y se dispone a acabar con ella. Para salvarla tendremos que encontrar a los 3 líderes y reunirlos, sin dejar de repartir el correo por el camino.

Durante el escenario Yoku irá arrastrando su bola, siempre inseparable, y recogiendo piezas de fruta que nos servirán para descubrir caminos alternativos o avanzar en ciertos momentos de la historia. Las frutas son abundantes y si nos entretenemos un momento tendremos de sobra llegado el momento. Los dos géneros, plataforma y pinball, se presentan en el juego de forma separada pero se alimentan el uno del otro, haciendo esta combinación muy placentera. Alternamos momentos de exploración con partidas de pinball totalmente integradas en el escenario sin darnos casi ni cuenta, usando los dos gatillos traseros de nuestro mando para manejar la manilla izquierda y la derecha. El juego es rápido, no hay tiempo para atascarse y siempre tienes un objetivo. No hay división entre fases ni capítulos, lo que hace más difícil decidir cuándo para de jugar.

A la exploración se le suma la adquisición de habilidades conforme avanzas, que nos servirán tanto para descubrir nuevas partes del mapa, de un tamaño considerable por cierto, como para volver atrás y llegar a sitios que antes no podíamos alcanzar. Estas habilidades van desde un matasuegras que te servirá para romper jarrones y coger más piezas de fruta, hasta un pez que nos ayudará a nadar o la de desbloquear un medio de transporte que nos hará el desplazamiento por las isla mucho más sencillo. Eso sí, nuestro querido Yoku no tiene la habilidad de saltar, así que para ir superando las plataformas nos tendremos que ayudar del terreno, de las plataformas de salto y de la física de nuestra querida bola.

Porque esa es uno de los mayores aciertos de Yoku’s Island, la física de la bola. Se nota que el estudio ha dedicado mucho tiempo a esto y no han parado hasta dejarlo perfecto. Un pinball con una bola que no se note pesada y real no gustaría a nadie. Pero es que este realismo nos acompaña también mientras arrastramos la bola por el escenario y se siente realmente bien. Otra de las claves para que el juego fluya de esa forma tan natural es que no podemos morir. Si nos caemos lo máximo que perderemos es el terreno que hemos escalado y en las fases de pinball si se nos cuela la bola sólo nos quitarán unas cuantas frutas de las que vamos recogiendo. Eso es todo, sin pantallas de carga ni letreros de “Game“Over”. Esto puede que a los más exigentes o los que buscan un reto no les guste, pero hace el juego más fluido y asequible para más gente. Yo pienso que es un acierto, el juego nunca pretende ponerte en aprietos ni meterte prisa. Sólo quiere que explores y descubras todos los rincones de la isla a tu ritmo.

Los personajes que nos encontramos por el camino y que van a necesitar nuestra ayuda son seres fantásticos muy bien diseñados pero que no desprenden mucha personalidad. Lo mismo pasa con Yoku, no te vas a encariñar con él en ningún momento ni vas a ir a comprarte la figura de acción en cuanto acabes el juego. En ese aspecto podría haber dado un salto más, aunque no afecta a su principal objetivo, que es divertir.

El estilo gráfico del juego está entre el 2D y el 3D, con una amplia paleta de colores que nos hará nuestro camino más agradable. El juego pretende en todo momento que te sientas bien y te va llevando por distintos paisajes como cascadas, bosques, cuevas o zonas más desérticas sin que nos demos apenas cuenta y sin pantalla de carga alguna. Tendremos en todo momento la capacidad para alejar la cámara y ver lo lejos que estamos de nuestro objetivo y escoger el camino que queremos tomar. También nos sirve para localizar pasajes secretos o coleccionables, porque en la isla unas cuantas cosas que hacer mientras intentamos salvarla. Podemos buscar buzones rojos donde entregar nuestro correo, recolectar semillas o encontrar NPC’s que nos recompensarán con más espacio de inventario o un nuevo aspecto para nuestra bola.

La banda sonora es lo que más me ha decepcionado con diferencia. Es verdad que te hace el juego cómodo y te acompaña de fondo, lo que no quita que lo sienta como una oportunidad perdida para haber hecho una banda sonora pegadiza que estemos repitiendo horas después de acabar la consola. Una pena que no esté al nivel del resto del juego. Por otra parte las conversaciones que mantenemos son mediante sonidos con textos subtitulados. El juego viene completamente traducido al castellano.

Como ya podéis imaginar, he disfrutado bastante este juego y me parece una de las propuestas más originales que han salido este año en el mundo de las plataformas. Yo he jugado en ps4, y está disponible en todas los dispositivos siendo switch quizá uno de los que más se preste para su disfrute. Por un precio reducido me parece una opción ideal para pasar un rato distendido y placentero delante de nuestra consola y divertirnos explorando la isla junto con nuestro escarabajo pelotero. Sin duda un juego que se presta para comenzar una saga de la que yo jugaría sin dudarlo varios títulos más.

Análisis
  • Puntos Positivos

    -Jugabilidad fluida entre los distintos géneros
    - La física de la bola es muy real
    -Gráficamente notable

    • Puntos Negativos

      - Los personajes podrían tener más carisma
      -Banda sonora algo insulsa

      Ingresar
      Cargando…
      Regístrate!

      New membership are not allowed.

      Cargando…